sábado, 15 de diciembre de 2012

VERDOLAGA, EL SUPERALIMENTO MEDICINAL OLVIDADO

La verdolaga (portulaca oleracea), es una planta muy valiosa, un superalimento, además de una hierba medicinal conocida desde la antigüedad. Crece en muchas partes del mundo durante la época cálida, en huertos, campos, o al borde de los caminos, y se cultiva fácilmente incluso en macetas en casa.
Desgraciadamente, la ignorancia hace que muchos la consideren una mala hierba, igual que ocurre con otras importantes plantas medicinales, aunque todavía es posible encontrarla en los mercados de algunos países a la venta como verdura.

SUPERALIMENTO
La verdolaga destaca sobre todo porque es una de las verduras más ricas en omega-3 que se conocen. Una taza de la planta fresca puede contener 400 mg. de este ácido graso esencial. Pero además nos ofrece un aporte muy completo de gran variedad de nutrientes y  de principios medicinales:
  • Vitaminas: A, betacarotenos (7 veces más que la zanahoria), B1, B2, B3, C, E (una de las plantas que más contienen)...
  • Minerales: potasio (más que las espinacas), calcio, magnesio (una de las mejores fuentes vegetales), hierro, fósforo...
  • Aminoácidos
  • Bioflavonoides como liquiritina
  • Antioxidantes importantes como glutatión o betalaínas (en sus pigmentos)
  • Neurohormonas y neurotransmisores en la planta fresca como dopamina y l-noradrenalina (acción vasoconstrictora, antihipotensora y que ayuda a reducir hemorragias)
¿Cómo se consume?
Son comestibles sus tallos, hojas, flores y semillas. Tiene un sabor suave, ligeramente acidulado, al que debe el nombre de "vinagrera" por el que se la conoce en algunos sitios, se puede tomar de muchas maneras:
  • Fresca en ensalada o cualquier otra presentación cruda.
  • Cocinada, preferentemente al vapor, o salteada.
  • El jugo: podemos extraerlo de la planta fresca con una licuadora, o añadirla a un batido. Las recomendaciones diarias en general son de un máximo de 100 gr. de planta fresca licuada, o de 1 a 3 cucharadas de jugo que se puede mezclar con agua o miel.
  • Macerada en vinagre.
  • En infusión, ya sea con la planta fresca o seca. El tiempo de maceración será breve para que no pase demasiado ácido oxálico al agua.
  • La planta seca: aunque fresca es como conserva todas sus propiedades, también podemos secarla y después aprovecharla para infusiones, añadirla pulverizada a sopas (sirve como espesante), ensaladas... etc.
  • Harina: de sus semillas secas se puede hacer una harina a la que se le da uso en la cocina, como es tradición en Kenya.
  • Tintura; macerada en alcohol.
  • Decocción de las semillas.

PLANTA MEDICINAL
La verdolaga también se ha conocido durante siglos por sus virtudes medicinales, tanto en uso interno como externo.
Su abundante mucílago, entre otras cualidades, ha hecho que algunos como Leclerc, la considerasen una cataplasma interna por su poder para suavizar y calmar irritaciones de órganos internos.
Por vía interna se puede tomar en las diversas presentaciones expuestas arriba.
Si va a ser usada de forma externa, se puede hacer una cataplasma machacando la planta hasta que tenga la consistencia adecuada, o aplicar una compresa empapada en el jugo de la planta, o en la infusión, tintura, etc.

A continuación se describen algunas propiedades que se le atribuyen, y también diferentes ejemplos de usos tradicionales contra problemas de salud. Una parte de estas propiedades ha sido demostrada actualmente de forma científica, otra parte muestra la utilidad que el hombre le ha dado durante siglos.

Propiedades
Actividad neurofarmacológica, antibacteriana, antiescorbútica, analgésica, antifúngica, antihemorrágica, antiinflamatoria, antiparasitaria, antitusiva, antiúlcera, broncodilatadora en personas asmáticas, calmante, depurativa, diurética, efecto antioxidante, estimulante uterino, fortalece el sistema inmune, hepatoprotectora frente a determinados tóxicos, hipoglucémica, hipolipidémica, purificadora de la sangre, reductora de resistencia a la insulina, refrescante, relajante muscular, reguladora de la función intestinal, vermífuga, vulneraria.

Algunos ejemplos de su uso tradicional como remedio natural
Esto son sólo ejemplos, porque la versatilidad de esta planta hace que se haya aprovechado de muchas otras formas.
ANALGÉSICO: el jugo de la planta.
ANTIHEMORRÁGICO: las sumidades floridas.
ANTIPARASITARIO: Se consume contra los oxiuros, áscaris lumbricoides y anquilostoma, entre otros. Con este fin se toma el jugo de 100 gramos de planta fresca licuada por las mañanas durante 3-5 días. También se ha usado la decocción de sus semillas, o la planta cocinada en la dieta.
ARTRITIS: la planta en la dieta y también aplicaciones externas.
COLIRIO: aplicada con polenta en forma de cataplasma externa.
DEPURATIVO: Por su efecto depurativo, purificador de las sangre, antiescorbútico, laxante y antibacteriano, algunos estudios sugieren su utilidad en enfermedades del hígado, estomatitis, bazo, riñones, vejiga o sistema cardiovascular.
DIARREA, DISENTERÍA: el jugo fresco por su acción calmante. Algunas investigaciones en China sugieren su utilidad en la disentería bacilar.
DIENTES Y ENCÍAS: mascar la planta (dientes sensibles, encías débiles...).
DIURÉTICO: El jugo de la planta fresca ejerce una acción diurética y calmante que se usa para suavizar problemas de la vejiga.
DOLOR DE CABEZA: aplicada con polenta en forma de cataplasma externa, o mezclada con aceite y aplicada externamente.
ESPASMOS MUSCULARES: el extracto acuoso ha demostrado calmarlos aplicado de forma externa.
HEMORROIDES: cocinada o fresca como alimento.
HERIDAS: se aplica la planta fresca machacada en forma de cataplasma. 
HIPERTENSIÓN: por su acción diurética, abundancia en potasio y omega-3 puede ser un alimento recomendable.
INFLAMACIONES EN GENERAL: aplicada con polenta en forma de cataplasma externa.
MASTITIS: externamente, cataplasma de las hojas machacadas.
PICADURAS:  ejerce un efecto calmante, se aplica la planta fresca machacada en forma de cataplasma.
PIEL: en diferentes problemas de piel, desde alergias, abcesos, quemaduras, dermatitis, impétigo, piel seca, etc. Se usa la planta machacada de forma externa.
PROBLEMAS GÁSTRICOS: incluida en la dieta.
PROBLEMAS HEPÁTICOS: incluida en la dieta.
VITÍLIGO: se cree que la planta podría normalizar la pigmentación cutánea. Usada de la misma forma que en problemas de piel.

SUS USOS TRADICIONALES EN DISTINTAS CULTURAS
Esta planta ha formado parte de los remedios medicinales tradicionales en diversos lugares del mundo durante siglos, he aquí una pequeña recopilación de los usos que se le han dado a lo largo de la historia y que en algunos lugares todavía le dan.
India
Contra las úlceras, tumores, inflamación, asma, lepra, hemorroides, escorbuto, enfermedades hepáticas y pulmonares, enfermedades renales y de la vejiga,  estreñimiento, diurético, purificador de la sangre. Las semillas tostadas como vermífugo, diurético y contra la disentería. Una pasta hecha con las semillas se aplica sobre quemaduras.
China
Contra el ateroma, como antifúngico, antivírico, para bajar el azúcar en sangre, regular los lípidos en la sangre, fortalecer el sistema inmune, apendicitis, disentería. 
África
Como diurético, en el reumatismo, problemas ginecológicos, sedante, analgésico, cardiotónico, contra la fiebre, problemas de las vías urinarias, parásitos intestinales, sífilis, gonorrea, cáncer, tónico, colerético, contra la disentería. En uso externo en problemas de piel como úlceras, eccema y dermatitis. Las cenizas de verdolaga mezcladas con sal son un remedio usado en enfermedades del corazón.
Medicina greco-árabe
Dolor de cabeza, micción dolorosa, dolor de estómago, enteritis, mastitis, falta de leche en madres lactantes, hemorragias en el posparto. Externamente: quemaduras, dolor de oído, úlceras, prurito, picaduras de insecto, inflamaciones, úlceras cutáneas, vitíligo, eccema y abcesos.

ALGUNAS INVESTIGACIONES CIENTÍFICAS
Sangrado uterino anormal en la premenopausia
La verdolaga es usada en Irán como remedio tradicional contra este problema. En un ensayo clínico en la Facultad de Medicina de Irán (Fatemieh University of Medical Sciences, Qom), 2009, se llegó a la conclusión de que el tratamiento con semillas puede ser efectivo. Se dio el polvo de las semillas, 5 g. con un vaso de agua cada 4 horas durante 3 días a las pacientes, 48 horas después del comienzo del sangrado. El 80% de las pacientes informaron de que la duración y volumen del sangrado se redujeron, y de que la menstruación se había normalizado sin efectos adversos. Esto continuó así durante el seguimiento de 3 meses.
Protector hepático
En un estudio de laboratorio realizado en la India con ratones, se demostró que el tratamiento con extracto hidroalcohólico de verdolaga protege al hígado de la hepatotoxicidad inducida por el antibiótico rifampicina. (Department of Pharmacology, Padam, Dr. D. Y. Patil Institute of Pharmaceutical Science and Research, Pimpri, Pune, 2007).
Diabetes
En un ensayo clínico en Yemen, con pacientes diabéticos tipo 2, se llegó a la conclusión de que el tratamiento con semillas de verdolaga podía ser efectivo y seguro como terapia adyuvante por su notable efecto hipoglucémico, hipolipidémico, y reductor de la resistencia a la insulina. Los pacientes tomaron 5 g. de semillas dos veces al día, (Department of Organic Chemistry Pharmaceutical Biochemistry, Faculty of Pharmacy, Sana'a University, Madbah, Sana, 2011).


