domingo, 20 de noviembre de 2016

CANNABIS MEDICINAL Entrevista a Javier Miravete

Hoy comparto con vosotros una entrevista muy especial para mi. Especial por el valor humano que tiene el caso de Javier Miravete. Javier nos cuenta con valentía y generosidad su lucha personal por conseguir una mejor calidad de vida superando numerosos obstáculos de salud que le acompañan desde que nació. También nos brinda sus conocimientos y experiencia con el uso el cannabis como medicina. Javier Miravete es usuario de cannabis medicinal,  coordinador de usuarios terapéuticos en el Castelló Cannabis Club (España), y presidente de Terapéuticas Hierbas Castelló.


ENLACES ADICIONALES
Reportaje de Verde medicina realizado en el Castelló Cannabis Club, sobre esclerosis, VIH y cannabis.

Reportaje de Verde Medicina sobre epilepsia infantil y CBD.

"El que cree que el cannabis te vuelve loco y no tiene efectos terapéuticos, tiene mala fe o es un ignorante", Manuel Guzmán, catedrático de Bioquímica y Biología Molecular.

Aplicaciones terapéuticas del cannabis, por el Dr. Manuel Guzmán.

Observatorio Español del Cannabis Medicinal.

Asociación dosemociones.

Asociación Internacional por el Cannabis como Medicamento.


Fátima Solé
Blogger, youtuber, naturópata.

domingo, 23 de octubre de 2016

IMPORTANTES ALIMENTOS MORADOS, CON ACCIÓN ANTITUMORAL

Hace unos días asistí a una conferencia en la que el doctor Xavier Uriarte nos comentó la importancia de incluir alimentos de color morado en nuestra dieta. Y es que la Naturaleza nos regala gran variedad de matices para poner en nuestra mesa. Tenemos desde el verde de la clorofila al arcoiris amarillo-naranja-rojo-morado de las carotinas, ricos en propiedades medicinales, acción antioxidante y antitumoral. Pero además, los antocianos, pigmentos morados que pueden ir desde el rojo al azul, son de especial relevancia, y deberían tener un lugar destacado en nuestros menús diarios.

Propiedades de los antocianos
Además de ser potentes antioxidantes, numerosos estudios relacionan estos pigmentos con una inhibición del crecimiento de distintos tipos de tumores. Por otro lado, y entre otras cosas, ayudan a cuidar la retina y el sistema circulatorio.

Qué alimentos los contienen
Granada, uva negra, cerezas, ciruela negra, arándanos, moras, grosellas, fresas, zanahoria morada (afortunadamente rescatada por algunos agricultores ecológicos), patata morada, remolacha, rabanitos, cebolla morada, col lombarda, acelgas rojas, judías pintas...

En qué cantidades y cómo se deben tomar
Nuestro organismo aprovechará mejor sus propiedades si se toman con moderación pero de forma habitual, ya que "pegarse un atracón" puntual de poco servirá, pues el cuerpo sólo puede asimilar de una vez hasta cierta dosis. También es importante tener en cuenta, que si queremos alimentos ricos en antocianos y en antioxidantes en general, es mejor que sean de temporada y cultivados por productores locales, cercanos al lugar donde vivimos. Y, por supuesto, siempre que sea posible, escojamos productos ecológicos, porque ¿tiene algún sentido buscar las propiedades medicinales de una uva negra que podría ir aderezada con restos de agrotóxicos cancerígenos o neurotóxicos?

EJEMPLOS DE OPCIONES MUY FÁCILES Y VEGANAS CON EL MORADO COMO PROTAGONISTA
Aquí os dejo algunas ideas muy sencillas, para ver cómo podemos incorporar fácilmente los alimentos morados en nuestros menús diarios.

DESAYUNO
Comenzamos la mañana con un zumo de granadas recién exprimido. Hecho en un minuto con el exprimidor de cítricos ¿recordáis que lo vimos en otra entrada?

Y como plato fuerte para darnos energía un buen bol de gachas de avena con uva. Se prepara calentando una taza de agua con dos cucharadas de copos de avena. Lo dejamos a fuego suave hasta que la avena espese, normalmente en menos de 5 minutos está. Ahora sólo tenemos que mezclar la avena con unos granos de uva negra, uvas pasas o ciruelas pasas, y almendras crudas al gusto. Está delicioso, no necesita ningún endulzante adicional y tiene un buen poder saciante y es nutritivo.

COMIDA
Y ¿qué mejor que comenzar la comida de mediodía con una buena ensalada multicolor? En este caso con el morado como color destacado gracias a la zanahoria morada, remolacha, col lombarda, rabanitos y algunos granos de uva.

Y de segundo, no podían faltar en nuestro menú morado las judías pintas.

