lunes, 28 de octubre de 2013

ALOE VERA PARA PROBLEMAS OCULARES

El gel de aloe vera puede ser un magnífico remedio contra diferentes tipos de infecciones y de problemas oculares. Desde conjuntivitis u orzuelos hasta queratitis se han aliviado durante siglos gracias a esta planta. Aunque también puede servir, simplemente, para ayudarnos a relajar la vista. Además tiene la ventaja de que es mucho más suave para los ojos que otros remedios más conocidos, y su efecto calmante suele ser casi inmediato.

Su acción bactericida, fungicida, cicatrizante y antiinflamatoria, entre otras, convierte al aloe en una elección más que interesante para cuidar los ojos. Además, algunas investigaciones sugieren su posible eficacia a la hora de proteger los ojos de la radiación ultravioleta del sol, o su posible efecto medicinal en los casos de cataratas, degeneración de la retina o problemas en la lente del ojo o en la córnea. Por si esto fuera poco, también nos regala su acción antiarrugas y ligero efecto "lifting" en la piel.

GEL DIRECTO DE LA PLANTA
El mejor gel, sin duda, es el que obtengamos en el momento, directamente de la planta cultivada de forma ecológica (sin ningún tipo de producto químico o tóxico).
Preparación:
Con este fin podemos cortar un trozo de hoja, quitarle las espinas laterales, y partirla longitudinalmente. Después, es importante lavar el gel para que se elimine el acíbar o líquido amarillo que desprende la parte verde de la hoja y que podría ser irritante. Podemos también dejar la hoja en vertical sobre un recipiente unos minutos para que salga el acíbar y luego aclararla con un poco de agua. O extraer el gel y enjuagarlo con la misma finalidad. 

Cómo Utilizarlo:
Una vez hecho esto podemos usar el aloe vera sobre los ojos de diferentes maneras según nuestras preferencias o necesidades:
  1. Aplicando directamente la hoja sobre los párpados cerrados, la parte del gel debe ser la que esté en contacto con la piel. Se puede dejar así unos minutos o hasta una hora. 
  2. Pasando la hoja sobre los párpados cerrados cada pocos minutos, a medida que el gel se vaya secando, reaplicamos el aloe, seguimos así durante unos minutos o hasta una hora.
  3. Usar el gel directamente sobre los párpados cerrados a modo de colirio, bien puro, bien mezclado con un poco de infusión de plantas como manzanilla o eufrasia. No es necesario abrir los ojos pues el gel ya se filtrará a través de la comisura de los ojos.
  4. A modo de colirio en el ojo, bien solo, bien mezclado con un poco de infusión. Podemos batir el gel para que sea más fácil de aplicar, una vez preparado guardar en la nevera y utilizar a lo largo del día.
  5. Sobre una gasa humedecida ligeramente en agua o infusión de plantas, echar el gel del aloe y después extenderla sobre los párpados cerrados.
Se puede repetir la aplicación según necesidad. Es mejor usar gel fresco recién recogido o cortado
el mismo día.

Debemos lavar bien la hoja de aloe antes de su uso, y todos los elementos que vayan a estar en contacto con el ojo deben estar bien limpios o esterilizados, según proceda. 

El gel puede quedar un poco seco sobre los párpados,  para eliminarlo si esto resulta molesto, bastará aclararlos con un poco de agua limpia o infusión,  o pasarse sobre los mismos un paño suave humedecido con lo mismo.

Tampoco debemos olvidar su uso interno consumido como suplemento natural, que en algunos casos puede convertirlo en un complemento muy adecuado al uso externo.

Este gel es un excelente remedio natural que merece la pena tener en cuenta cuando queramos cuidar nuestros ojos. Una vez se prueba, hay muchas posibilidades de que se convierta en nuestro remedio preferido gracias a sus características excepcionales.

IMPORTANTE: ESTA INFORMACIÓN ES SÓLO CON FINALIDAD EDUCATIVA, EN NINGÚN CASO ES, O SUSTITUYE, LA CONSULTA, TRATAMIENTO O DIAGNÓSTICO DEL PROFESIONAL DE LA SALUD COMPETENTE.

Fátima Solé
Naturópata


BIBLIOGRAFÍA
Aloe Vera, Silvia Canevaro, Tikal Ediciones.
Aloe Vera, Deanne Tenney, Woodland Publishing, 1997.


OTROS ARTÍCULOS QUE QUIZÁ TE PUEDAN INTERESAR:
Aloe Vera Para Mejorar el Estado de Animo
Verdolaga, el Superalimento Medicinal Olvidado (planta que tradicionalmente se ha aplicado como colirio o cataplasma ocular).
Arcilla Medicinal de Uso Externo: Cómo Utilizarla (la arcilla se ha utilizado desde la antigüedad  para cuidar los ojos).

"Imagen de aloe vera por cortesía de markuso / FreeDigitalPhotos.net"

viernes, 20 de septiembre de 2013

CÓMO HACER BÁLSAMO DE VAINILLA PARA LABIOS, MANOS Y CUERPO

Añadir vainilla a nuestros productos de cosmética natural no es sólo una cuestión de aroma. La vainilla tiene una importante acción antioxidante, además de antifúngica y antimicrobiana, y si a esto le añadimos sus propiedades calmantes, antiespasmódicas, y la influencia que ejerce su aroma sobre nuestras emociones ya que eleva el estado de ánimo, puede ser un ingrediente magnífico a tener en cuenta cuando preparemos cremas o lociones.

En otra entrada del blog os explicaba cómo hacer un perfume de vainilla con base de aceite vegetal. En este caso, veremos cómo podemos sacarle partido a ese macerado convirtiéndolo en un bálsamo muy hidratante y reparador que nos puede servir tanto para labios, manos o cuerpo.

INGREDIENTES PARA EL BÁLSAMO
  • Aceite de vainilla (más abajo explico cómo hacerlo)*
  • Manteca de karité 
  • Aceites esenciales (opcional)
Preparación:
  1. Poner al baño María la misma cantidad de aceite de vainilla y de manteca de karité (por ejemplo 25 ml. de cada).
  2. Remover hasta que todo esté bien mezclado y diluido, pasar inmediatamente al envase definitivo.
  3. Opcional: Añadir los aceites esenciales, entre 1 y 4 gotas de aceite esencial por cada 10 ml. de bálsamo. Algunos como el de lavanda o manzanilla son especialmente suaves para la piel, y por su acción calmante y cicatrizante se pueden considerar una magnífica opción.
  4. Dejar enfriar con el envase abierto. Una vez se ha enfriado y solidificado, guardar bien cerrado. Este bálsamo tiene una textura de crema ligera que se absorbe rápido, un aroma delicioso, y es muy agradable y fácil de extender en la piel.
*Preparación del Aceite de Vainilla
El aceite de vainilla se prepara macerando una vaina de vainilla de aproximadamente unos 4 gramos
(en trozos pequeños que a su vez cortaremos longitudinalmente) en 45 ml. de un aceite muy hidratante y con poco aroma como puede ser el de almendras dulces. Lo dejaremos en un lugar cálido, como la cocina, de 4 a 6 semanas, removiéndolo a diario. Después sólo hay que filtrarlo y ya está listo para hacer el bálsamo. La vaina de vainilla se puede reutilizar varias veces más.

