viernes, 27 de abril de 2012

ALOE VERA para mejorar el estado de ánimo

El aloe vera o sábila, (Aloe barbadensis Miller) es una de las plantas que no deberían faltar en nuestra botica natural, muy utilizada ya desde la antigüedad, y tradicionalmente muy valorada por culturas de todo el mundo por su potencial medicinal para los problemas más diversos. Por algo será que desde que la planta llegó a Europa en el siglo XVII los marineros empezaron a llevarla en todos sus viajes, considerándola como verdaderos "médicos en macetas". 

Muy conocidas, entre otras, sus magníficas propiedades sobre la piel, o en uso interno contra úlceras e irritación intestinal aunque hay otras características interesantes sobre las que hay menos documentación. Por ejemplo, el uso del aloe vera de forma interna para mejorar el estado de ánimo. Para los que necesiten la evidencia científica del hombre "moderno", existen pocas referencias o evidencias aceptadas oficialmente al respecto,  al igual que ocurre con la mayoría de plantas y soluciones naturales usadas desde hace miles de años. Pero la experiencia de muchos y el sentido común hacen que sea lo suficientemente importante como para tenerlo en cuenta.

Una de las pocas menciones al respecto procede de la antigüedad, en el siglo IX. Parece que fue Avicena, médico, filósofo y arquitecto árabe, de los primeros en mencionar el uso del aloe vera contra la "melancolía". También en medicina china, Li Shih Shen (1518-1593) habla del aloe vera como una de las plantas medicinales más importantes y se refiere a ella como "remedio de armonía". 
POR QUÉ NOS PUEDE AYUDAR A SENTIRNOS MEJOR
El aloe vera es rico en una amplia variedad de nutrientes, aunque todavía no se han descifrado todos los secretos de la planta, pero por lo que se sabe hasta ahora contiene, entre otros: vitaminas (A, del grupo B, C, D, E), minerales y oligoelementos (hierro, calcio, cromo, fósforo, magnesio, potasio, selenio, zinc, germanio...), aminoácidos (7 de los 8 esenciales, entre ellos triptófano, y muchos no esenciales), enzimas, ácidos grasos...

Son todos estos elementos los que podrían contribuir a fortalecer nuestro sistema inmunitario, desintoxicar, corregir posibles carencias, regenerar mucosas, prevenir inflamaciones, y combatir y aliviar el dolor. Toda una fórmula que quizás explicaría por qué algunas personas cuando toman aloe vera se sienten con más energía, vitalidad y recuperan la alegría.  
Tampoco podemos olvidar que contiene triptófano, precursor de la serotonina, aliado insustituible para equilibrar el sistema nervioso, combatir la ansiedad, estrés, fobias, regular el sueño, aminoácido esencial además que no abunda en la mayoría de alimentos.
Aunque como en todos los regalos que nos ofrece la naturaleza, seguramente las propiedades del aloe se deban a la sinergia de todos sus componentes, más que a uno en concreto, a pesar de que vivamos en la era obsesionada por aislar principios activos patentables y alejarlos de la sabiduría casi mágica que se esconde en las sinergias naturales.

HABLAMOS DEL ALOE CULTIVADO POR UNO MISMO
Actualmente proliferan en el mercado todo tipo de marcas que nos venden gel de aloe tanto para uso interno como externo. En este artículo no me refiero a esos productos porque no creo demasiado en que un producto comercial envasado haya sido capaz de mantener todo el potencial completo de componentes que una hoja recién recolectada tiene. Aquí en todo momento me refiero al aloe vera que podáis cultivar directamente en casa, en maceta, huerto, jardín.
Las empresas que venden el gel de aloe envasado se esmeran en demostrar la alta calidad de los mismos, y no dudo de que se esfuercen, y seguro que sus plantas de origen son excelentes en muchos casos. Pero el tiempo entre que se cortan las hojas y se envasan, los consevantes añadidos, y el tiempo hasta que llega al consumidor final, es imposible que nos garantice un aloe como el que nos podemos tomar directamente de una hoja recién cortada y cultivada por nosotros mismos, sobre todo sabiendo que el gel tarda muy poco en ir perdiendo su potencial medicinal.
Así que, dado que el aloe vera crece muy bien incluso dentro de casa en macetas, os animo a cultivarlo, pues tendréis "médicos en macetas", y gratis. Eso sí, debe ser cultivado de forma ecológica, sin exponerlo a ningún tipo de químico, ni fertilizantes químicos, pesticidas, etc. Y es muy importante mantenerlo alejado de productos tóxicos o contaminantes.
También es importante que la planta que vais a utilizar tenga por lo menos 2 años, aunque parece que 5 años es lo ideal, pues es cuando la planta ha alcanzado su máximo esplendor en cuanto a todas sus propiedades.
CÓMO TOMARLO
 -Cortaremos un trozo de una hoja de las de la base de la planta. Una forma popular de saber qué medida debemos tomar es cortar un trozo del largo de nuestro dedo índice, aunque si queremos una referencia más exacta, médicos como el Dr. Weil recomiendan 30 ml. por toma, que equivaldría a un par de cucharadas soperas llenas de gel, entre una y tres veces al día.