CENA
Las cremas y sopas de verduras son una opción muy rápida y fácil para aprovechar los colores de la naturaleza a diario en nuestros platos. Se pueden tomar frías o calientes, y podemos adaptar su espesor a nuestro gusto dependiendo de la cantidad de agua que añadamos.
Sólo tenemos que cortar varias verduras en trozos medianos, cubrirlas con agua y ponerlas al fuego. Una vez comience a hervir, tapar, y cocer a fuego suave durante media hora. Después añadimos una pizca de sal marina, un chorrito de aceite de oliva de primera presión en frío, y trituramos. Ya está. Como veis con muy poco trabajo y en tan sólo media hora de cocción, tenemos una sopa imposible de superar por todas esas opciones comerciales vacías de nutrientes vivos, y cargadas de aditivos.
En este caso, como el tema es el morado, la crema de verduras lleva calabaza, cebolla, zanahoria morada y remolacha.


Desgraciadamente, con la pérdida de la soberanía alimentaria de los pueblos no siempre resulta fácil conseguir frutas y verduras frescas cultivadas cerca de casa. Si queremos un futuro con una despensa llena de alimentos ricos en nutrientes y con el mínimo impacto ambiental para el planeta y la salud de los seres vivos, tenemos que apostar desde cada hogar por apoyar a los productores locales. Es demencial e irresponsable consumir frutas y verduras que han recorrido miles de kilómetros y que podrían haber crecido en tierras fértiles cercanas. Recuperar el sentido común y la soberanía alimentaria es urgente, y sólo es posible si cada una asumimos la responsabilidad que sí tenemos.


IMPORTANTE:
ESTA INFORMACIÓN TIENE SÓLO FINALIDAD INFORMATIVA, PERO NO ES, NI SUSTITUYE, LA CONSULTA, TRATAMIENTO O DIAGNÓSTICO DEL PROFESIONAL DE LA SALUD COMPETENTE. 


Fátima Solé
Blogger, youtuber, naturópata.


BIBLIOGRAFÍA
Lo que Podemos Hacer Cuando Pasamos un Cáncer, Xavier Uriarte, autoedición del autor, abril 2015.

ENLACES

martes, 11 de octubre de 2016

COMENTANDO LIBROS: "Plantas y Flores Medicinales" y "Hacia la Autosuficiencia en Casa"


En esta sección comento brevemente libros de salud natural (cuerpo y mente) y va dirigida a quienes tienen interés por este tipo de publicaciones, por si les pudiera servir de orientación en un momento dado. Encontraréis desde libros recientes hasta libros descatalogados. Todos son comprados por mí y no tienen ningún tipo de afiliación, por lo que la opinión es totalmente independiente. Los libros descatalogados se pueden encontrar, con suerte, en el mercado de segunda mano, en bibliotecas, o también se puede explorar la opción de impresión bajo demanda que ofrecen cada vez más editoriales.


PLANTAS Y FLORES MEDICINALES 
Aldo Poletti, Parramón ediciones, 1983.
Este libro me parece un estupendo manual de consulta rápida sobre las propiedades y usos de distintas plantas y flores medicinales. Está redactado de forma sencilla y breve, pero ofrece suficiente y valiosa información en sus poco más de 200 páginas.
Su punto fuerte es que dedica un espacio destacado al modo de empleo específico para cada planta, por lo que puede ser un aliado magnífico cuando tenemos dudas sobre qué preparados podemos hacer con una planta. Explica cómo hacer tinturas, vinos, aceites, polvos, baños, pomadas, jarabes, compresas, emplastos, macerados... y todo adaptado a cada planta en concreto. Además al principio tenemos un pequeño resumen de todos los tipos de recetas.

Así, por ejemplo, si consultamos el romero, no sólo conoceremos sus propiedades, qué partes se utilizan, cuándo es mejor recolectarlo y cómo se conserva, también sabremos cómo hacer la infusión, el macerado en vino, la tintura, o el uso externo en cocimiento y fricciones. Y si procede, menciona el uso de la esencia (aceite esencial), tanto en uso interno como externo.

Al final del libro tenemos un pequeño vademécum de un par de hojas, de las plantas más indicadas para los distintos desequilibrios de salud, que puede venir muy bien como consulta rápida y orientación.

Lo que menos me gusta
A pesar de que contiene información muy valiosa, al ser un libro poco extenso, a veces se echa en falta alguna planta importante como la caléndula, o más preparados que se pueden hacer con muchas plantas como macerados en aceite.
El orden de las plantas en el libro está organizado por los colores de sus flores, algo que a efectos prácticos a la hora de buscar una planta resulta un poco engorroso y hay que recurrir al índice siempre para encontrar la página de la planta en concreto.
Si bien está ilustrado con fotografías grandes de calidad media, al no venir respaldadas por datos que faciliten la identificación, no es un libro para ayudarnos a reconocer una planta.