El aceite de vainilla es un elemento muy versátil al que le podemos sacar partido de muchas maneras, este bálsamo es sólo una sugerencia en línea con mis preferencias de usar los mínimos ingredientes posibles. ¡Felices momentos aromáticos con vainilla!

Fátima Solé
Naturópata


REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
Especias, Delicias Exóticas, Jordi García, Fundación Intermón Oxfam, 2007.
Antioxidant Properties of Spices, Herbs and Other Sources, Denys J. Charles, Springer, 2013.


jueves, 19 de septiembre de 2013

CÓMO HACER PERFUME DE VAINILLA (opción sin alcohol)

Ya hemos visto cómo podemos hacer un agua de colonia de vainilla, pero quienes prefieran un perfume sin alcohol tienen la opción de realizarlo de forma 100% natural macerando la vainilla en aceite. De este modo se obtiene un aceite con un delicado aroma a vainilla, que nos sirve tanto como perfume, aceite para masaje, o base para multitud de preparados.

En este artículo veremos cómo preparar ese perfume con base de aceite vegetal, y una segunda opción añadiendo alcohol al perfume. Al añadir alcohol, lo que conseguimos es una textura menos grasa que se absorbe mejor por la piel.

LA VAINILLA EN AROMATERAPIA
La vainilla ejerce una sutil a la vez que importante acción sobre nuestras emociones, por lo que creando nuestros propios perfumes naturales podemos además beneficiarnos de su influencia aromática. Estas son algunas de las propiedades que se le atribuyen:
  • Antidepresiva, mejora el estado de ánimo.
  • Calmante, ayuda a relajarnos cuando estamos estresados o ansiosos.
  • Afrodisíaca.
  • Mejora la calidad del sueño.
  • Reconfortante.
  • Favorece nuestra conexión con la Madre Tierra, con el aquí y el ahora.
  • También posee una acción repelente de insectos como los mosquitos.

PERFUME CON ACEITE VEGETAL
Ingredientes:
  • 45 ml. de un aceite vegetal con poco aroma como el de jojoba o el de almendras.
  • 1 vaina de vainilla de unos 4 gramos aproximadamente. Cuanta más vainilla echemos, más intenso será el aroma.
Preparación:
  1. Cortar la vainilla en trozos de un centímetro y partir a su vez longitudinalmente estos trozos.
  2. Introducir la vainilla en un envase de unos 50 ml., rellenar el envase con el aceite vegetal.
  3. Dejar macerar entre 4 y 6 semanas en un lugar cálido, por ejemplo un estante de la cocina, agitando periódicamente.
  4. Filtrar y usar a modo de perfume. Son ideales los envases roll-on para aplicar este tipo de macerados, con ellos se pueden dar toques detrás de las orejas, en las muñecas... etc.
Opcional: Tenemos la posibilidad de añadir aceites esenciales al perfume de vainilla. En ese caso, deberemos dejarlo macerando un mínimo de entre 3 y 15 días, removiendo a diario, para que asiente el aroma. Sugerencia: Una o dos gotas de absoluto de jazmín o de rosa le darán un toque muy sensual y exquisito.

PERFUME CON ACEITE VEGETAL Y ALCOHOL
Ingredientes:
  • Aceite de vainilla (el que hemos explicado arriba)
  • 45 ml.de vodka
  • 1 vaina de vainilla de unos 3 gramos.
Preparación:
  1. Cortar la vainilla en trozos de un centímetro y partir a su vez longitudinalmente estos trozos.
  2. Introducir la vainilla en un envase de unos 50 ml., rellenar el envase con el vodka.
  3. Dejar macerar entre 4 y 6 semanas en un lugar oscuro, agitando periódicamente.
  4. Filtrar y echar en una botella en la que añadiremos la misma cantidad de aceite de vainilla que de alcohol de vainilla. Agitar bien.
  5. Dejar macerar un mínimo de entre 3 y 15 días en un lugar oscuro, removiendo periódicamente. Una vez listo habrá que agitarlo siempre bien antes de su aplicación.
Opcional: podemos añadir aceites esenciales, hay que proceder de la misma forma que hemos explicado para el perfume en aceite.

Ahora sólo queda ¡disfrutar de nuestros preparados aromáticos con vainilla!

Fátima Solé
Naturópata

miércoles, 18 de septiembre de 2013

CÓMO HACER AGUA DE COLONIA DE VAINILLA


Preparar nuestra propia agua de colonia de vainilla es mucho más fácil de lo que podría parecer, y muy gratificante. Sobre todo si tenemos en cuenta que aproximadamente el 97% de los productos del mercado que dicen llevar vainilla, tanto cosméticos como alimentarios, lo que llevan son aromas sintetizados de otras materias más baratas. Detrás de la etiqueta "aroma natural" pocas veces está el producto natural de verdad. Y eso sin mencionar algunas sustancias como los ftalatos, entre otras, que actúan como disruptores endocrinos en el organismo, con las que "aderezan" muchos perfumes y aguas de colonia.

PROPIEDADES DE LA VAINILLA EN AROMATERAPIA
Por otro lado, la vainilla ejerce una sutil a la vez que importante acción sobre nuestras emociones, por lo que creando nuestros propios perfumes naturales podemos además beneficiarnos de su influencia aromática. Estas son algunas de las propiedades que se le atribuyen:
  • Antidepresiva, mejora el estado de ánimo.
  • Calmante, ayuda a relajarnos cuando estamos estresados o ansiosos.
  • Afrodisíaca.
  • Mejora la calidad del sueño.
  • Reconfortante.
  • Favorece nuestra conexión con la Madre Tierra, con el aquí y el ahora.
  • También posee una acción repelente de insectos como los mosquitos.

INGREDIENTES
  • 1 vaina de vainilla de unos 3 gramos
  • 45 ml. de vodka
  • Agua (destilada, de manantial, mineral, filtrada...)
  • Glicerina vegetal, o un aceite vegetal como jojoba o almendras, media cucharadita por cada 50 ml. de agua de colonia aproximadamente (opcional)
  • Aceites esenciales (opcional)

PREPARACIÓN DEL EXTRACTO DE VAINILLA
  1. Cortar la vaina de vainilla en trozos pequeños de 1 cm. de longitud más o menos. Cortar a su vez los trozos longitudinalmente.
  2. Introducir la vainilla en una botella de 50 ml. y cubrirla con los 45 ml. de vodka.
  3. Agitar bien y guardar en un lugar oscuro, entre 4 y 6 semanas, removiendo periódicamente.
  4. Filtrar.
Importante: la vaina de vainilla puede reutilizarse varias veces más hasta que notemos que ha perdido el aroma.

Este extracto se puede agregar así directamente como nota aromática en nuestros preparados de cosmética natural, añadido en gotas o en pequeñas cantidades. La vainilla complementa muy bien otros aromas a la vez que ayuda a fijarlos.

PREPARACIÓN DEL AGUA DE COLONIA
  1. Mezclar el extracto con la misma cantidad de agua. Por ejemplo, 40 ml. de macerado de vainilla con 40 ml. de agua. Agitar bien.
  2. Dejar macerando en un lugar oscuro un mínimo de 3 días, agitando a diario.
  3. Opcional: podemos añadir aceites esenciales para darle un toque aromático personal. Por ejemplo: por 50 ml. de agua de colonia un toque de azahar, jazmín, rosa...con 1 ó 2 gotas del mismo.
  4. Opcional: para ayudar a fijar el aroma podemos añadir al agua de colonia glicerina vegetal o un aceite vegetal como el de jojoba o almendras, la medida aproximada será de media cucharadita por cada 50 ml. de agua de colonia.
A LA HORA DE USARLA
Hay que acordarse de agitar bien el agua de colonia antes de su aplicación. Guardar preferentemente en envase de cristal oscuro o en un lugar alejado de la luz directa.