PRECAUCIONES
Ácido Oxálico
Esta planta, al igual que otras como las espinacas o la remolacha, contiene ácido oxálico lo que hace recomendable su consumo con moderación. Este ácido no es perjudicial en sí, pero si consumimos un exceso de alimentos ricos en él, y no bebemos demasiada agua, aumenta el riesgo de padecer cálculos en el riñón. Las personas con tendencia a desarrollar estos cálculos deben tener especial precaución.
Embarazo
Ante la posibilidad de que la verdolaga pudiera provocar contracciones uterinas, algunos autores no recomiendan su ingesta durante el embarazo.
Nitratos
Esta verdura, también acumula nitrato, por lo que es recomendable su cultivo ecológico y no recalentarla una vez cocinada.
Medicamentos broncodilatadores
La verdolaga podría interactuar con medicamentos broncodilatadores.

DESCRIPCIÓN Y CÓMO DIFERENCIARLA
  • Planta suculenta, rastrera muy ramificada, que puede alcanzar unos 50 cms. de altura, tallos rojizos, savia transparente, hojas sésiles de 1 ó 2 cms., a menudo rojizas en los bordes, flores amarillas sésiles y terminales de 5 pétalos, solitarias o en grupo, y sólo abren por poco tiempo al día. Los frutos en forma de cápsula contienen múltiples semillas de color oscuro.
  • Si no conocéis esta especie, es muy importante que estéis seguros de que es la planta correcta antes de usarla, un error de identificación puede tener consecuencias indeseables y riesgos para la salud que nunca hay que asumir. Otra especie muy similar pero tóxica, que suele crecer cerca de la verdolaga, es la euphorbia maculata, hierba de la golondrina. Aunque son parecidas, tienen varios rasgos que las distinguen. Por ejemplo, la planta tóxica tiene las hojas más pequeñas y finas, y puede presentar una mancha rojiza en el centro de las mismas, además está cubierta de vello, las flores son diferentes a las de la verdolaga, y si partimos el tallo de la planta tóxica sale una savia de color blanco, mientras que la de la verdolaga es transparente.
ESTA INFORMACIÓN ES SÓLO CON FINALIDAD EDUCATIVA, EN NINGÚN CASO ES O SUSTITUYE LA CONSULTA, TRATAMIENTO O DIAGNÓSTICO DEL PROFESIONAL DE LA SALUD COMPETENTE.
Fátima Solé
Naturópata

BIBLIOGRAFÍA
Gran Enciclopedia de las Plantas Medicinales, Dr. Berdonces i Serra, Tikal ediciones,
Secretos y Virtudes de las Plantas Medicinales, Selecciones del Reader's Digest, 1980.
The Pharmacist 2 (2) 1-5 (2007): "Study of Hepatoprotective Activity of Portulaca Oleracea L. on Ricampicin Induced Hepatotoxicity in Rat", Dr. D. Y. Patil Institute of Pharmaceutica Science and Research, Pune, India.
Plant Resources of Tropical Africa, Grubben, Denton, Messiaen, Shippers, Lemmens, Editorial Wageningen: Backhuys Publishers, 2005.
Handbook of Vegetable Science and Technology: Production, Compostion, Storage, and Processing,
Greco-Arab and Islamic Herbal Medicine: Traditional System, Ethics, Safety, Efficacy, and Regulatory Issues, Bashar Saad, Omar Said, pub. Wiley, 2011.
Concise Chinese Materia Medica, Eric Brand, Nigel Wiseman, Paradigm Publications, 2008.
Grow your Own Drugs, James Wong, Collins, 2009.
Plantas Medicinales, Pio Font Quer, Ediciones Península, 2009.
Let's Get Natural With Herbs, Debra Rayburn, Ozark Mountain Publishing, 2007.
A Textbook of Medicinal Plants from Nigeria, Tolu Odugbemi, Lagos, Nigeria : University of Lagos Press, 2008.
La Farmacia Natural: El Experto en Hierbas, James A. Duke,  Rodale Press, 1998.
Manual de Medicina Naturista, Dr. J. L. Berdonces, Editorial Océano, 2004.
Anti-Ageing Prescriptions, Dr. James A. Duke, Rodale, 2005.


Enlaces de referencia
www.survivalplantsmemorycourse.com/2012/08/portulaca-oleracea-purslane-ore-snakes/
http://www.oxalato.com/alimentos_con_oxalato_y_cido_oxlico
http://www.consumer.es/web/es/alimentacion/aprender_a_comer_bien/adulto_y_vejez/2001/11/08/37264.php
http://www.medizzine.com/plantas/verdolaga.php
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19274703
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21718775
http://shaevatantrayoga.tripod.com/cgi-bin/dieta.htm#hortalizas
http://espanol.mercola.com/boletin-de-salud/5-hierbas-malas-saludables-que-puede-comer.aspx

viernes, 9 de noviembre de 2012

FLORES DE BACH: CÓMO HACER LA TINTURA MADRE

Las flores de Bach son un sistema natural que se utiliza para ayudarnos a recuperar la armonía en distintos estados mentales y emocionales. Pueden ser un apoyo cuando tenemos emociones o pensamientos que nos desequilibran, desde miedo, inseguridad, tristeza, traumas... etc. Las flores nos ayudan a que poco a poco prevalezca la cualidad positiva que contrarresta la que nos limita. Así pues, si tenemos miedo, la flor potenciará en nosotros la cualidad opuesta al miedo, el valor.

Estos remedios florales fueron desarrollados por el doctor inglés Edward Bach a principios del siglo XX y desde entonces se han seguido utilizando. Actualmente se pueden encontrar en muchas partes del mundo. En el mercado las tenemos bajo diferentes nombres comerciales, pero lo que mucha gente desconoce es que son muy fáciles de hacer por uno mismo, lo único que hay que tener es acceso a una pequeña cantidad de la flor que queramos preparar, fresca y recién cortada.

Es importante saber que estos macerados florales no tienen tanto que ver con las propiedades físicas de las plantas, sino con sus propiedades vibracionales o energéticas. 

Edward Bach abogaba por la sencillez de este método de curación y para que cada uno aprendiera a usar estos remedios por sí mismo, y describía una y otra vez en sus escritos la forma de preparar,  tomar, o aplicar las flores.
Actualmente muchos cursos, talleres y libros olvidan esta parte concerniente a la elaboración de las tinturas madre, incluso muchas obras actuales que plasman el legado de Bach la eliminan directamente. Sin embargo, enseñar los métodos de preparación de los remedios es importante si queremos ser realmente fieles a la filosofía de autosuficiencia y autocuración del creador de los mismos.


MÉTODOS DE PREPARACIÓN
Método Solar
Necesitaremos:
  • Bandeja o recipiente de cristal fino
  • Agua de manantial o mineral (preferentemente, si se puede, de manantial recién recogida)
  • Acceso a la flor fresca (asegurándonos de que no ha sido fumigada con químicos y que es de cultivo ecológico o que está en un terreno libre de contaminantes).

Hay que elegir un día despejado y esperar a que el sol haya dado directamente sobre las flores un par de horas antes de proceder a cortarlas. Cortar las flores con sumo cuidado, manipulándolas lo menos posible,  y echarlas inmediatamente sobre la bandeja de cristal llena de agua. Debe quedar toda la superficie del agua cubierta de flores, procurando que no estén superpuestas.
Dejar la bandeja al sol hasta que las flores empiecen a dar signos de decaimiento, entre dos y siete horas. Si es necesario se irá moviendo la bandeja de posición para que el sol bañe siempre todo su contenido.
Después se retiran las flores manualmente, se llenan botellas de cristal oscuro hasta la mitad con el agua, y se acaban de rellenar con brandy. Cerrar bien y guardar.

Esta es la tintura madre de la flor, de la que necesitaremos un par de gotas por vaso de agua como mucho cuando queramos tomarla. Aquí podéis ver un vídeo sobre cómo tomar las flores de Bach: http://youtu.be/rQoMTSpbQag

Los remedios que se elaboran por este método son: Agrimony, Centaury, Cerato, Chicory, Clematis, Gentian, Gorse, Heather, Impatiens, Mimulus, Oak, Olive, Rock Rose, Rock Water, Scleranthus, Wild Oat, Vervain, Vine, Water Violet, White Chesnut.

Método de ebullición
El resto de remedios se preparan de esta forma. En lugar de ponerlo al sol, hay que hervir las flores en agua durante media hora. Filtrar, llenar botellas de cristal oscuro hasta la mitad con el agua y rellenar el resto con brandy. Cerrar bien y guardar.