Sin embargo, y a pesar de sus limitaciones, este es un manual ideal para quienes comienzan a familiarizarse con los usos de las plantas y sus preparados. Y un libro al que seguro recurriremos más de una vez para consultar si lo tenemos en nuestra biblioteca natural.


HACIA LA AUTOSUFICIENCIA EN CASA
Annie-Jeanne Sauvage, Ediciones La Fertilidad de la Tierra, 2015.
Si os gusta ser autosuficientes en casa y elaborar, con ingredientes naturales, desde productos para la despensa, limpieza, cosméticos, y hasta los básicos para el botiquín natural, vais a disfrutar leyendo y practicando la gran variedad de recetas que ofrece este libro.

De sus 272 páginas, dedica 153 a la despensa, recuperando métodos tradicionales para conservar frutas, verduras, preparar alimentos fermentados, y mucho más. Chucrut, mermeladas y confituras, yogures, queso, pan, dulces, o aceites y vinagres aromatizados, son algunas de las variadas propuestas que la autora rescata del olvido. Me han sorprendido gratamente la gaseosa de flores de saúco y la sidra de fresno.

La sección dedicada a los productos de cosmética natural es muy completa ya que incluye todo tipo de recetas, desde colonias, perfumes, geles, champús, cremas, dentífricos, lociones, aceites, jabones, brillos de labios y hasta tintes vegetales.

Igualmente repleta de opciones es la parte enfocada en los productos de limpieza natural, en la que encontramos desde detergentes y ambientadores, a desincrustantes para el baño. Si seguís este blog, ya conoceréis el uso de las nueces de lavado o de la saponaria, pero puede que os sorprenda un detergente hecho a base de ceniza, del que me ha alegrado descubrir la receta.

También encontraréis un capítulo dedicado al botiquín natural, breve pero muy completo, ya que explica cómo hacer macerados básicos como tinturas y aceites, y ofrece varias recetas de ejemplo. Incluye además algunas ideas de ungüentos, y me ha gustado ver que no se olvida de la arcilla.

Su diseño es alegre, ameno y repleto de ilustraciones. Está cuidado al detalle, lo que lo convierte en una estupenda opción para regalar.

Lo que menos me gusta
Lo que menos me ha gustado, es que algunas recetas incluyen emulsionantes comerciales, y otras de de gel y champú tienen como base jabón, en lugar de ser 100% de elaboración casera con ingredientes naturales.
Además, para quienes seáis vegetarianos como yo, el espacio dedicado a preparación de carnes, embutidos, patés y demás, os va a sobrar.

Aún así, sin duda este es un libro excelente y valioso, que merece un lugar destacado en nuestra biblioteca de autosuficiencia natural.



BREVE:
LIBROS PARA CULTIVAR LA FORTALEZA INTERIOR
Y para finalizar una breve recomendación de un libro que puede ser una magnífica herramienta de apoyo para cultivar la fortaleza interior en cualquier circunstancia: Ser Feliz en Alaska, de un psicólogo que me encanta, Rafael Santandreu. Mentes fuertes contra viento y marea. Si nunca habéis leído nada de este autor, os aconsejo que escuchéis alguna de las muchas entrevistas suyas que circulan por la red.
Una de las mejores cosas que podemos hacer como seres humanos, es cultivar la riqueza de recursos internos que todos poseemos para vivir felices, fluyendo con lo que la vida traiga. Este tipo de lecturas que nos facilitan herramientas importantes, son pequeñas grandes joyas en el camino de autoconocimiento y fortalecimiento del equilibrio interno. Por eso, a partir de ahora, incluiré una breve recomendación de este tipo de lecturas al final de mi comentario de libros. Mens sana in corpore sano.

Fátima Solé
Blogger, youtuber, naturópata.

domingo, 9 de octubre de 2016

CATAPLASMAS DE ARCILLA CONTRA TUMORES

Las cataplasmas para combatir manifestaciones tumorales en el organismo han sido muy utilizadas tradicionalmente. Por ejemplo, Maria Treben en sus libros destaca la importancia de las cataplasmas de cola de caballo al vapor contra tumores.

Además de las plantas, la tierra medicinal se ha usado en cataplasmas desde la antigüedad. Plinio el Viejo (23-79 d. C.) relata en su Historia Natural (libro XXXV - LVII) cómo los médicos de la época utilizaban arcilla de Cimolia de color blanco y otra con tonalidad púrpura para curar tumores. El destacado sacerdote y naturópata Sebastian Kneipp, precursor de la balneoterapia actual, reservaba también a finales del siglo XIX un lugar importante para las cataplasmas de arcilla en sus tratamientos contra el cáncer. Y hace unas décadas, el francés Raymond Dextreit, uno de los padres de la geoterapia moderna, recopiló en sus libros información y testimonios del uso de la arcilla medicinal contra tumores.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que el uso de la arcilla generalmente ha formado parte de un conjunto de prácticas naturales, como la adecuación de la dieta, toma de infusiones y jugos naturales, ejercicio, sudoración, baños solares, hidroterapia, relajación, solución de conflictos emocionales... Además de que a menudo se alternan con fomentos de plantas, por lo que la arcilla estaría actuando en sinergia con el resto de elementos.