CURIOSIDADES SOBRE LAS CUALIDADES MEDICINALES DE LA VAINILLA
La vainilla ha sido conocida desde la antigüedad no sólo por su magnífico sabor y aroma, sino también por sus propiedades medicinales, algunas de las cuales han sido documentadas por la ciencia actual como: antiespasmódica, afrodisíaca, balsámica, calmante, emenagoga, febrífuga, antifúngica y antimicrobiana. 

Dentro de los usos tradicionales que se le ha dado a lo largo de la historia y en diferentes culturas, como medicinal contra ciertas dolencias, tenemos: reumatismo, fiebre, impotencia, problemas de estómago, antídoto contra envenenamientos, congestión, dolor muscular y articular, diurética, carminativa, estimulante del apetito, emenagoga, o para aumentar la energía del sistema muscular.

Así pues, vemos que las opciones que nos ofrece esta maravillosa especia son múltiples. De momento, podemos comenzar disfrutando de una colonia con aroma a vainilla de verdad, toda una exquisitez difícil de encontrar en el mercado.

Fátima Solé
Naturópata

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
Antioxidant Properties of Spices, Herbs and Other Sources, Denys J. Charles, Springer, 2013.
Rococo: Mastering the Art of Chocolate, Chantal Coady, W&N, 2012.
Native Orchids of North America North of Mexico, Donovan Stewart Correll, Stanford University Press, December1978.
Daily Aromatherapy:Transforming the Seasons of Your Life with Essential Oils, Ruah Bull, Joni Keim, North Atlantic Books, 2008.
The Aromatherapy Encyclopedia: A Concise Guide to Over 385 Plant Oils, Carol Schiller, David Schiller,  Basic Health Publications, 2008.
Gattefosse's Aromatherapy: the First Book on Aromatherapy, Rene Maurice Gattefosse,  edited Robert B. Tisserand, 1995.

lunes, 9 de septiembre de 2013

TAPPING: Algunos Recursos Para Aprender a Utilizarlo

Las técnicas energéticas conocidas como Tapping, son un método que a menudo suele dar muy buenos resultados en tiempo relativamente corto. Se utilizan para trabajar todo tipo de desequilibrios emocionales, o simplemente, como técnicas de relajación. Una de las más conocidas por su sencillez y eficacia es EFT (Emotional Freedom Technique), y es en la que nos basaremos aquí.

Funcionan percutiendo con los dedos sobre diferentes puntos de los meridianos energéticos mientras nos enfocamos en el problema que queremos abordar. El sistema puede parecer muy raro y simple, pero los testimonios de miles de personas y de profesionales en todo el mundo que están logrando excelentes resultados con el tapping, hacen que pueda ser una opción a tener en cuenta para quienes tengan la mente abierta y quieran experimentar otros enfoques.

Aunque  en algunos casos puede ser recomendable usar la técnica con la ayuda de un profesional, no siempre es necesario, y mucha gente comprueba como aprendiendo a utilizar el tapping por sí mismos y practicándolo con un mínimo de persistencia, pueden lograr a veces resultados magníficos y aparentemente inexplicables.

En esta entrada del blog he querido recopilar algunos recursos útiles para aprender a utilizar EFT, pensando en facilitar el camino a quienes quieran darle una oportunidad. Iré añadiendo recursos a esta entrada a medida que vaya publicando nuevos contenidos.

Manual Oficial de EFT

Podéis descargar desde el siguiente enlace de forma gratuita el Manual oficial. En él, Gary Craig nos explica con todo lujo de detalles qué es esta técnica, todo el protocolo, diferentes formas de usarla... etc. Muy recomendable para quienes quieran ir más allá de aprender el método básico:




Vídeo de Introducción para Aprender Tapping

En este vídeo os resumo qué esta técnica, cómo surgió, y en qué consiste. En él podéis aprender el protocolo básico de EFT.




Vídeo para Trabajar Adicciones con el Tapping

Aunque en el tapping se utiliza siempre el mismo protocolo o secuencia, es muy importante el enfoque que utilicemos. En este vídeo os explico cómo enfocar la sesión cuando queremos trabajar diferentes tipos de adicciones como a la comida, tabaco... etc.




Vídeo para Trabajar Fobias con el Tapping

En este caso os explico las diferentes formas cómo podemos enfocar la sesión de tapping cuando queremos abordar el problema de las fobias.



Manual para Trabajar Fobias con el Tapping

Os dejo un pequeño manual en pdf, regalo de este blog, a modo de orientación para aprender a enfocar la sesión de tapping cuando queremos abordar el problema de las fobias. Podéis descargarlo a través del siguiente enlace, veréis la opción de descarga en la parte superior derecha de la página donde se os abrirá el documento:

MANUAL TAPPING Y FOBIAS 


sábado, 17 de agosto de 2013

CÓMO HACER AGUA DE COLONIA FRESCA, ENERGIZANTE, SEDANTE Y AHUYENTA INSECTOS

Podemos aprovechar las maravillosas virtudes de la aromaterapia para crear un agua de colonia con muchas cualidades, además de las evidentemente aromáticas. Os dejo una propuesta que podéis adaptar a vuestras preferencias personales, y también una versión con un aroma más masculino.

El resultado es un agua con un olor muy refrescante, ideal para el buen tiempo, magnífica para aplicar con un espray, y por los aromas que vamos a echar, una estupenda opción para ayudarnos a sentir ese toque de alegría y de energía, pero a la vez sendante y que aporta tranquilidad y equilibrio, excelente para utilizar después de la ducha. Un agua de colonia con un valor añadido, ya que por sus ingredientes nos ayuda a mantener alejados a diversos tipos de insectos, entre ellos a los mosquitos.



INGREDIENTES
30 ml. de agua (mineral, de manantial, destilada, hidrolato...)
15 ml. de vodka
30 gotas de aceite esencial de lavanda
20 gotas de aceite esencial de naranjo amargo o petit-grain (hojas)
5 gotas de aceite esencial de geranio
3 gotas de aceite esencial de verbena
1/2 cucharadita de glicerina vegetal o de un aceite vegetal como el de almendras o el de jojoba. Estas sustancias nos ayudan a que el producto final mantenga una cualidad hidratante que sirve para prevenir sequedad en la piel cuando se aplica, y a la vez ayuda a fijar los olores por más tiempo.

PREPARACIÓN
  • En un envase, preferentemente de 50 ml. de cristal oscuro, echaremos el agua, el vodka y la glicerina. Agitamos bien. 
  • Añadimos entonces los aceites esenciales. Cerramos y agitamos. 
  • Lo dejamos macerar un mínimo de 3 días, mejor si son 15, agitando a diario. Cuanto más tiempo esté macerando, más asentado estará el aroma. 
  • Después pasamos al envase de espray que es mejor que sea de cristal oscuro. Guardar bien cerrado en un lugar alejado de fuentes de calor y de la luz. Puede mantenerse en buen estado desde varios meses a varios años, dependerá de las condiciones de conservación.