Consejos: Si el preparado es para uso personal, no es necesario hacer mucha cantidad, un pequeño bol de cristal fino con agua será más que suficiente para tener preparado para mucho tiempo.

QUÉ PARTE DE LA PLANTA HAY QUE USAR
En general se usarán las flores tiernas y frescas, que al cortarlas pueden llevar pequeños trozos de pedúnculo, peciolo u hojas jóvenes tiernas.
En el caso de Chesnut Bud (Brotes de Castaño), se cortarán los brotes tiernos, justo antes de que se desarrollen en hojas.

LISTA DE LOS 38 REMEDIOS, SU NOMBRE EN ESPAÑOL Y SU NOMBRE BOTÁNICO
A continuación tenéis una lista con los nombres por los que se conocen los preparados de los 38 remedios que desarrolló en doctor Edward Bach, el nombre de la flor en español, y el nombre botánico para facilitar su identificación.

HOLLY Acebo (Ilex Aquifolium)
CHICORY Achicoria (Cichorium Intybus)
AGRIMONY Agrimonia (Agrimonia Eupatoria)
ASPEN Álamo temblón (Populus Tremula)
LARCH Alerce (Larix Decidua)
GORSE Aulaga (Ulex Europaeus)
WILD OAT Avena silvestre (Bromus Ramosus)
HEATHER Brezo (Calluna Vulgaris)
CHESNUT BUD Brotes de Castaño (Aesculus Hipoocastanum)
WHITE CHESNUT Castaño Blanco (Aesculus Hippocastanum)
SWEET CHESNUT Castaño dulce (Castanea Sativa)
RED CHESNUT Castaño rojo (Aesculus Carnea)
CENTAURY Centaura (Centaurium Erythraea)
CHERRY PLUM Cerasifera (Prunus Cerasifera)
CERATO Ceratostigma ( Ceratostigma Willmottiana)
CLEMATIS Clemátide (Clematis Vitalba)
SCLERANTHUS Escleranto (Sclerantus Annuus)
STAR OF BETHLEHEM Estrella de Belén (Ornithogalum Umbellatum)
GENTIAN Genciana (Gentiana Amarella)
BEECH Haya (Fagus Sylvatica)
ROCK ROSE Heliantemo (Helianthemus Nummularium)
HORNBEAM Hojaranzo (Carpinus Betulus)
IMPATIENS Impaciencia (impatiens Glandulifera)
HONEYSUCKLE Madreselva (Locinera Caprifolium)
CRAB APPLE Manzano silvestre (Malus Pumila Sylvestris)
MIMULUS Mímulo (Mimulus Guttatus)
MUSTARD Mostaza (Sinapis Arvensis)
WALNUT Nogal (Juglans Regia)
OLIVE Olivo (Olea Europea)
ELM Olmo blanco (Ulmus Procera)
PINE Pino silvestre (Pinus Sylvestris)
OAK Roble (Quercus Robur)
WILD ROSE Rosa silvestre, escaramujo (Rosa Canina)
WILLOW Sauce (Salix Vitellina)
VERVAIN Verbena (Verbena Officinalis)
VINE Vid (Vitis Vinifera)
WATER VIOLET Violeta de Agua (Hottonia Palustris)
ROCK WATER Agua de Roca (es el único de los remedios que no procede de una planta sino que se hace directamente con el agua del manantial desde el que el dr. Bach se proveía).

Cualquier persona puede aprender a emplear estos remedios por su cuenta, hay muchos libros e innumerable información en la red que facilitan su conocimiento. Tenemos que entender que los remedios florales son algo sencillo, sin complicaciones, fáciles de usar y de preparar.

Perdamos el miedo a utilizarlos por nuestra cuenta, lo peor que puede pasar es que no acertemos con el remedio, y en ese caso, simplemente, no pasará nada, pues las flores sólo actúan para bien cuando son necesarias.

Si les damos una oportunidad, debemos saber que hay que ser constantes y estar atentos para descubrir los cambios sutiles que iremos experimentando poco a poco.


BIBLIOGRAFÍA
Esencias Florales del Dr. Bach, Dr. Francisco Bernabeu Mur, Manuales Integral, RBA Libros, 2003.
Obras Completas del doctor Edward Bach, presentadas por Julian Barnard, Editorial Océano, 2008.
The 12 Healers and other remedies, Edward Bach, 1936, (Republished electronically by the Bach Flower Research programme, 2003).
Cómo Curan las Flores de Bach, Mª Rosa Fiszbein, RBA Libros, 2003.

IMPORTANTE: ESTE ARTÍCULO TIENE SÓLO FINALIDAD EDUCATIVA, EN NINGÚN CASO ES O SUSTITUYE LA CONSULTA, TRATAMIENTO O DIAGNÓSTICO DEL PROFESIONAL DE LA SALUD COMPETENTE.

Fátima Solé
Naturópata
(Módulos I, II y III del Programa Internacional de Flores de Bach, Centro Bach)




lunes, 22 de octubre de 2012

LA PENICILINA NATURISTA

A veces nos complicamos la vida comprando productos carísimos de herbolario, cuando en nuestra despensa encontramos medicamentos naturales magníficos, rápidos y fáciles de preparar, como este remedio tradicional conocido como la "penicilina naturista" o la "penicilina vegetariana". En él se combinan los poderosos efectos de tres alimentos medicinales de primer orden como son el limón, el ajo y la cebolla, y puede ser un estupendo apoyo en diversos procesos como:
  • congestiones
  • infecciones
  • gripes, resfriados
  • procesos respiratorios
  • amígdalas inflamadas...

Ingredientes
1 ó 2 dientes de ajo (pueden llegar a ser hasta 6)
1 cebolla pequeña (o media cebolla mediana, incluso entera)
2 limones 

Preparación
Método 1:
Exprimir los limones. Batir el zumo de limón junto con el ajo y la cebolla. Filtrar. 
Tomar este zumo recién preparado en ayunas, mejor si es por la mañana, una hora antes del desayuno. Se puede tomar previamente una cucharadita de aceite de oliva para que no resulte tan fuerte al estómago si no estamos acostumbrados o lo tenemos un poco sensible.

Método 2:
Batir o machacar el ajo y la cebolla, incorporando el zumo de limón. 
Ingerir tal cual siguiendo las mismas recomendaciones que para el anterior.

Algunas personas pueden presentar acidez después de tomarlo.

En cuanto al sabor, si se hace por el primer método descubriremos que no es tan desagradable como esperábamos. El segundo método lo hace un poco más fuerte, pero los beneficios que puede aportarnos bien merecen el esfuerzo.

Llamar a este preparado "penicilina" no es tan descabellado. pues combina tres antibióticos naturales que bien pueden compararse en algunos aspectos con esta, sobre todo porque están actuando en sinergia. Sin ir más lejos ya el investigador Chester Cavallito demostró cómo 1 mg. de alicina, uno de los principios activos del ajo equivalía a 15 unidades de penicilina, aunque su verdadera acción es en conjunto con el resto de principios activos más que aislada.

Es muy importante siempre que podamos, utilizar limón, ajo y cebolla ecológicos, los de cultivo intensivo es probable que sean menos activos, además de que en muchos casos estamos incorporando al preparado residuos de tóxicos que no nos benefician.


ESTE ARTÍCULO ES SÓLO A MODO EDUCATIVO, PERO NO ES, NI SUSTITUYE EN NINGÚN CASO LA CONSULTA, TRATAMIENTO O DIAGNÓSTICO DEL PROFESIONAL DE LA SALUD COMPETENTE.

BIBLIOGRAFÍA
Cómo Cura el Ajo, Dr. J. Ll. Berdonces, Círculo de Lectores, 1996.
Mis Observaciones Clínicas sobre el Limón, el Ajo y la Cebolla, Prof. N. Capo, Autor Editor, 1969.


Fátima Solé
Naturópata

jueves, 11 de octubre de 2012

ARCILLA MEDICINAL DE USO EXTERNO: CÓMO UTILIZARLA

Considerada por muchos un elemento básico del botiquín natural, la arcilla o barro medicinal es un tipo de tierra con potencial curativo muy versátil. Además ha formado parte de los remedios naturales más valorados por el hombre y los animales desde la antigüedad. En este artículo abordaremos sobre todo su uso de forma externa, que puede ser útil tanto para personas como para animales.

PROPIEDADES DE LA ARCILLA
Gracias a la sinergia de todos sus componentes, tiene un alto poder de absorción y adsorción -atrae sustancias a la vez que fija y neutraliza toxinas y alcaloides- así como propiedades analgésicas, antitumorales, cicatrizantes, bactericidas, remineralizantes, vulnerarias, desintoxicantes, drenantes, o antiinflamatorias, entre otras. Estas características han hecho que tradicionalmente sea usada como apoyo en todo tipo de enfermedades, ya sea en su uso interno o externo, desde dolores, tumores, abcesos, afecciones de piel, inflamaciones, problemas musculares, articulares, congestiones, heridas, infecciones, intoxicaciones...