-Lavamos bien la hoja. Después se quitan los bordes espinosos, y con un cuchillo hacemos un corte fino eliminando con cuidado la superficie verde que cubre el gel de uno de los lados. 

-En este momento podemos pasar unos segundos la hoja con el gel por el agua debajo del grifo para eliminar el acíbar, sustancia amarillo-rojiza que mancha mucho, amarga, y que tiene un gran potencial purgante. De este modo evitamos posibles problemas, sin dejar de disfrutar de los beneficios de la planta. 

-Una vez hecho esto, con un cuchillo o una cuchara extraemos el gel transparente, procurando no pegarnos excesivamente a la parte verde a la que está unido para evitar el acíbar.

-Después sólo tenemos que batir el gel con fruta, zumo, una leche vegetal... Apenas tiene sabor, así que no es desagradable de tomar.

EMBARAZO Y OTRAS ADVERTENCIAS
No hay unanimidad al respecto de si es seguro o no tomar aloe vera durante el embarazo, por eso es importante que la mujer embarazada consulte con un profesional de la salud.
Las personas que están sometidas a cualquier tipo de medicación, deben siempre buscar orientación profesional antes de tomar soluciones naturales para evitar posibles interacciones.

FátimaSolé
Naturópata

IMPORTANTE:
ESTA INFORMACIÓN NO ES, NI SUSTITUYE EN NINGÚN CASO LA CONSULTA, TRATAMIENTO O DIAGNÓSTICO DEL PROFESIONAL DE LA SALUD COMPETENTE
.
BIBLIOGRAFÍA
Aloe Vera, Neil Stevens, editorial Sirio, 2006.
Curar y Cocinar con Aloe Vera, Petra Hirscher, Ediciones Robinbook, 2008.
El Poder Curativo del Aloe Vera, Patricia Conti, Pluma y Papel Ediciones, 2006.
Aloe Vera, Silvia Canevaro, Tikal.

ENLACES DE REFERENCIA

miércoles, 11 de abril de 2012

ARTEMISIA ANNUA: ¿Puede proteger contra la malaria?