MODO DE EMPLEO
Es muy importante agitar bien antes de cada uso, debemos tener esto muy en cuenta pues se trata de un producto natural que no funciona como las colonias comerciales. La apariencia turbia del agua es normal. También tendremos cuidado con la ropa pues podría mancharla. Se puede pulverizar directamente sobre la piel, o aplicar unas gotas en diversos sitios como muñecas, tobillos, detrás de las orejas, etc.

Hay que tener cuidado de que no entre en contacto con los ojos, si esto ocurriera es mejor lavar el ojo inmediatamente con un aceite vegetal como el de oliva.


La duración del aroma sobre la piel dependerá de muchos factores, pero en general los aromas naturales se mantienen activos menos tiempo que los artificiales, por lo que habrá que reaplicar el producto con más frecuencia.

VERSIÓN PARA HOMBRE
30 ml. de agua (mineral, de manantial, destilada...)
15 ml. de vodka
10 gotas de aceite esencial de lavanda
10 gotas de aceite esencial de romero
10 gotas de aceite esencial de cedro
8 gotas de aceite esencial de naranjo amargo o petit-grain (hojas)
1 gota de aceite esencial de verbena
1/2 cucharadita de glicerina vegetal o de un aceite vegetal como el de almendras o el de jojoba.

PRECAUCIÓN NIÑOS Y EMBARAZADAS
Este agua de colonia no es apta para niños pequeños, en ese caso podéis consultar el artículo en el que explico cómo hacer perfumes donde tenéis alguna orientación sobre qué aromas y método de preparación son los más adecuados.
En cuanto a las mujeres embarazadas deben tener muchas precauciones con los aceites esenciales por lo que es imprescindible que consulten con un profesional de la salud antes de usarlos.

TRUCO
Este agua de colonia puede utilizarse también a modo de ambientador, aportará un agradable aroma a la vez que ahuyenta insectos.

LA CALIDAD DE LOS ACEITES ESENCIALES
Es importante adquirir aceites esenciales de la máxima calidad, 100% puros, y extraídos por destilación de vapor de agua y a poder ser, ecológicos.

ENLACES
Aquí tenéis el enlace al artículo donde explico varios métodos básicos para crear nuestros propios perfumes y aguas de colonia: 
http://laboticaescondida.blogspot.com.es/2012/08/haz-tus-propios-perfumes-y-colonias.html

SI NO QUERÉIS USAR ALCOHOL
Quienes no quieran utilizar alcohol en su agua de colonia, pueden hacer una versión sin alcohol, sustituyendo el vodka por más agua. En este caso daría mejor resultado si como base empleamos un hidrolato de lavanda, por ejemplo, pero también puede ser agua. Sin embargo, este preparado se conservará mucho menos tiempo en buenas condiciones, por lo que es mejor hacer poca cantidad cada vez.

Es muy probable que en cuanto empecéis a crear vuestras propias fragancias ya no queráis más perfumes comerciales cargados de aromas artificiales y de sustancias tóxicas. Además de evitar alergias y exposición a sustancias nocivas, el proceso creativo que implica hacer nuestros perfumes y colonias naturales es muy satisfactorio y nos ofrece infinitas posibilidades.

Fátima Solé
Naturópata

martes, 11 de junio de 2013

CÓMO HACER VINAGRE DE DIENTE DE LEÓN

El diente de león (taraxacum officinale) es una humilde planta que esconde excelentes propiedades nutricionales y medicinales, aunque la ignorancia hace que muchos la consideren una mala hierba, perdiéndose todo un regalo que la naturaleza nos ofrece de forma gratuita.

Es muy rico en minerales como calcio, potasio, magnesio o hierro, y vitaminas como A, C, D, o B. Conocido desde la antigüedad como desintoxicante y descongestionante hepático, diurético, depurativo, laxante suave, tónico, ligeramente aperitivo, o útil en los problemas de piel, entre infinidad de usos más. Muchos diuréticos ocasionan pérdida de potasio, algo que no ocurre con el diente de león, pues su riqueza en este mineral ayuda a reponer las posibles pérdidas. Además cada vez hay más estudios que apuntan a su posible valor como anticancerígeno.

Quizás lo hayas visto en tu tienda local de productos orgánicos, o tienes la suerte de poder recogerlo directamente del campo. Tiene un sabor amargo, por lo que a veces, si tenemos mucha cantidad en casa no sabemos muy bien qué hacer con él.

Aquí tenéis una idea para aprovechar el diente de león complementando sus magníficas propiedades con las del vinagre de manzana que actúa a la vez de conservante. Con este vinagre podemos aliñar cualquier plato que nos apetezca, le aportará nutrientes, valor depurativo, diurético y remineralizante, entre otros.

INGREDIENTES
  • Diente de león, planta fresca, cualquier parte, aunque también puede ser planta seca.
  • Vinagre de manzana
Altamente recomendado que sean orgánicos, para evitar residuos de plaguicidas. Si la planta se recoge de huertos o del campo, asegurarse de que no ha sido expuesta a contaminantes, y evitar las que crecen cerca de carreteras, `pues las emisiones de los vehículos dejan metales pesados sobre la vegetación.

PREPARACIÓN
  • En el caso de planta fresca, lavar bien, secar con un paño limpio. Se puede usar la planta entera, la parte que tengamos a mano, tanto hojas, flores y/o raíces. 
  • Cortar e introducir en un envase de cristal que cierre hermético. Llenar con la planta hasta arriba apretando moderadamente. Si usamos planta seca llenar sólo una cuarta parte del envase. Cubrir con vinagre de manzana. Cerrar bien. Evitar tapas metálicas que pueden contaminar el preparado, mejor envases con tapa de cristal.
  • Guardar en un lugar oscuro durante 4 semanas. Remover periódicamente, a diario si puede ser,
    asegurándonos de que la planta queda siempre bien cubierta por el vinagre.
  • Filtrar, introducir el macerado resultante en un envase de cristal y mantener en el refrigerador. puede conservarse en perfectas condiciones un mínimo de 6 meses. Al preparado podemos añadirle opcionalmente unas cucharadas de miel pura a nuestro gusto.
Este macerado se puede hacer con más de una planta, si así lo deseamos. Por ejemplo, la ortiga fresca o seca es un magnífico complemento para mezclar con el diente de león.

USOS DEL VINAGRE DE DIENTE DE LEÓN
  • Se puede echar directamente un chorrito del mismo sobre cualquier alimento a nuestro gusto a modo de aderezo.
  • Mezclar con otros elementos para crear salsas o vinagretas.
  • Tomar como complemento alimenticio, por ejemplo un par de cucharaditas varias veces al día, bien solo o mezclado con agua, infusión, zumo, caldo...
  • Usar externamente para problemas de piel, ya sea puro o diluido, etc.
Os animo a experimentar con estos vinagres ricos en nutrientes y propiedades, que son una forma magnífica de conservar y de aprovechar nuestros alimentos medicinales, las posibilidades que nos ofrecen son muchas.


Fátima Solé
Naturópata

ESTA INFORMACIÓN TIENE SOLO FINALIDAD EDUCATIVA, EN NINGÚN CASO ES O SUSTITUYE LA CONSULTA, TRATAMIENTO O DIAGNÓSTICO DEL PROFESIONAL DE LA SALUD COMPETENTE.