CÓMO MANIPULAR LA ARCILLA
  • Lo más aconsejable será introducirla en envases de cristal y manejarla con utensilios de madera, y nunca usar materiales que puedan dejar residuos como metales, plásticos, recipientes esmaltados, etc. 
  • Cuando tengamos que añadir agua a la arcilla, jamás utilizaremos agua del grifo clorada, sino agua de manantial, mineral, o filtrada.
  • A la hora de retirar la arcilla lo haremos con agua sola, o infusiones, etc. pero no con jabón. Nunca hay que arrancarla de la piel. Si se ha pegado, echando agua sobre ella poco a poco se reblandecerá y saldrá sin problemas. No hay que asustarse si al retirar la arcilla la piel está algo enrojecida, es una reacción normal que pasará al cabo de un rato.
  • ¿A qué temperatura se debe aplicar? En general se preparará a temperatura ambiente pues es la forma como mantiene mejor sus propiedades. Pero en determinados casos cuando no se tolere fría, podemos calentar la arcilla, ya sea al baño María, o añadiéndole agua caliente, o bien dejándola unos minutos al sol, cerca de una estufa, en el horno, o encima de la tapa de una cacerola al fuego.
  • Se puede preparar arcilla para varias veces (excepto si la arcilla se ha calentado), sobre todo si la vamos a necesitar a lo largo del día o de varios días seguidos.
  • Una vez usada hay que desecharla.

FORMAS DE APLICAR LA ARCILLA EN USO EXTERNO 

Arcilla seca
Se usa tal cual en su forma natural en seco.
A modo de polvos de talco: utilizar arcilla de uso interno (por ser la más fina) como polvos de talco, para bebés por ejemplo.
Desodorante: se aplica arcilla de uso interno en los pies o en las axilas, esto ayuda a eliminar olores desagradables o a prevenir hongos.
Cama para nuestras mascotas enfermas: podemos hacer una camita de arcilla seca para nuestras mascotas enfermas,  rellenando una funda de almohadón o bolsa de tela con ella, esto les ayudará a descansar mejor y favorecerá su recuperación.

Agua arcillosa
Se trata de obtener un agua turbia, añadiendo arcilla a la misma. Este agua se usará en las siguientes aplicaciones:
Fricciones: se moja un paño de algodón en el agua. Con él se procede a lavar o a friccionar la piel. Esta práctica es ideal para personas que permanecen encamadas o inmóviles, pues previene la aparición de llagas o de malos olores, a la vez que tonifica. No hay que aclarar la piel después.
Envolturas o Compresas: se moja un paño de algodón, toalla o similar en el agua arcillosa, se escurre y se aplica sobre la piel para descongestionar o aliviar en casos de insolación o de quemaduras, por ejemplo, o se usa como una versión más suave de la cataplasma por motivos prácticos o cuando esta no se tolere bien. Dependiendo de la finalidad y lugar donde se coloque, esta envoltura se cubrirá con otra tela seca, y se abrigará bien a la persona, para que no coja frío. Se puede ir renovando una vez se calienta.
Baño de arcilla: se echan en la bañera llena de agua templada, 3 ó 4 puñados de arcilla y se remueve. Mientras se está en el agua se consigue mantener la arcilla en suspensión con el movimiento de piernas y brazos. No hay que enjuagarse al salir. Esto va muy bien para la piel y ayuda a desintoxicar y a tonificar.
Baños de asiento, maniluvios y pediluvios: la arcilla se puede añadir al agua de los mismos para potenciar su acción.
Gargarismos y enjuagues bucales: en un vaso de agua diluir sal marina (entre una cucharadita y una cucharada) y arcilla de uso interno (entre media y una cucharadita), se remueve y se realizan gargarismos o enjuagues bucales. Útil en casos de afonía, garganta inflamada, anginas, aftas, problemas de encías... etc.

Arcilla líquida
Haremos una mezcla de agua y arcilla, debe quedar como una pasta fluida (como una salsa), que podemos usar para:
Baños de barro de cuerpo entero: es ideal practicarlo al aire libre en verano, si tenemos terraza o jardín donde hacerlo. Se aplica la arcilla líquida sobre todo el cuerpo ya sea con la mano o con una brocha. Dejamos que seque al sol, y una vez seca procedemos a retirarla con agua, va muy bien para estos casos tener una manguera de agua cerca. Esto es excelente para regenerar la piel, calmar molestias de problemas como la artritis, dolores musculares, cansancio, celulitis, psoriasis, problemas de piel...
Baños de barro locales: Se hace igual y sirve para lo mismo que el baño de cuerpo entero, pero se aplica sólo sobre una parte del cuerpo. Esta práctica es más fácil ya que se puede realizar dentro de casa, si no podemos secarla al sol, simplemente dejamos que seque al aire.

Cataplasma de arcilla
Preparación
Se mezcla la arcilla con agua y se hace una pasta consistente, que quede flexible como para adaptarse a los pliegues del cuerpo, pero que no gotee.
Podemos ir mezclando directamente el agua y la arcilla, removiendo hasta obtener la consistencia deseada; o cubrir la arcilla con el agua sin remover, dejar que repose hasta que la absorba, y posteriormente añadir más arcilla si hiciese falta. Este último método suele dejar la arcilla más manejable para su posterior aplicación.
Cómo ponerla en la piel
La extenderemos sobre un paño de algodón o de hilo doblado, la cataplasma debe tener un grosor máximo de unos 2 cm., luego se coloca sobre la piel, con la parte de la arcilla sobre esta. También se puede untar sobre el cuerpo directamente, aunque el uso del paño resulta mucho más cómodo. La persona debe permanecer abrigada pues no debe coger frío.
Este emplasto puede ser útil en cualquier parte del cuerpo, pues tiene un poder calmante, analgésico, emoliente, antiinflamatorio, antibacteriano, antitumoral, etc.

Distintas cataplasmas que podemos hacer
  • Del "bajo vientre" o del estómago: se coloca sobre toda el área digestiva, incluyendo estómago, hígado e intestinos, o bien una parte de esta. Suele formar parte de muchos tratamientos naturales, pues desde el punto de vista de la naturopatía muchas dolencias comienzan en esa zona, y por lo tanto la arcilla es un excelente apoyo para ayudar desintoxicar, equilibrar y desinflamar. Normalmente se deja una o dos horas, una o dos veces al día.
  • Cataplasmas sobre cualquier parte del cuerpo, ya sea un área reducida como por ejemplo la rodilla, o zonas más amplias como la espalda o el pecho, o incluso en los genitales. En el caso del pecho la cataplasma será muy fina, y se aplicará despacio, en los genitales o en la espalda suele ser gruesa.  
  • Sobre los ojos: se aplica cubriendo el ojo cerrado con una gasa, de forma que la arcilla no toque directamente el párpado. Hay personas acostumbradas que incluso se la ponen directamente sobre el párpado, pero cuando se seca resulta muy incómoda, al igual que a la hora de aclararla.
  • En el área del oído: se extenderá por la parte externa fuera de la oreja (alrededor de la misma), pero nunca dentro del oído.
Heridas abiertas
La arcilla en forma de cataplasma también se ha usado tradicionalmente con éxito sobre heridas abiertas que no tengan hemorragia. En este caso se pone directamente sobre la herida, y más tarde hay que retirarla con infusión de plantas como tomillo, romero o eucalipto, y desinfectarla con zumo de limón por ejemplo. Al lavar la herida puede ocurrir que quede algún resto de arcilla pegado, lo dejaremos, pues esto incluso ayudará en la cicatrización.
Otros elementos con que mezclar la arcilla para la cataplasma
Estas cataplasmas además de con agua se pueden hacer con todo tipo de líquidos naturales que potencian su acción y actúan en sinergia con la arcilla. Algunos de ellos son: infusiones de plantas, vinagre de manzana, zumos recién hechos de verduras o frutas, agua de mar, agua con sal marina, miel. o aceite de oliva.

UNGÜENTOS DE ARCILLA
Se suelen emplear sobre todo en caso de tendinitis, problemas musculares, articulares, de piel... Se preparan mezclando la arcilla con un aceite como el de hipérico, oliva o miel, hasta que quede como una especie de crema que se unta sobre la piel. Se pueden añadir aceites esenciales o extractos de plantas para potenciar su acción.

OTROS USOS
La arcilla tiene innumerables usos más, por ejemplo podemos hacer dentífricos con ella (http://youtu.be/rRSHhANJsIw), mascarillas de belleza, o hasta usarla como absorbente de olores en el frigorífico.

CON QUÉ FRECUENCIA HAY QUE APLICARLA
Todo depende del tipo de aplicación, finalidad de la misma, la persona a la que se le aplica. etc. Puede ser desde una cataplasma que se renueve cada hora en un abceso, una aplicación al día de un par de horas, varias aplicaciones al día espaciadas, hasta dejarla puesta la noche entera.
Por otro lado, si se nota incomodidad, calor excesivo, o frío, por ejemplo, es un indicativo de que es el momento de retirarla.