Hace unos meses publiqué un artículo y un vídeo en los que hablaba de las posibilidades de la artemisia annua en el tratamiento de la malaria, cuando uno ya está enfermo. Nunca pensé en las posibilidades que la planta podría tener como profilaxis, es decir, si la planta podría servir como protección para no llegar a enfermar. Alguien despertó mi curiosidad preguntándome sobre esto, y he dado con algunos datos interesantes que paso a compartir con vosotros. Antes que nada, dejar claro que prevención, no significa protección 100%, y que este artículo es sólo a modo de información general, nunca consejo o tratamiento médico.
LA EXPERIENCIA DE ALGUNOS COOPERANTES
Ya en su página web, la organización Anamed, que tanto está haciendo por la difusión del conocimiento y cultivo de esta planta en los lugares más pobres del planeta, comenta algo al respecto.  La información es de diciembre de 2009 y en ella reconocen que algunos de sus cooperantes han constatado que tomando el té de artemisa regularmente, prácticamente nunca han contraído malaria. 
Esto desafía totalmente los argumentos de muchos científicos que afirman que el principal componente activo de la planta contra la malaria, la artemisina, sólo dura en sangre unas 2 horas, lo que haría imposible tenerla en cuenta como profilaxis.
¿Cómo están utilizando estos cooperantes el té a modo de prevención? Por la mañana, antes del desayuno, vierten 200 ml. de agua hirviendo sobre una cucharadita colmada (1,5 gr.) de artemisia annua seca, lo dejan reposando, y después de desayunar lo cuelan y lo beben. Los niños toman menos, según su peso. A quienes la infusión les resulta fuerte de sabor, lo que hacen es mezclar la planta seca pulverizada, la misma cantidad que se usaría en infusión, con algo de miel o yogur. Parece que lo empiezan a tomar el mismo día de su llegada al país de riesgo y siguen hasta tres semanas después de su vuelta a casa. IR AL DOCUMENTO ORIGINAL DE ANAMED (en inglés)
INVESTIGACIÓN EN UNA COMUNIDAD DE UGANDA
El uso del té de artemisia annua como preventivo se está extendiendo poco a poco. A continuación resumo la investigación llevada a cabo en la comunidad de trabajadores de la explotación agrícola Wagagai, a unos 35 kilómetros al sur de Kampala, en Uganda, comunidad pobre con pocos recursos económicos, lo que les impide acceder al tratamiento y profilaxis convencionales. Desde 2006 en esta comunidad se ha establecido la ingesta semanal del té de artemisia annua a modo de prevención, ingesta que es totalmente voluntaria tanto para trabajadores como para encargados. La artemisa la cultivan ellos mismos con esta única finalidad.
Los investigadores hicieron un seguimiento de varios meses a todo el personal de la explotación, entre abril y noviembre de 2010, además de analizar en laboratorio muestras de la artemisa que tomaban. El 84.2% de los encargados y el 62% de los trabajadores del campo tomaban el té una vez a la semana para prevenir malaria y las fiebres asociadas. La atención clínica por fiebre o síntomas relacionados con la malaria se redujo en un 80%, mientras que los casos de diagnóstico de malaria confirmado por laboratorio se redujeron un 16.7%. 
En cuanto a la planta, las pruebas de laboratorio indicaron que contenía entre un 0.4% a 0.5% de artemisina, y entre un 9% a un 11% de distintos flavonoides.
El trabajo de investigación, publicado en el British Journal of Pharmaceutical Research en julio de 2011, llegó a las siguientes conclusiones: que la artemisia annua tiene un gran potencial como prevención de la malaria, sobre todo en lugares de escasos recursos. Los efectos de prevención de malaria y fiebres asociadas, seguramente se deben al conjunto de sus flavonoides más que a la artemisina. Los autores de la misma recomiendan probar el cultivo y uso de la planta ya sea como suplemento dietético o en infusión como prevención general en estos lugares. IR AL DOCUMENTO ORIGINAL DE LA INVESTIGACIÓN (en inglés)


Fátima Solé
Naturópata


IMPORTANTE:
ESTA INFORMACIÓN NO ES, NI SUSTITUYE EN NINGÚN CASO LA CONSULTA, TRATAMIENTO O DIAGNÓSTICO DEL PROFESIONAL DE LA SALUD COMPETENTE.

martes, 10 de abril de 2012

SÉRUM DE CONSUELDA: regenerador celular, contra manchas, cicatrices, arrugas, irritación... de la piel.


Para quienes hacen sus propios productos de cosmética natural, la consuelda, symphytum officinale, no debería faltar en sus huertos o macetas. Esta planta es magnífica en muchos aspectos, pero hoy sólo hablaremos de ella como un básico para la piel. Sólo comentar que su nombre ya apunta a una de las cualidades por la que se la conoce desde la antigüedad, porque "suelda", pues se le atribuyen propiedades para acelerar la curación de roturas de huesos o tejido.

Es rica en alantoína, sobre todo en la raíz, lo que la hace inigualable. Puede que a muchos les suene esto de la alantoína, ahora que se han puesto de moda las cremas de baba de caracol. En mi caso, desde luego, prefiero mil veces una crema de consuelda, que una de la baba de un pobre caracol.
Así pues, la raíz de la planta, y sus hojas también, aunque en menor medida, tienen magníficas propiedades regeneradoras celulares facilitando el proceso de eliminación de las células muertas que ya no necesitamos y la aparición de nuevas. Por eso ayuda a cicatrizar heridas con mayor facilidad, a eliminar manchas, suavizar arrugas, estrías, le da elasticidad a la piel y también tiene un ligero efecto calmante cuando hay irritación.