BIBLIOGRAFÍA
Things to Do with Dandelions, The Nerdy Farm Wife's, 2013.
Plantas y Flores Medicinales, Aldo Poletti, Parramon ediciones, 1983.
Nature's Medicine Chest, Reader's Digest, 1997.
Backyard Medicine, Julie Bruton-Seal, Matthew Seal, Merlin Unwin books, 2009.
Vegetarian Times, december 1999.
Wild Fare: Cultivated Recipes for Uncultivated Foods, J. M. LaRoche, HTM Publishing, 2007.
Color on the Land, Journal of a Hobbyist, Irene Luethge, Savage Press, 2005.

Imagen "Leaves of Dandelion" por cortesía de sattva en Freedigitalphotos.net

jueves, 18 de abril de 2013

EXFOLIANTE ANTICELULÍTICO Y REAFIRMANTE DE CAFÉ 100% natural

Con sólo dos ingredientes habituales en nuestra cocina podemos hacer un preparado exfoliante que nada tiene que envidiar a los comerciales.

INGREDIENTES
  • Posos de café.
  • Un aceite vegetal: coco, caléndula, avellana, sésamo.... o cualquier aceite de calidad que se adapte a nuestro tipo de piel.
  • Opcional: aceites esenciales que potencien la acción de la mezcla como el de pomelo, cedro, naranjo amargo, pimienta negra, ciprés, siempreviva, eucalipto azul, enebro o canela. 1 gota de aceite esencial por cada cucharada sopera de exfoliante, si es canela, 1 gota por cada 6 cucharadas soperas (el aceite esencial de canela es dermocaústico, hay que tener mucha precaución al usarlo).
Propiedades del preparado exofiante
Los posos del café siguen conservando una buena parte de sus propiedades antioxidantes, además de otras muchas, que a través de la exfoliación podemos aportar a nuestra piel como:
  • El café de forma externa es uno de los mejores anticelulíticos que se conocen, por algo será que muchos de los productos comerciales con esta finalidad lo llevan.
  • Efecto reductor.
  • Descongestión.
  • Activación de la circulación.
  • Eliminación de toxinas.
  • Tonicidad.
  • Suave acción antiinflamatoria y cicatrizante.
Si a todo esto le añadimos la acción y las propiedades del aceite vegetal escogido, obtenemos un preparado muy completo que hidrata la piel, arrastra toxinas, a la vez que aporta firmeza, tonicidad, sensación de bienestar, y un mejor aspecto que generalmente se verá en pocos días.

PREPARACIÓN
Mezclar los ingredientes hasta obtener una textura cremosa.

APLICACIÓN
Aplicar sobre la piel mojada realizando un suave masaje a conciencia en todo el cuerpo o sobre las zonas que se quieran tratar, bien con las manos, bien con algún guante, cepillo... Enjuagar con agua tibia y proceder a la ducha habitual.

OTRA VISIÓN DE LA CELULITIS
Que nuestra piel goce de un mejor aspecto es algo deseado por todos, sin embargo lo que es y significa para una mujer la celulitis no tiene por qué estar acertado. En su libro Aromaterapia, el poder sanador de los aromas naturales, Enrique Sanz Bascuñana comparte una visión con la que estoy totalmente de acuerdo. 

Según él, la celulitis es la forma que el ser humano ha desarrollado a lo largo de su evolución para acumular reservas energéticas que el organismo puede necesitar en períodos de escasez. Dado que las mujeres somos las que poseemos la capacidad de criar y amamantar a los hijos, tenemos esta cualidad más desarrollada. Comenta que este concepto actual de celulitis igual a enfermedad o problema, está totalmente desconectado de nuestra realidad, y es totalmente diferente a lo que ocurría en culturas anteriores en las que se valoraba como algo positivo y natural en el organismo de la mujer. Tiene sentido, porque sino ¿cómo puede ser que la mayoría de mujeres, independientemente de su dieta o peso, desarrollen celulitis en algún grado a lo largo de su vida?

Evidentemente este tipo de productos sólo pueden ser una ayuda para mejorar el aspecto de nuestra piel, pero estos gestos siempre debemos acompañarlos con unos hábitos de vida saludables. ¡Que disfrutéis de la agradable sensación que deja en el cuerpo este aceite exfoliante!

Fátima Solé
Naturópata

BIBLIOGRAFÍA
Aromaterapia, el poder sanador de los aromas naturales, Enrique Sanz Bascuñana, editorial Hispano Europea, 2011.
Por Una Cosmética Inteligente, Dominique Baudoux, Amyris ediciones, 2010.

domingo, 24 de marzo de 2013

Reseña del libro "Magníficamente Natural con las Nueces de Lavado"

Con esta reseña comienzo una nueva sección en el blog, en la que de vez en cuando revisaré algún libro que me haya gustado especialmente. En este caso se trata del libro "Magníficamente Natural con las Nueces de Lavado" de Carmen Nuñez, bloguera amiga experta en temas de hogar y de cosmética naturales, entre otros. He considerado este libro digno de mención, pues está relacionado con un tema que he tratado en el blog, las nueces de lavado, y creo que puede ser útil para aquellos que ya las usáis o que tenéis intención de hacerlo, teniendo en cuenta además que es difícil encontrar información en profundidad sobre este tema.

En el libro aprenderéis muchísimas formas de sacarles partido a las nueces. Y si ya estáis familiarizados con la decocción que os expliqué en su día en mi blog, encontraréis una gran variedad de recetas para aprovecharla. Desde fórmulas de champús, jabones, limpieza del hogar, detergentes, repelentes de insectos, y mucho más. 

También vais a encontrar un buen número de fórmulas adicionales que no tienen que ver con las nueces de lavado, y que enriquecen mucho el libro al enseñarnos, por ejemplo, alternativas naturales al cloro, o recetas de cremas naturales.

Además, si no estáis muy acostumbrados a usar algunos ingredientes como los aceites vegetales o los aceites esenciales, vais a encontrar orientación sobre los más importantes, incluyendo un listado de los aceites comedogénicos y no comedogénicos, y hasta algunas ideas de embalaje de los productos por si los queremos regalar.

Es un libro asequible, lo encontraréis en amazon, si queréis más información podéis pasaros por el blog de Carmen donde veréis el índice completo para haceros a la idea de todo lo que contiene:

Si sois unos fanáticos de las nueces de lavado y de las soluciones naturales como yo, ¡vais a disfrutar!

Fátima Solé
Naturópata

lunes, 18 de marzo de 2013

MACERADO DE VINAGRE antivírico y fortalecedor de las defensas

Los macerados en vinagre son una magnífica forma de conservar las propiedades de los alimentos y de las plantas aromáticas. Tienen la ventaja de ser mucho más suaves que las tinturas hechas con alcohol de alta graduación, algo que los hace más adecuados para su uso por toda la familia. Además se incorporan fácilmente a la dieta a modo de aderezo en ensaladas, platos de verduras, etc. 

Aquí comparto una de mis recetas favoritas, inspirada en esta de mi admirada Rosemary Gladstar. Combina las excelentes propiedades antivíricas, antibacterianas y antifúngicas de varios alimentos medicinales, así como sus cualidades nutricionales al ser muy ricos en vitaminas, minerales y oligoelementos, entre otras muchas. Y el mismo vinagre de manzana que nos sirve de vehículo para el macerado es riquísimo en propiedades, algo que convierte este tipo de preparados en un básico en nuestras despensas. 