¿QUÉ ARCILLA ELEGIR? 
A no ser que podamos recogerla en nuestro propio terreno, cribarla y solearla, asegurándonos de que el terreno esté libre de tóxicos, tendremos que comprarla. Es muy importante adquirir sólo arcillas que se comercialicen con finalidad terapéutica (para evitar arcillas contaminadas), y estas las encontramos en algunos herbolarios o en farmacias.
Para empezar a familiarizarnos con ella si tenemos dudas sobre qué color o marca elegir, podemos buscar la arcilla que proceda de zonas más próximas a nuestro lugar de residencia, o escoger la de color verde como un primer acercamiento.
El color de la arcilla
Hay quienes recomiendan diferentes usos para la arcilla según su color, sin embargo, el color no tiene por qué ser determinante en cuanto a su acción, pues todas las arcillas tienen características similares, si bien en proporciones distintas. Por ejemplo, las cualidades de una arcilla verde podrán variar dependiendo de su procedencia y del tipo de arcilla que sea, pero no necesariamente por el color; así pues, la montmorillonita, una de las arcillas más apreciadas por sus propiedades, puede ser desde blanca, verde o incluso azul. Se trata más de encontrar la arcilla que se adapte mejor a cada persona y problema concreto, y eso sólo lo sabemos probándolas, ya que esta tierra medicinal actúa de forma diferente en cada persona y problema, por lo que es mejor tener varios tipos de arcilla en casa. Por eso, si probamos una arcilla y sentimos que no está dando resultados, podemos pasar a otra, que quizás funcione mejor.
Por otro lado, las arcillas que han sido soleadas, suelen ser más activas. Si no encontramos arcilla soleada, podemos hacerlo nosotros mismos, dejándola varias horas o días expuesta a la luz directa del sol.
Aunque algunas empresas nos venden la arcilla ya preparada a modo de mascarillas etc,. es preferible adquirir la arcilla pura en seco, y elaborar nosotros mismos el producto final. 

PRECAUCIONES
La arcilla es un elemento muy potente, por lo que hay que observar ciertas precauciones sobre todo cuando se aplica sobre órganos importantes, personas debilitadas, zonas muy congestionadas o tumores.
Hay que tener en cuenta que tiene el poder de atraer hacia ella las sustancias nocivas, por lo que es normal ver un "empeoramiento" en las primeras aplicaciones. Por ejemplo, una aplicación excesiva de repente sobre un tumor interno, podría causar demasiada inflamación con probabilidad de derivar en complicaciones. 
Por eso es importante en muchos casos, sobre todo cuando se trata de cataplasmas, empezar con aplicaciones breves, en capas finas, y no muy grandes, para ir aumentándolas progresivamente cuando comprobamos que el organismo va respondiendo positivamente, y de esta forma evitar las reacciones fuertes.
También es aconsejable una vez comenzadas las aplicaciones, no interrumpir el proceso, y seguir con ellas hasta que el problema se solvente o mejore lo suficiente, lo que puede llevar desde varios días, semanas o incluso meses, dependiendo del problema.

ARCILLA DE USO INTERNO
Aunque en este artículo no entraremos en el uso interno de la arcilla, tenéis una entrada con vídeo dedicada al tema aquí y otro vídeo más extenso sobre este tema: http://youtu.be/Mw6uxwm4V3U

IMPORTANTE: ESTE ARTÍCULO TIENE SÓLO FINALIDAD EDUCATIVA, EN NINGÚN CASO ES O SUSTITUYE LA CONSULTA, TRATAMIENTO O DIAGNÓSTICO DEL PROFESIONAL DE LA SALUD COMPETENTE.

Fátima Solé
Naturópata

BIBLIOGRAFÍA
El Poder Curativo de la Arcilla, Raymond Dextreit, editorial Océano Ibis, 1998.
Curarse y Rejuvenecer por la Tierra, el Sol, las Plantas, el Aire y el Agua, Raymond Dextreit, editorial Acuario, 1983.
Cura natural por la Arcilla, Raymond Dextreit, editorial Arín, 1984.
El Poder Curativo de la Arcilla, Jorge Sintes Pros, editorial Sintes, 1977.
Cómo Cura la Arcilla, Marie-France Muller, editorial Integral, 1998.
Usos Curativos de la Arcilla (dvd), Carlos Lestón.
L'Argilla Verde, Ricette, Dott. G. Ferraro, Argital.




sábado, 18 de agosto de 2012

HAZ TUS PROPIOS PERFUMES Y COLONIAS NATURALES

Los perfumes y aguas de colonia contienen en general sustancias sintéticas, presentes también en otros productos de uso habitual, que pueden acumularse en el organismo, y que están relacionadas a largo plazo con problemas de salud como alteraciones hormonales, daños en distintos órganos, cáncer, o alergias, entre otros.
Elaborar nuestros propios perfumes y aguas de colonia en casa es muy fácil. Estimula nuestra creatividad y nos permite jugar con el efecto que los aromas tienen sobre las emociones, gracias al poder de la aromaterapia. Así, por ejemplo, podemos hacer un perfume que además de tener un maravilloso aroma, ejerza un efecto sedante y tranquilizador, o favorezca una actitud más feliz y positiva..
Hay muchas formas de prepararlos, aquí os presento 3 métodos básicos, flexibles y fáciles, que dan muy buenos resultados.

NECESITAREMOS ALGUNOS DE ESTOS INGREDIENTES:
Aceites esenciales (esencias)
Son el ingrediente básico. *Es muy importante que sean 100% naturales y puros, preferentemente ecológicos.
Podemos empezar con un sólo aroma, e ir añadiéndole toques de otro, aprendiendo poco a poco a jugar con las distintas notas aromáticas.
Algunos de los más conocidos son: lavanda, bergamota, rosa, jazmín, azahar, sándalo, cedro, naranjo, lemongrass, geranio, manzanilla, patchouli, incienso, ylang ylang, limón, mandarina, pomelo, romero, salvia...
¿Qué cantidad de aceites esenciales? No se puede dar una medida estándar pues todo dependerá de las esencias escogidas, de si preferimos un aroma suave y sutil o uno más persistente y penetrante, de si es una colonia para niños o para adultos, etc. Siempre es aconsejable empezar por la cantidad mínima e irla corrigiendo añadiendo más gotas, o nuevas esencias la vez que vamos testando el resultado final. Sin embargo, como orientación podemos empezar por una gota de aceite esencial por cada 10 mililitros de líquido portador, de ahí hasta lo que queramos, incluso llegar en algunos perfumes hechos con aceite vegetal a una parte de aceites esenciales y tres partes de líquido vehicular.
La mayoría de aceites esenciales utilizados en aromaterapia son bien tolerados por la piel, pero algunos aceites esenciales como el de canela o tomillo son dermocaústicos, por lo que se deben añadir con especial precaución y en dosis mínimas, y nunca para productos destinados a los niños. 
Además, si hemos aplicado sobre la piel aceites esenciales de cáscaras de cítricos como la bergamota, mandarina, limón o pomelo, no la expondremos a la luz del sol directa, pues podría causar manchas.
*No hay que confundir los aceites esenciales con los aceites vegetales, aquí tenéis una aclaración sobre esto: Diferencias entre aceite vegetal y aceite esencial

Agua y/o hidrolatos
Podemos usar agua mineral, de manantial o destilada, aunque lo ideal serán las aguas florales o de plantas aromáticas. Es decir, los hidrolatos, que son el agua que queda cuando se extraen los aceites esenciales. Es un agua aromática muy suave con propiedades cosméticas para la piel, y que podemos encontrar en herbolarios y farmacias, como el agua de rosas, de lavanda, de azahar o de romero. 
Estas aguas también podemos hacerlas nosotros mismos, aquí tenéis un vídeo que explica cómo; este método sirve para hacer cualquier agua de flores o de plantas aromáticas: enlace al vídeo


Alcohol
En general el alcohol que se usa es o bien el del botiquín (de venta en farmacias), o un alcohol de cereal con aroma lo más neutro posible como el vodka. La graduación del mismo no es importante, pues lo rebajaremos con agua o con hidrolatos.

Aceite vegetal
Uno de los que da mejores resultados es el aceite de jojoba, aunque también se pueden utilizar otros como el de almendras o el de nuez de albaricoque. El de jojoba, que en realidad es una cera, tiene muchas ventajas, ya que su olor es neutro, no deja sensación grasa en la piel, y difícilmente se estropea, además de ser adecuado para todo tipo de pieles.

COLONIAS HECHAS CON AGUA AROMÁTICA (HIDROLATO)
Por su suavidad, serán las ideales para quienes no quieran utilizar alcohol o para hacer colonias infantiles. 
Preparación
La base del preparado será el agua aromática. Si no tenemos hidrolato, se puede sustituir por agua destilada, agua mineral, o de manantial.
A este agua sólo tendremos que añadirle unas gotas de aceites esenciales de nuestra preferencia. Una vez añadidos los aceites esenciales al agua, agitaremos bien el envase. Dejaremos que repose durante un mínimo de 3 días, removiendo cada día la botella.
Una vez listo, hay que agitar siempre antes de aplicarlo.
El envase será preferentemente de cristal oscuro y lo guardaremos alejado de fuentes de calor y de la luz directa del sol. Su duración dependerá de la del hidrolato, si queremos que permanezca más tiempo en buen estado podemos guardarlo en la nevera.
Los aceites esenciales en colonias para niños. Para los niños sólo sirven algunos aceites esenciales, y siempre echaremos la dosis mínima, pues son especialmente sensibles a los mismos y hay que ser cuidadosos. En todo caso nunca se utilizarán en bebés menores de 3 meses, y se evitará el área de los ojos y mucosas. Los aceites esenciales de lavanda, manzanilla romana y mandarina, bien utilizados, son seguros y suelen gustarles mucho, a la vez que les ayudan a estar más relajados y felices. (Aquí tenéis recomendaciones específicas de aromaterapia para niños dependiendo de cada edad: Aromaterapia para niños)

COLONIAS HECHAS CON ALCOHOL
Estas aguas de colonia nos darán un resultado más parecido a las colonias convencionales.
Preparación
Mezclar el alcohol elegido con hidrolato o con agua. La cantidad de cada uno dependerá de nuestro gusto y de la potencia del alcohol utilizado. Una opción sería, por ejemplo, 50% de alcohol etílico de 96º y 50% de agua o hidrolato. Pero podemos adaptar esta proporción a nuestro gusto o especial sensibilidad al alcohol. Por ejemplo, 30% de agua y 70% de alcohol o viceversa. etc., incluso preparando la colonia con alcohol puro sin el agua.
A esta mezcla le añadiremos los aceites esenciales.
Hay que remover bien y dejar reposar un mínimo de 15 días, agitando cada día, para que el aroma madure.
Agitaremos siempre el envase antes de aplicar la colonia, y guardaremos esta preferentemente en un envase de cristal oscuro, alejada de la luz y de fuentes de calor.