Si bien hay muchas formas de utilizarla, como por ejemplo fresca tomando raíz u hojas directamente de la planta y aplicándolas machacadas sobre la piel, en este caso os explicaré cómo podemos hacer un macerado a modo de sérum que podemos guardar durante varios meses si lo conservamos en la nevera.

CÓMO HACER EL SÉRUM REGENERADOR
Es realmente fácil, pues sólo tenemos que tomar raíz directamente de la planta, lavarla bien, secarla y cortarla o picarla bien fina. El mejor momento para recoger la raíz, cuando tiene mayor concentración de principios activos, será en otoño cuando la planta se seca, o en primavera antes de que vuelva a brotar.

Después sólo habrá que introducir la raíz picada en un envase de cristal transparente que podamos cerrar bien y cubrirla con aceite. Si el macerado se va a utilizar para todo el cuerpo, podemos hacerlo con un buen aceite de oliva. Si va a ser para el rostro, el de sésamo, almendras, jojoba... etc pueden dar un resultado más suave. En todo caso todo depende de gustos y del aceite que tengáis a mano, que, aunque se vaya a someter a un proceso de calentamiento, deberá de ser de la mejor calidad posible, de lo contrario el preparado perdería parte de su encanto.
Cerraremos el envase, colocando un paño fino o papel cubriendo la boca del envase, sobre el que cerraremos la tapa. Este paño o papel no es imprescindible, pero recogerá la humedad que desprenda el macerado, lo que hará más difícil la posibilidad de que aparezcan hongos o de que se estropee.

Hay que dejar el envase en un lugar soleado, bien cerca de una ventana en la que dé el sol dentro de casa, o en una terraza, jardín, etc. Lo removeremos cada día. El tiempo en el que vamos a dejar el macerado puede variar dependiendo del lugar en el que vivamos, estación del año, etc.  En general será entre 2 y 6 semanas. En mi caso lo dejo 21 días.

Después sólo hay que colarlo, y guardarlo en un envase de cristal oscuro en la nevera.

Aplicaremos el sérum resultante sobre manchas, cicatrices, arrugas, estrías, zonas irritadas, o la piel en general con un suave masaje. 
OTRA FORMA DE PREPARAR EL SÉRUM
Hay variedad de métodos a la hora de preparar estos macerados, aquí comparto los que a mí me funcionan, pero no quiere decir que sean los únicos, por eso siempre os animo a ir probando. Si queremos tener el preparado en unas pocas horas, o no tenemos lugar al sol donde dejar la mezcla, simplemente deberemos calentar al baño María muy suave el preparado. Lo tendremos así, removiendo de vez en cuando, varias horas, suele ser entre una y cinco, una vez más todo depende de gustos. Alguna vez lo he hecho así y me ha dado buenos resultados, en mi caso lo dejé tres horas al fuego.

EL CULTIVO DE LA CONSUELDA
Es una de las plantas más fáciles de cultivar, incluso en macetas, aunque es aconsejable que le demos espacio, sobre todo profundidad. Necesita sombra o semisombra y agua abundante. Se multiplica fácilmente a partir de trozos de raíz. la podemos adquirir en algunos viveros, redes de intercambio de semillas, etc. Muchos agricultores ecológicos la tienen en sus huertos, pues es un excelente abono natural.

Os animo a cultivar consuelda, pues la parte cosmética es sólo una pequeña parte de todo lo que esta planta tiene que ofrecernos, aunque en uso interno hay que ser más cuidadosos y conocer bien la planta, sus posibilidades y sus limitaciones. Más adelante volveré a hablar de ella.
MUY IMPORTANTE: Si cultiváis la planta, por favor que sea de forma ecológica, sin productos químicos, ni siquiera fertilizantes químicos, pues esto podría alterar las propiedades de la misma y hacer que el preparado fuera perjudicial para la piel.

Mucha gente me pregunta dónde conseguir estas plantas o semillas, en el caso de la consuelda os dejo los datos del sitio online donde la compré yo, la venden tanto en semilla como en plantel. No tengo ninguna relación comercial con ellos, es el sitio donde sé que tienen la planta, por eso facilito los datos por si a alguien le sirve. De todos modos buscando por internet seguro que se consigue en gran variedad de viveros, redes de intercambio... etc. Yo la compre aquí: http://www.spicegarden.eu/Planta-de-Sinfito-Symphytum-officinale

Fátima Solé
Naturópata