INGREDIENTES
No hay cantidades específicas, pues es totalmente al gusto, los ingredientes pueden variar según lo que cada uno tenga en su despensa y sus preferencias, simplemente hay que llenar un envase hasta arriba con los alimentos escogidos, aquí dejo las cantidades que suelo poner a modo de orientación:

1/2 litro de vinagre de manzana
1 cebolla grande
1 limón grande
un trozo de jengibre
7-9 dientes de ajo
cayena
envase de cristal de 1 litro de capacidad

Pelar la cebolla, el jengibre y los ajos, lavar el limón y cortarlos todos en rodajas finas. Llenar con los ingredientes ya cortados un envase de cristal que podamos cerrar bien, echar la cayena y rellenar hasta arriba con el vinagre de manzana, cerrar bien el envase.

Dejar así durante 4 semanas a temperatura ambiente en un lugar oscuro, agitar cada día y asegurarse de que todos los ingredientes quedan cubiertos por el vinagre para evitar que el preparado se eche a perder. 

Una vez pasadas las 4 semanas filtrar y guardar en un envase bien cerrado en la nevera, puede aguantar perfectamente varios meses. Si lo probáis directamente es probable que os resulte su sabor extremadamente fuerte, pero una vez añadido un chorrito en forma de aderezo sobre los alimentos, queda un sabor exquisito.

Se puede redondear la fórmula una vez filtrado, añadiéndole un poco de miel.

Recomendación: siempre que se pueda utilizar alimentos procedentes de cultivo orgánico o ecológico, para evitar posibles restos de agrotóxicos. Si no fuera posible, entonces el limón lo echaremos sin piel, pues las pieles de los cítricos cultivados de forma convencional suelen estar cargadas de sustancias nada recomendables que no son fáciles de eliminar.

Este tipo de preparados pueden ser un estupendo aliado y han sido empleados tradicionalmente contra virus, para fortalecer las defensas, frente a infecciones, o simplemente cuando notamos que se acerca una gripe o un resfriado. ¡Quien lo prueba, repite!

ESTE ARTÍCULO TIENE SÓLO FINALIDAD EDUCATIVA, EN NINGÚN CASO ES O SUSTITUYE LA CONSULTA, TRATAMIENTO O DIAGNÓSTICO DEL PROFESIONAL DE LA SALUD COMPETENTE.

Enlaces recomendados
Receta de Rosemary Gladstar en la que me inspiré:
http://www.youtube.com/watch?v=JU8U0bDmXks&feature=share&list=PLA9E31CB94B62C9FE 

Fátima Solé
Naturópata








lunes, 11 de febrero de 2013

CÓMO HACER LINIMENTOS NATURALES

Los linimentos son preparados ligeramente untuosos, muy fáciles de hacer en casa, y que por sus características, se han empleado tradicionalmente para aliviar todo tipo de dolores, molestias musculares, dolor de espalda, dolores menstruales, artritis, lumbago, ciática, tendinitis, bronquios cargados y mucho más. Se aplican en fricciones externas, y se absorben rápido, facilitando la acción de sus componentes.

INGREDIENTES BÁSICOS
  • Tintura/alcohol macerado de plantas (p.ej. alcohol de romero)
  • Aceite macerado de plantas (p.ej. aceite de hipérico)

Plantas como el romero, hipérico, jengibre, cayena, árnica, raíz de consuelda, bayas de enebro o caléndula suelen formar parte de estos macerados. Incluir alguna especia "caliente" al preparado como cayena, jengibre o canela, ayuda a potenciar su acción.

Estos ingredientes los podemos hacer nosotros mismos (en el blog tenéis varios artículos que lo explican), o adquirirlos en herbolarios o farmacias. En general los que hagamos nosotros siempre serán de una calidad superior a la mayoría que nos venden, sólo tenemos que mirar las etiquetas para darnos cuenta de que una buena parte de los productos comerciales pocas veces son el resultado de macerar la planta de la forma tradicional.

PREPARACIÓN
Mezclar el macerado de alcohol y el de aceite a partes iguales. Es decir, por una parte de tintura, una parte de aceite. 

Pueden ser macerados simples de una sola planta, como alcohol de romero y aceite de árnica; o macerados compuestos de diversas plantas, por ejemplo, mezclar tintura de cayena y tintura de romero junto con aceite de hipérico y aceite de árnica. Lo importante es que al final la mitad de preparado sea alcohol y la otra mitad aceite. 

Guardar bien cerrado en un envase de cristal oscuro, alejado de fuentes de calor. Puede durar en perfecto estado unos cuantos años.

OPCIONAL: AÑADIR ACEITES ESENCIALES
Podemos mejorar nuestro linimento añadiendo unas gotas de aceites esenciales, la sinergia de estos con los macerados de plantas da magníficos resultados, aunque no son imprescindibles. 
Para hacernos una idea, por 100 ml. de linimento podemos añadir entre 10 y 50 gotas en total de aceites esenciales, dependerá de lo fuerte que queramos el producto o de los aceites esenciales que incluyamos. 

Aceites esenciales dermocaústicos como el de canela, orégano, ajedrea, algunas especies de tomillo y ecucalipto, etc., deben deben ser usados con precaución y en dosis muy bajas.

Entre los aceites esenciales que pueden ir muy bien en nuestros linimentos tenemos: clavo, canela, menta, romero, eucalipto, lavanda, albahaca, estragón, helicriso, pino, abeto balsámico, laurel, gaulteria, katafray, y otros muchos. Deben ser aceites esenciales 100% puros, preferentemente ecológicos y extraídos por destilación de vapor de agua, si queremos beneficiarnos realmente de sus propiedades.

USO
Hay que agitar bien el linimento antes de usarlo. Se aplica con un suave masaje, nunca sobre zonas donde la piel esté irritada o haya heridas. Puede aparecer enrojecimiento cutáneo temporal, es normal por la acción de sus componentes. 

PRECAUCIONES
Se debe tener especial cuidado con los linimentos que llevan cayena o aceites esenciales fuertes como el de canela, y no tocar los ojos después de manipularlos. Si eso ocurriera accidentalmente, proceder al lavado inmediato del ojo con un aceite vegetal puro como el de oliva.

Los ingredientes del linimento natural pueden no ser aptos para mujeres embarazadas.

IMPORTANTE: ESTE ARTÍCULO TIENE SÓLO FINALIDAD EDUCATIVA, EN NINGÚN CASO ES O SUSTITUYE LA CONSULTA, TRATAMIENTO O DIAGNÓSTICO DEL PROFESIONAL DE LA SALUD COMPETENTE

Fátima Solé
Naturópata


Bibliografía de referencia:
Nature's Medicine Chest, Reader's Digest, 1997.
Aromaterapia, El Arte de Curar con Aceites Esenciales, Dominique Baudoux, Ediciones Amyris, 2008.

martes, 5 de febrero de 2013

ARCILLA COMO GEL Y CHAMPÚ (GHASSOUL)

La arcilla puede ser una magnífica opción utilizada como gel y champú naturales, y por si sola, ya que no necesita muchos más ingredientes para dar buenos resultados. Esta tradición está llegando poco a poco a occidente gracias al ghassoul, un tipo de arcilla muy empleada en Marruecos con este fin, aunque en realidad sirve cualquier arcilla fina apta para uso terapéutico o cosmético.