PERFUMES HECHOS CON ACEITE VEGETAL
Estos perfumes son ideales para aplicar con un roll-on o con la punta de los dedos, en pequeñas cantidades detrás de las orejas, muñecas, etc
Preparación:
Mezclar el aceite de jojoba con los aceites esenciales, remover muy bien, y dejar reposar en un lugar fresco y oscuro por lo menos 15 días, agitando todos los días.
Otra variante es mezclar aceite vegetal y alcohol, y luego añadir los aceites esenciales. Si optamos por esto también podemos jugar con las proporciones según gustos. Una posibilidad sería echar el 50% de cada uno, y luego los aceites esenciales elegidos.

Crear nuestros propios perfumes y aguas de colonia puede ser una actividad muy gratificante, y nos permite evitar sus equivalentes en el mercado cargados de sustancias químicas. También nos enriquece con la influencia que los aromas naturales ejercen sobre las emociones.
Os animo a ser exploradores en este mundo mágico de las esencias naturales, y a ganar autonomía y autosuficiencia aprendiendo a usarlas. Y ¿qué mejor regalo que un perfume hecho para alguien especial con todo el cariño? Las posibilidades son infinitas.

Fátima Solé
Naturópata

BIBLIOGRAFÍA
La Belleza Entra por la Boca, Txumari Alfaro, ediciones B, 2012
Aromaterapia, Monika Werner, Hispano Europea, 2004


sábado, 4 de agosto de 2012

TRES DESODORANTES NATURALES MUY FÁCILES

Hoy comparto con vosotros 3 propuestas totalmente naturales y sencillas de desodorante natural. A muchos nos preocupan todos los químicos tóxicos que llevan los desodorantes convencionales, compuestos nocivos para la salud que se acumulan en el organismo y que con el paso del tiempo pueden provocar cáncer, alteraciones hormonales, y otra serie de problemas de salud. Por eso es importante conocer las distintas opciones naturales que tenemos, algunas bien sencillas, como las que os presento a continuación.

ACEITE DE COCO
Hace años que utilizo los aceites y mantecas como magnífica opción de cosmética natural, pero nunca se me había ocurrido usarlos como desodorante. Hace poco buscando información sobre el tema, descubrí que hay mucha gente que los está utilizando con éxito como desodorante. Tiene su lógica, algunos de estos aceites y mantecas tienen propiedades bactericidas, algo que ayuda a neutralizar los olores corporales.
Cómo se utiliza el aceite de coco como desodorante:
Lo único que hay que hacer es hidratar las axilas con él, hasta que se haya absorbido bien. Si se hace así no hay problema de que manche la ropa, es como cuando lo usamos para hidratar la piel del cuerpo.
Podemos aplicarlo tal cual, o, si queremos darle algún aroma concreto, podemos añadir unas gotas de un aceite esencial de nuestra preferencia.
Cómo añadir los aceites esenciales:
Por cada cucharada sopera de aceite (unos 15 ml.) echaremos unas 4 ó 5 gotas de aceite esencial. Es importante utilizar aceites esenciales que no sean dermocaústicos fuertes como canela u orégano. Podemos usar otros más suaves, como el de lavanda, geranio, manzanilla, cedro, incienso, sándalo, mandarina, azahar, rosa, bergamota, lemongrass, romero, ylang ylang... Pero si nos va a dar el sol en las axilas hay que evitar los aceites esenciales de cítricos, como mandarina, limón, bergamota o pomelo, pues podrían ocasionar manchas en la piel. También habrá que tener en cuenta si estamos en un área donde hay insectos, que algunos aceites esenciales de flores como azahar, jara, rosa, pueden atraerlos.
Al baño María:
Si es invierno y la manteca se ha solidificado, la derretiremos al baño María. Una vez disuelta, apagamos el fuego, añadimos el aceite esencial, removemos suavemente, y dejamos enfriar en un molde.

MANTECA DE CACAO
La manteca de cacao, también funciona como un excelente neutralizador de olores, que además ofrece un rico aroma, y al tener el punto de fusión a los 34 ºC, se puede utilizar para hacer pastillas desodorantes que nos aguantarán hasta en verano dentro de casa si no hace demasiado calor. Se puede utilizar tal cual directamente, aplicándola como una hidratante en la axila, asegurándonos de que la piel la absorbe. 
O podemos hacer el mismo procedimiento explicado en el aceite de coco, derritiéndola al baño María, para después añadirle nuestros aceites esenciales favoritos. Una sugerencia es dejarla enfriar en algún molde que le dé forma de pastilla, para facilitar su aplicación.


DESODORANTE NATURAL CON AGUA DE ROSAS O LAVANDA
Para esta tercera propuesta necesitaréis como base hidrolato o agua de rosas o agua de lavanda, es decir, el agua natural que queda de la extracción de los aceites esenciales. No nos referimos a aguas de flores con químicos añadidos que nada tienen que ver con los hidrolatos. También sirve cualquier otro hidrolato de vuestra preferencia, los encontraréis en herbolarios normalmente.
Pero si no tenéis agua de rosas natural, también podéis probar con infusión de pétalos de rosa, lavanda, o cualquier otra de vuestra preferencia. El preparado hecho con la infusión puede que dure menos tiempo y hay más riesgo de que manche la ropa.
Se necesitan:
30 ml. de agua de rosas o lavanda (2 cucharadas soperas colmadas)
1 cucharadita pequeña rasa de bicarbonato
10 gotas de aceites esenciales de vuestra preferencia (ver recomendaciones de los adecuados arriba)
Botellita espray rellenable
Procedimiento:
Se mezcla el agua de rosas o la de lavanda con la cucharadita de bicarbonato y se remueve bien hasta que el bicarbonato se diluya. Después lo echamos en la botellita y añadimos los aceites esenciales, cerramos y agitamos. 
Aplicación:
Se aplican varias pulverizaciones sobre la axila, y después se distribuye con la mano, asegurándonos de que queda bien repartido. Hay que agitar antes de cada uso.

PARA LOS PIES
Estas propuestas sirven también para los pies, sobre todo el aceite de coco y la manteca de cacao, aunque podemos añadir en este caso otra opción como es la manteca de karité.

Es muy importante no olvidar que una ducha diaria, es necesaria para eliminar de la piel las toxinas que nuestras células han expulsado. Esto y una alimentación rica en alimentos saludables, sobre todo crudos, y pobre en alimentos procesados y de origen animal, contribuyen a un menor problema de olores desagradables y a que los desodorantes naturales funcionen mejor

Cada persona es un mundo, y cada piel, por eso si una opción de desodorante natural no nos funciona, podemos ir probando otras, hasta encontrar la adecuada. Merece la pena el esfuerzo, aunque sólo sea para evitar la acumulación de tóxicos en el organismo, pues sobre esto sí que tenemos elección. Decidamos no convertir nuestro cuerpo en laboratorio de pruebas químicas de una industria sin escrúpulos que nos engaña y vende productos que saben no son saludables, y a la que apoyamos cada vez que compramos un producto. Pensemos que después, cuando lleguen los problemas de salud a causa de tanto tóxico acumulado, ellos no van a dar la cara ni a asumir responsabilidades.

Fátima Solé
Naturópata


*Sitios donde se pueden comprar algunos de estos productos por internet. Sólo los pongo como ayuda, pues mucha gente me pregunta sobre el tema, pero no me une a estas tiendas ninguna relación comercial, ni lo hago para darles publicidad:
-  Aquí encontraréis las aguas florales, aceites y mantecas, y una buena variedad de productos para hacer vuestros preparados de cosmética natural: http://www.cremas-caseras.es/
- Aquí podéis encontrar las mantecas de coco y de cacao, ecológicas: http://www.mundoarcoiris.com/

domingo, 29 de julio de 2012

APRENDE A CUIDAR PIEL Y CABELLO CON ACEITES Y MANTECAS VEGETALES

Cuando pensamos en cosmética natural libre de químicos para el cuidado del cabello y de la piel, a menudo nos complicamos la vida buscando cremas ecológicas carísimas, o preparando las nuestras en casa hechas a base de fórmulas con ingredientes difíciles de encontrar.

Pero cada vez más gente sabe que con los aceites y mantecas vegetales tenemos casi todo lo que necesitamos para cuidar de forma natural, sencilla y eficaz, nuestra piel y cabello.