Tiene mucho sentido sacarle partido a esta tierra medicinal como agente cosmético detergente, ya que sus propiedades calmantes, absorbentes de toxinas, bactericidas, drenantes o remineralizantes, entre otras muchas, la convierten en un elemento muy adecuado. Además puede ser una buena alternativa para quienes tengan problemas de piel como psoriasis, eccemas, dermatitis, etc., o para aquellas personas que padezcan sensibilidad a los productos químicos.

PREPARACIÓN BÁSICA
Se prepara de la misma manera tanto si es para gel como si es para champú. Mucha gente prefiere el ghassoul, aunque en general es indistinto el tipo de arcilla fina que usemos, es mejor probar diferentes arcillas y ver a cada uno cuál es la que mejor le funciona. Esta es la preparación básica, se puede usar así directamente o personalizarla con más ingredientes.
  • Mezclar arcilla seca con agua caliente, el doble de agua que de arcilla, remover y dejar reposar unos instantes. Con esta medida sale un resultado más bien líquido, pero si lo preferimos más espeso echaremos menos agua, pues en realidad se trata simplemente de crear la consistencia que más nos guste. La cantidad de arcilla dependerá de nuestras necesidades, por ejemplo, para una melena larga podríamos necesitar de 3 a 6 cucharadas soperas de arcilla seca.
PREPARACIÓN COMPLEMENTADA CON OTROS INGREDIENTES
Podemos aprovechar las propiedades de otros ingredientes naturales para enriquecer nuestro gel o champú, y así adaptarlo a nuestras necesidades y gustos personales:
  • En lugar de agua caliente añadir infusión caliente de plantas medicinales, como romero (circulación, caspa, caída del cabello....), cola de caballo (reafirmante, remineralizante, regeneradora...), malvavisco (suaviza, calma irritaciones), menta (caspa, refrescante)...
  • Añadir algunas gotas de *aceites esenciales le darán un aroma exquisito que luego quedará impregnado en la piel y el cabello. Con 1 ó 2 gotas por aplicación será más que suficiente. Por ejemplo, el aceite esencial de geranio de rosa es reafirmante, antifúngico, va bien contra la caspa, psoriasis, arrugas, ahuyenta los mosquitos, o alivia tensiones nerviosas. La manzanilla, alivia la ansiedad y calma irritaciones cutáneas. El naranjo amargo, aporta alegría, es revitalizante, regenera piel y cabello, y actúa contra la caída del pelo. La lavanda relaja, es cicatrizante, da volumen al cabello. El cedro cuando hay celulitis, caspa, grasa en el pelo, granitos en la piel, caída del cabello, y tiene una acción sedante. El ylang ylang, tonifica y da brillo al pelo, además de regular la grasa... las posibilidades son infinitas. Evitaremos los aceites esenciales con potencial dermocaústico como canela, orégano, tomillo o ajedrea.
  • Se pueden añadir unas gotas de algún aceite vegetal a la mezcla para hacerla más hidratante, como aceite de argán, almendras, caléndula, sésamo...
MODO DE EMPLEO
Hay que tener en cuenta que no va a hacer espuma.
Gel: extender por el cuerpo como si de cualquier otro gel se tratara, se puede aclarar inmediatamente o dejar actuar un tiempo.
Champú: extender por el cabello con un suave masaje, dejar actuar unos instantes y proceder al aclarado del mismo. 

Personalmente prefiero la arcilla sólo como gel o mascarilla para el pelo, pero hay mucha gente a la que le gusta el champú de arcilla también, por eso merece la pena probar esta práctica antigua y que cada uno valore los resultados en su piel o cabello. Y si nos funciona habremos añadido otra opción más a tener en cuenta en el camino hacia una cosmética natural respetuosa con el medio ambiente y con nuestra salud.

*Precauciones: Las mujeres embarazadas deben evitar los aceites esenciales, o buscar el asesoramiento profesional para conocer cuáles son seguros en su estado.
*Hay que tener cuidado que los aceites esenciales no entren en contacto con los ojos, si esto ocurriera, lavar inmediatamente con un aceite vegetal, nunca con agua.

Fátima Solé
Naturópata

Bibliografía recomendada para conocer las propiedades de los aceites esenciales en la cosmética natural:
Por Una Cosmética Inteligente, Dominique Baudoux, Amyris ediciones, 2010.

lunes, 28 de enero de 2013

CÓMO HACER TINTURAS DE PLANTAS MEDICINALES

Las tinturas son una excelente manera de conservar las propiedades de las plantas, transformadas en un concentrado líquido que se prepara a menudo aprovechando las virtudes disolventes del alcohol, y que tienen algunas ventajas:
  • Versatilidad: las tinturas pueden utilizarse con multitud de finalidades, ya sea en uso interno, externo, como materia prima para realizar otros preparados, en baños, cosmética natural, etc.
  • Concentrado de propiedades: muy pocas gotas concentran las propiedades de una buena cantidad de planta.
  • Las plantas duran más así: alargan la vida de nuestras plantas medicinales en el botiquín natural.
  • El alcohol puede extraer más propiedades: en muchos casos el alcohol es capaz de extraer más principios activos que el agua de la infusión o de la decocción.
  • Escogemos la materia prima y la podemos usar muy fresca: podemos bien adquirir toda la materia prima en nuestro sitio de confianza, o emplear la planta recién cortada que hayamos cultivado nosotros mismos.
  • Disponibilidad de las plantas: la tintura nos garantiza que tendremos la planta por más tiempo en perfectas condiciones disponible en la despensa, sin tener que preocuparnos por renovar productos periódicamente para un momento de necesidad.
  • Cuando hay poco tiempo o se tiene poca ayuda: pueden ser una buena solución para quienes tienen poco tiempo, o para aquellos que viven solos o no tienen a nadie que les pueda hacer preparados de plantas cuando están en baja forma y se las quieren tomar.

Aquí comparto una de las muchas maneras de interpretar y de hacer las tinturas en la medicina del pueblo:

INGREDIENTES
Plantas
Cuando hablamos de plantas nos referimos tanto a las hojas, tallos, flores, cortezas, como a sus raíces y semillas o frutos.
Si podemos realizaremos los macerados con planta fresca, esto acorta la duración de las tinturas, pero enriquece bastante el producto final en cuanto a sus propiedades.
Siempre haremos las tinturas con plantas cultivadas de forma orgánica para garantizarnos un macerado libre de restos de tóxicos.

Alcohol
Se suele preferir el vodka o el aguardiente u orujo, al ser más neutros, aunque sirve cualquier otro similar como brandy,  ron, etc. La graduación puede oscilar entre un mínimo del 40% de alcohol, prueba de 80, y hasta el 70%, prueba de 140. Si lo que se quiere extraer son resinas, entonces nos inclinaremos por las graduaciones más altas. 
Debe usarse siempre alcohol apto para consumo. Si se va a emplear sólo de forma externa, también nos serviría el alcohol que venden en las farmacias, el clásico de 96º o 70º, pero con este jamás haremos preparados para uso interno.

PREPARACIÓN
Llenar los Envases
Buscaremos envases de cristal que podamos cerrar bien, limpios y esterilizados, y los llenaremos con la planta ya sea entera, cortada, picada, molida, pulverizada... dependiendo de nuestras preferencias. Lavaremos y secaremos bien las plantas si son frescas. Después rellenamos el envase hasta arriba con el alcohol, removemos todo el contenido, lo cerramos y lo almacenamos en un lugar oscuro pero cálido, por ejemplo un armario de la cocina. No hay que olvidar etiquetarlo bien, detallando la fecha y los ingredientes.
1- Método simple:
  • Planta fresca: se llena el envase hasta arriba con la planta. Si la hemos picado o cortado llenamos el envase sin apretar, si la planta está entera o casi entera, entonces podemos apretarla bien en el envase pues aún así quedará bastante espacio para el alcohol.
  • Planta seca: se llena el envase desde una cuarta parte hasta tres cuartas partes, dependiendo de la planta que estemos usando, de si está pulverizada, cortada o entera, y de lo concentrada que queramos la tintura. Hay que tener en cuenta que la planta seca va a absorber alcohol, por lo que si llenamos demasiado el envase puede que al final apenas nos quede tintura.
2- Método al peso/volumen:
  • Planta fresca: una parte de planta por dos de alcohol, 1:2. Por ejemplo, 100 gramos de planta, 200 ml. de alcohol. 
  • Planta seca: una parte de planta por cinco de alcohol, 1:5. Así por 100 gramos de planta seca se usarían 500 ml. de alcohol.

Maceración y filtrado
Maceración: en general a partir de 7-15 días de maceración ya podemos tener la tintura hecha, y se puede dejar hasta varios meses. Un promedio de entre 4-6 semanas puede ser una buena opción.

Durante el período de reposo de la tintura agitaremos el envase o removeremos el contenido periódicamente, mejor a diario, observando siempre que la planta quede totalmente cubierta por el alcohol. Los primeros días podríamos notar que el nivel de alcohol desciende, hay que cubrir de nuevo hasta arriba.

Filtrado: es aconsejable al filtrar usar coladores de tela, varias gasas, algodón, filtro de papel, un paño bien esterilizado... etc. para poder extraer bien todo el líquido que la planta ha absorbido y que es extremadamente valioso, y a la vez asegurarnos de que no quedan restos de planta en la tintura.

Pasaremos la tintura a un envase de cristal oscuro, etiquetaremos el envase detallando la fecha y el contenido, y almacenaremos en un lugar alejado de fuentes de calor y de la luz, también se pueden coservar en el refrigerador.

Tiempo de vida de una tintura: Todo dependerá de las condiciones de conservación y de manipulación, de la graduación del alcohol utilizado, si se ha hecho con la planta fresca (mayor contenido de agua) o seca, etc., pero en general se puede decir que una tintura de planta seca puede mantenerse un mínimo de 5 años en buen estado. Si se ha hecho con una planta muy rica en agua la duración puede ser bastante menor, desde semanas, meses, hasta varios años. Cuanta más agua tenga la materia vegetal, y menor sea la graducación del alcohol, menor será el tiempo de duración. Podemos guardarla en el frigorífico para que se conserve por más tiempo.

Un consejo: al principio de hacer tinturas podemos caer en la tentación de preparar mucha cantidad. Por eso es recomendable valorar de antemano cuánta vamos a necesitar realmente y ajustarnos a esa medida.

USO DE LA TINTURA
Uso Interno
Las tinturas fabricadas por uno mismo tienen la ventaja de poder contar con una materia prima excelente y un proceso que garantiza una magnífica calidad, pero desconocemos la concentración de principios activos pues las plantas no siempre tienen la misma cantidad, dependiendo de la época, lugar de recolección, proporciones al preparar la tintura, etc, por lo lo que a la hora de ingerirlas siempre hay que mantener muy presente el principio de precaución y de la dosis mínima.
  • Diluida en agua: se puede empezar por entre 2 a 5 gotas, varias veces al día (por ejemplo 3 veces) disueltas en un poco de agua, infusión, zumo.... y se puede llegar hasta 20-25 gotas por toma o incluso más, dependiendo de mútiples factores, y de si vemos que apenas notamos el efecto en dosis menores. En algunos casos puntuales se pueden llegar a tomar unas pocas gotas cada pocos minutos (por ejemplo tintura de jengibre en caso de acidez estomacal hasta que se pase).
Uso externo
Las tinturas pueden ser un excelente complemento en uso externo y las posibilidades de aplicación son diversas.
  • Se pueden usar directamente o mezcladas con otros elementos para desinfectar, masajear un área dolorida, en un baño, añadidas a preparaciones cosméticas, para problemas de piel, cabello, como enjuague bucal, gargarismos... etc.
  • También se pueden utilizar a modo de compresa. Las compresas se pueden preparar de muchas maneras, bien empapando un paño en la tintura pura, o en la tintura diluida en agua, infusión, vinagre... Podemos tapar la compresa con un paño seco para potenciar su acción.

PROPIEDADES DE LAS TINTURAS
Las propiedades de una tintura son las mismas que las de la planta fresca o seca, así que si queremos saber para qué sirve sólo tenemos que guiarnos por las características medicinales de la planta en cuestión.

PRECAUCIONES
No hay que caer en el miedo infundado a los preparados de plantas, al menos no más en general del que deberíamos tenerle a cualquier medicamento de venta libre cargado de posibles efectos secundarios, pero tampoco en la inconsciencia de pensar que los remedios naturales son inocuos. Las tinturas como concentrados muy activos de las virtudes de las plantas, pueden ser tóxicas si se sobrepasan las dosis adecuadas. Así pues, tendremos muy en cuenta las recomendaciones sobre toxicidad de cada planta y seremos conscientes de que una tintura tiene mayor potencial de toxicidad al ser un concentrado. 
No todas las plantas son adecuadas para preparar en tintura, algunas pueden ser muy tóxicas, por lo tanto antes de hacer una tintura hay que asesorarse bien. 
Tampoco es recomendable, a no ser que un médico lo indique, complementar el uso de medicamentos con las tinturas, pues es poca la información y los estudios que hay sobre interacciones. 
La cantidad de alcohol que ingerimos con la tintura es realmente baja, sobre todo si tenemos en cuenta que sólo se toman por gotas, que además no son alcohol puro, sino que solamente tienen una proporción del mismo. No obstante, aquellas personas que no deban tomar alcohol, deben evitar las tinturas.

Os animo a preparar vuestros propios macerados de plantas, resulta muy satisfactorio descubrir el camino hacia la autosuficiencia a la vez que desarrollamos y disfrutamos de nuestra creatividad.

Fátima Solé
Naturópata

IMPORTANTE: EL CONTENIDO DE ESTE ARTÍCULO TIENE ÚNICAMENTE FINALIDAD EDUCATIVA, EN NINGÚN CASO ES O SUSTITUYE LA CONSULTA, TRATAMIENTO O DIAGNÓSTICO DEL PROFESIONAL DE LA SALUD COMPETENTE.

Algunos libros en los que podéis ver diferentes formas de preparar tinturas y algunas fórmulas:
Salud de la Botica del Señor, María Treben, Editorial Ennsthaler, 2012
Secretos y Virtudes de las Plantas Medicinales, Selecciones del Reader's Digest, 1981
Plantas y Flores Medicinales, Aldo Poletti, Ediciones Parramón, 1983