El único requisito es que sean aceites y mantecas naturales, extraídos a bajas temperaturas, y siempre que sea posible, ecológicos.

Una vez probamos la cosmética simple y natural usando los aceites y las mantecas, difícilmente nos vuelve a tentar ninguna crema comercial ni sus promesas. Los aceites naturales rinden mucho, y a la larga salen bastante más económicos que los productos más elaborados, dando los mismos o mejores resultados.
Estas son algunas ideas de los muchos usos que se les puede dar:

ROSTRO Y CUELLO
Contorno de Ojos
El aceite de rosa mosqueta, o el de argán son excelentes hidratantes, reafirmantes y antiarrugas para esta delicada área, además ayudan a eliminar manchas en la piel. Sólo hay que aplicarlos dando suaves toquecitos alrededor de los ojos, hasta notar que se han absorbido.
Si la textura nos resulta demasiado grasa, podemos poner el aceite sobre un disco de algodón ligeramente humedecido con agua y luego pasarlo con delicadeza sobre la piel. Después nos maquillaremos normalmente, pues estos aceites funcionan como cualquier crema, sólo hay que esperar unos minutos para que se absorban ayudando con un suave masaje. Si hemos echado demasiado aceite y no se absorbe todo, pasando un paño suave por la piel, retiramos el exceso. Todo esto sirve también para los aceites en la cara y en el cuello.

Cuidar rostro y cuello
La cantidad de aceites que podemos utilizar aquí es larga, algunos son: rosa mosqueta, sésamo, argán, jojoba, nuez de albaricoque, avellanas y macadamia. Estos son excelentes además si vamos a maquillarnos después. Otros más densos como el de almendras dulces, es preferible dejarlos como tratamiento de noche en el caso de ir maquilladas durante el día.

El de jojoba, que en realidad es una cera natural, es ideal para pieles grasas o mixtas, pues además de hidratar y regenerar, ayuda a equilibrar la secreción grasa de la piel y a que poco a poco luzca más limpia. También tiene la ventaja de que difícilmente se estropea si es de calidad. El de nuez de albaricoque es magnífico siempre que queramos un aporte extra de luminosidad. El de rosa mosqueta, sésamo, y argán ayudan a tonificar, reafirmar, hidratar y a eliminar manchas.
Se aplican igual que  una crema, dando un suave masaje con los dedos hasta que penetren en la piel.
 
Reforzar la acción de los aceites para cara y cuello:
Esto se consigue preparando una mezcla de nuestro aceite vegetal preferido con aceites esenciales reafirmantes, tonificantes y antiarrugas como el de geranio, sándalo, jara, naranjo amargo (hojas), rosa, mirto... o reguladores de la secreción grasa como geranio, árbol del té, romero, cedro... calmantes de la piel estresada como la picea negra, manzanilla, incienso, ylang ylang, sándalo... Nunca utilizaremos aceites esenciales de cítricos en este caso durante el día, pues pueden provocar la aparición de manchas en la piel. Una opción sería mezclar en 50 ml. de aceite vegetal, de 10 a 15 gotas en total de uno o varios de estos aceites esenciales.

Labios
Entre las mejores opciones que tenemos para hidratar y cuidar los labios,  están las mantecas, sobre todo la de karité y la de cacao, aunque también podemos utilizar otros aceites de nuestra preferencia.

Desmaquillar
En el mercado cada vez encontramos más oferta de maquillajes ecológicos, respetuosos con la naturaleza, con nuestra salud y con los animales. Pero, independientemente del tipo de maquillaje que usemos,  para desmaquillarnos tampoco necesitamos ningún producto específico si tenemos los aceites, que limpian la piel y a la vez la tratan y la cuidan. Cualquier aceite vegetal de calidad puede servir, el de sésamo, argán o el de almendras dulces, son excelentes, por ejemplo. Para desmaquillar los ojos van muy bien el de nuez de albaricoque que elimina cualquier máscara de pestañas por muy resistente que sea, y el de argán.

CUERPO
Hidratar el cuerpo con aceites y mantecas vegetales es uno de los mejores regalos que nos podemos hacer. Si somos constantes, con el tiempo veremos como, simplemente con este gesto, mejora notablemente la hidratación de la piel, su elasticidad y firmeza,  y además se atenúan la celulitis y las estrías. Algunos aceites que dan excelentes resultados son el de sésamo, oliva, almendras dulces, aguacate, germen de trigo, la manteca de coco, karité, y la de cacao.
La aplicación de las mantecas dependerá de la temperatura ambiente, pues según la misma estarán en estado sólido o líquido. Si están sólidas podemos aplicarlas calentándolas con la mano o al baño María. 
Hay 3 formas de hidratar el cuerpo directamente con aceites y mantecas vegetales:
1- Antes de la ducha: Esta es una magnífica práctica procedente del Ayurveda (masaje abhyanga), y consiste en, una vez en la ducha, pero antes de la misma, masajear todo el cuerpo con el aceite. Después se procede con la ducha normalmente. Esta práctica es ideal cuando se están pasando momentos de "bajón" emocional, pues actúa no sólo sobre el estado físico, sino también sobre el estado emocional.
2- Después de la ducha: Hay que aplicar el aceite con un suave masaje por toda la piel húmeda después de la ducha, antes de secarse. Es excelente en verano, ya que es una forma de hidratar dejando una sensación más ligera en la piel, pero no por ello menos efectiva. Eso sí, la toalla con la que nos sequemos quedará un poco manchada.
3- A modo de crema: Utilizamos el aceite o la manteca directamente sobre la piel como si fuera una crema. Muy recomendable en invierno, o cuando la piel está muy reseca.
Podemos añadir algunos aceites esenciales de nuestra preferencia al aceite o manteca vegetal, y así disfrutar de la aromaterapia que actúa tanto en el plano físico como en el emocional.

CABELLO
Mascarilla y Acondicionador en Uno
Las mantecas y aceites vegetales, hacen ambas funciones a la vez, así que cuando las usamos dejamos de necesitar ambos productos.  

Es tan sencillo como extender el aceite o la manteca escogidos en el cabello, dejarlo actuar durante un mínimo de media hora, mejor entre una hora y dos, y luego proceder al lavado normal. 
Si durante la aplicación de la mascarilla podemos envolver el pelo en una toalla y que nos dé el calor del sol sobre la misma unos minutos, potenciaremos su acción. Haciendo esto el pelo queda suave e hidratado, efecto que a menudo dura más de un lavado.

Entre las mejores opciones para hacer estas mascarillas están la manteca de karité, la de coco, o la de cacao, y el aceite de argán, el de jojoba o el de aguacate y onagra.

¿Y PARA EL BEBÉ?
Los conocidos "aceites para bebé" en general son aceites minerales derivados directamente del petróleo a los que se les añaden fragancias. Se hace difícil entender, cómo puede haberse popularizado el uso del petróleo sobre la delicada piel de un ser humano que está en un momento tan vulnerable e importante de su vida, existiendo opciones naturales tan maravillosas e inocuas como el macerado de caléndula, el aceite de almendras, o la manteca de karité.

ALGUNOS DE LOS MUCHOS ACEITES QUE PODEMOS USAR
Aquí dejo algunas ideas de aceites vegetales que podemos ir descubriendo en su uso cosmético para piel y cabello: avellana, almendra dulce, argán, oliva, jojoba, rosa mosqueta, nuez de albaricoque, sésamo, aguacate, macadamia, germen de trigo, cáñamo, calófilo, borraja, onagra, girasol... Y mantecas vegetales como: karité, coco, cacao...

CONSERVACIÓN DE LOS ACEITES
Excepto el aceite de jojoba, y las mantecas vegetales que duran bastante a temperatura ambiente, es recomendable conservar el resto en la nevera, pues así se mantendrán más tiempo en perfecto estado. La mejor forma de saber si un aceite sigue en condiciones para su uso cosmético no es tanto mirar su fecha de caducidad, sino olerlo. El olor a rancio delata un aceite que ya no tiene las propiedades que debería. Algunos aceites se oxidan con bastante facilidad, como el de germen de trigo, y hay que tener especial cuidado con ellos, incluso al comprarlos, pues dependiendo de las condiciones de transporte y almacenaje, pueden estar ya algo deteriorados en el mismo comercio.

Esto son sólo algunas ideas, pero cada piel es un mundo, así que os animo a ir probando y jugando con los aceites, hasta que encontréis los que mejor se adapten a vosotros. Alternar varios aceites además tiene la gran ventaja de que nos beneficiamos de las distintas propiedades de cada uno. Lo ideal es empezar con los que más a mano tenemos o los que nos sean más fáciles de encontrar, y sobre todo, disfrutar mucho en este camino de descubrimiento de la sabiduría de la naturaleza.

Los cuidados naturales nos ayudan a sentirnos mejor, pero contra el paso del tiempo, una de las mejores fórmulas es disfrutar de cada etapa de la vida aceptándola sin resistencias, y dejándonos sorprender por todo el aprendizaje y todas las cosas bellas que nos traiga. Al fin y al cabo, la belleza física es subjetiva y cultural, y la verdadera belleza la refleja cada persona sólo desde su corazón.

Fátima Solé
Naturópata

BIBLIOGRAFÍA RECOMENDADA
Por Una Cosmética Inteligente, Dominique Baudoux, Amyris ediciones
Aromaterapia, Enrique Sanz Bascuñana, editorial Hispano Europea
ENLACES
http://www.chopra.com/abhy
http://mapi.com/ayurveda_health_care/newsletters/ayurvedic_abyanga.html

(Todas las imágenes de este artículo son por cortesía de http://www.freedigitalphotos.net/)

lunes, 23 de julio de 2012

LAS 45 FRUTAS Y VERDURAS MÁS CONTAMINADAS POR PESTICIDAS


Os presento la última lista de las 45 frutas y verduras más contaminadas por pesticidas, según los análisis que hace anualmente EWG (Environmental Working Group). Esta organización norteamericana sin ánimo de lucro, fundada en 1993, tiene como objetivo principal utilizar el poder de la información pública para proteger la salud de las personas y del medio ambiente. 

Los análisis han sido realizados a la fruta o verdura totalmente preparada para el consumo, de la forma como se toma habitualmente, es decir, lavada o pelada según el caso. Los arándanos y el apio lavados, por ejemplo, las cebollas y las naranjas peladas. Así se demuestra una vez más, que lavar o pelar no garantiza librarse de estos tóxicos tan dañinos. 

Todos los productos son originarios de EEUU, excepto los que especifica que son importados, por eso algunos se repiten dos veces, pues se han analizado tanto los de origen nacional como de importación. 

Estos estudios siempre son relativos, pues dependen de la época del año, del origen, de las plagas que hayan tenido, etc., pero pueden servir de referencia para hacernos una idea de lo que servimos en nuestras mesas cuando consumimos productos rociados con venenos, nocivos para la salud y para el medio ambiente.

A NÚMERO MÁS BAJO, MAYOR CANTIDAD DE PESTICIDAS 

                        1.     Manzana
                        2.     Apio
                        3.     Pimiento
                        4.     Melocotón
                        5.     Fresas
                        6.     Nectarina (importado)
                        7.     Uva
                        8.     Espinacas          
                        9.     Lechuga
                       10.   Pepino
                       11.   Arándanos (nacional)
                       12.   Patata
                       13.   Berza
                       14.   Cerezas
                       15.   Chile picante
                       16.   Pera
                       17.   Nectarina (nacional)
                       18.   Judías verdes
                       19.   Ciruela (importado) 
                       20.   Arándanos (importado)
                       21.   Zanahoria
                       22.   Frambuesas
                       23.   Calabacín
                       24.   Naranja
                       25.   Brécol
                       26.   Cebolleta
                       27.   Plátano
                       28.   Melón amarillo
                       29.   Tomate
                       30.   Melón cantaloup (importado)
                       31.   Coliflor
                       32.   Papaya
                       33.   Ciruela (nacional)
                       34.   Calabaza
                       35.   Champiñones
                       36.   Sandía
                       37.   Pomelo
                       38.   Boniato
                       39.   Melón cantaloup (nacional)
                       40.   Kiwi
                       41.   Berenjena
                       42.   Mango
                       43.   Espárragos
                       44.   Guisantes (congelados)
                       45.   Col
                       46.   Aguacate
                       47.   Piña
                       48.   Maíz dulce
                       49.   Cebolla
 

¿REALMENTE SALE MÁS CARO LO ECOLÓGICO?
A medio y largo plazo lo que sí sale caro para nuestra salud y la del medio ambiente es consumir y apoyar el cultivo de productos cargados de venenos. 
Cáncer, alteraciones hormonales, problemas de fertilidad, problemas de tiroides, Alzheimer, Parkinson, hiperactividad, alergias, asma…. son sólo algunos de los muchos problemas de salud que se pueden relacionar con una exposición a dosis bajas de pesticidas durante largos períodos de tiempo.

No esperéis que los gobiernos o las empresas tomen responsabilidad sobre esto y pongan la salud de las personas y del medio ambiente por encima de los beneficios económicos. Pero cada uno de nosotros tiene el poder como consumidor de elegir lo que compra, ese es un poder al que a menudo se renuncia y se vende a la manipulación de las grandes corporaciones que son las que mueven los hilos con publicidad agresiva y engañosa por todos lados.

Cada pequeño gesto de una persona mueve mareas de cambio, apoyemos a quienes se comprometen a proteger a la Tierra y a las personas produciendo de forma ecológica.

Aquí dejo algunas ideas para aquellos que quieran pasarse poco a poco a un consumo ecológico responsable, que no contamine ni su salud ni la de la Tierra:
  • Busca cooperativas de consumo, asociaciones, pequeños agricultores de tu zona, mercados semanales, supermercados ecológicos. Te sorprenderás de la oferta que hay, que crece cada día. Una buena opción para empezar pueden ser las cajas de frutas y verduras a un precio único que suelen salir más económicas. También puedes preguntar en el comercio donde compras habitualmente, algunas grandes superficies dedican cada vez más espacio a estos productos, aunque suelen estar poco visibles, no son la opción ideal, pero sí una buena forma de empezarse a familiarizar con la compra ecológica poco a poco.
  • Revisa tus hábitos de alimentación. Seguro que hay muchos productos en tu carro de la compra que además de no necesitar, no te alimentan y te dañan. Si aprendes a prescindir de ellos, tu salud te lo agradecerá y lo que ahorres por un lado, lo podrás invertir en un carro más consciente y saludable. Por ejemplo, beber sólo agua y zumos elaborados en casa directamente, en lugar de tantas colas, bebidas gaseosas cargadas de azúcares, aspartame, edulcorantes…. La bollería industrial, toda la gama de fritos para picar… ¿de verdad que los necesitamos? Cambia el chip y cuando quieras “dipear”, prepara un rico guacamole y “dipea” con verduras crudas ecológicas cortaditas en tiras ¡está riquísimo! Reeduca el paladar para valorar y disfrutar de los alimentos de verdad, no te dejes engañar por sabores falsos y vacíos de nutrientes.
  • Huye de los precocinados. No es verdad que se necesite invertir mucho tiempo en la cocina para comer bien. La opción crudivegana, por ejemplo, es rapidisima y sanísima. de sus recetarios se sacan excelentes ideas de cocina sana, fácil y rápida. Los alimentos precocinados son caros y alimentan bastante poco, además de que la mayoría están cargados de aditivos, conservantes y grasas trans. ¿Tanto cuesta preparar una rica macedonia de frutas, un gazpacho, unas berenjenas al horno, verdura al vapor, o un bocata de pan integral de espelta con aguacate laminado y unas hojas de lechuga y tomate? Y si te apetece una pizza, actualmente ya puedes conseguir en muchos sitios bases hechas con masa madre y harina integral que rellenas tú en casa sabiendo lo que le echas, incluyendo las grasas. Huye de las pizzas cargadas de grasas hidrogenadas y materias primas de bajísima calidad nutricional.
  • Revisa los tóxicos en cosmética y limpieza. Aprender a hacer nuestros propios productos de limpieza y de cosmética abarata enormemente el carro de la compra a la vez que eliminamos una cantidad inmensa de tóxicos en el hogar. Un saquito de nueces de lavado, por ejemplo, nos ofrece la posibilidad de lavar la ropa durante muchos meses, por un precio asequible. Un aceite puede ser la mejor crema hidratante, desmaquillador, mascarilla para el cabello o acondicionador. Descubre cómo con pocas cosas como vinagre, bicarbonato, sal, limón y nueces de lavado, puedes limpiar prácticamente todo en casa sin intoxicar a los tuyos y ahorrando muchísimo dinero.
  • Cultiva tu propia comida. Incluso si sólo puedes hacerlo en macetas, te sorprenderás de todo lo que puedes tener en pocas macetas en una terraza con poca inversión, pues puedes reciclar envases como recipientes para la plantas, hacer tu propio compost etc. Algo tan sencillo como el aloe vera será cosmética gratuita y de la mejor para tu piel, y un estupendo suplemento vitamínico que añadir a tus batidos. Tomates, pepinos, fresas, lechugas, calabazas (que te dará infinidad de hojas que puedes consumir también), plantas aromáticas y medicinales… etc. Es increíble la autosuficiencia que se gana cuando cultivas aunque sean pocas cosas. Aprovecha y siembra las semillas de verduras y frutas ecológicas que consumas.  

Y por último, no te agobies. Cuando empezamos a cambiar los hábitos hacia un estilo de vida más ecológico, podemos agobiarnos porque vivimos en una sociedad donde se ha normalizado precisamente todo lo contrario. El cambio no se puede hacer de repente, es mejor ir poco a poco incorporando nuevos hábitos y dejando otros que ya no queremos. Pero no hay que obsesionarse, nos lo ponen realmente difícil para poder vivir una vida ecológica y totalmente consecuente, pero si cada uno de nosotros se compromete,  en la medida de sus posibilidades y circunstancias, ya es mucho lo que estamos haciendo, por nosotros y por el Planeta. Simplifiquemos, ahí empieza el secreto para avanzar hacia el verdadero progreso.
Fátima Solé
Naturópata


ENLACES DE REFERENCIA
Lista original de la EWG en la web donde publican la guía anual
Web de EWG
Interesante conferencia sobre tóxicos ambientales y salud impartida por Nicolás Olea, catedrático de Medicina en la Universidad de Granada y Coordinador de Investigación del Hospital Clínico de Granada
Web de FODESAM. donde encontraréis mucha información sobre tóxicos cotidianos