IMPORTANTE: Los contenidos compartidos aquí tienen sólo finalidad educativa e informativa, pero en ningún caso sustituyen ni son, la consulta, tratamiento, o diagnóstico del profesional de la salud competente. El uso e interpretación que cada uno dé a la información aquí compartida es responsabilidad suya.

QUÉ ARCILLA USAR 
Lo ideal serían las arcillas más cercanas al lugar donde vivimos y que nos garanticen que vienen limpias y libres de contaminación y que han sido expuestas al sol.

Por otro lado, cada persona es única y la sinergia que se produce entre la persona, el problema concreto que padece, y una determinada arcilla, también es única. Si después de unos días de uso se nota incomodidad durante el tiempo de aplicación de la cataplasma y el organismo parece no adaptarse a esta, lo habitual es cambiar a otro tipo de arcilla hasta encontrar la que a esa persona en concreto le siente mejor. Ante la duda, se suele comenzar con arcilla verde, o montmorillonita.


Más ideas
Si se quiere aplicar una cataplasma en zonas de superficie curva como el pecho de la mujer, las arcillas más gruesas facilitarán su adhesión.


CÓMO HACER LA CATAPLASMA
Una de las formas más habituales de hacerla es:
  • Colocar la arcilla en un recipiente de cristal, cubrir con agua sin cloro a temperatura ambiente (agua de manantial, filtrada... etc.). Dejar un tiempo hasta que el agua se absorba. Después remover con una cuchara de madera, y añadir más arcilla o agua si fuese necesario. La consistencia final debe ser de una pasta densa, que aguante sobre un paño sin deshacerse. 
Más ideas
Al preparar la mezcla hay que tener en cuenta que es más fácil rectificar añadiendo arcilla, por lo que es mejor echar un poco más de agua al principio y agregar arcilla después si fuese necesario.
Si se tiene mucha prisa se puede preparar la masa mezclando directamente el agua y la arcilla. Remover hasta obtener la consistencia deseada.
En lugar de agua se puede hacer la masa con infusiones de plantas.
La arcilla se puede dejar hecha para ser usada durante varios días. Un método sencillo de guardarla es en un recipiente de cristal tapado con un plato y mantener en un lugar fresco alejado de fuentes de calor y de corrientes de aire.

CÓMO APLICAR LA CATAPLASMA
Dependerá del área donde se vaya a poner, pero generalmente se suele utilizar así:
  • Extender la arcilla sobre un paño de tono claro de tela natural (algodón, lino, cáñamo...), o sobre varias capas de papel de celulosa sin tinta que no esté blanqueado. También sirve una hoja de vegetal resistente como la de col. El grosor de la cataplasma dependerá del caso, pero puede ser desde unos milímetros, hasta un par de centímetros. Se coloca la parte de la arcilla directamente sobre la piel, y la persona se abriga bien.
  • El tiempo de aplicación: en el caso de tumores internos, y para evitar reacciones o que pudiera extenderse debido a la potente acción de la arcilla, se comienza la primera semana con cataplasmas muy finas durante unos minutos, una vez al día. Progresivamente se aumenta el grosor de la misma hasta 2 cm., llegando a 2 ó 3 aplicaciones diarias. El tiempo de aplicación no debe superar nunca las 3 horas. Sobre los tumores externos se suelen aplicar cataplasmas gruesas de 2 cm. durante una hora, y se van renovando sucesivamente a lo largo del día. A medida que se mejora, la duración de las cataplasmas aumenta a 2 horas. En el caso de que se sienta incomodidad o calor en la zona, o que la arcilla se seque, hay que retirar la cataplasma. Estas aplicaciones pueden continuar durante meses o incluso años.
  • Una vez transcurrido el tiempo de uso, se retira la cataplasma, y se acaban de limpiar los restos ayudándose con agua (sin cloro), o con agua (sin cloro) y sal marina. Si ha quedado algún resto de arcilla pegado a la piel, nunca hay que arrancarlo, sólo mojar con agua hasta que se desprenda por si solo. En heridas o llagas a veces queda un poco de arcilla pegada, con el paso del tiempo se irá soltando por sí misma. La arcilla ya usada se debe desechar.
Más ideas
La arcilla también se puede extender directamente sobre la piel, y sobre ella colocar el paño antes mencionado.
En el caso de áreas con vello o cabello, se puede poner una tela o gasa fina de
algodón entre la arcilla y la piel para evitar incomodidades, aunque la acción de la arcilla así disminuye.

PRECAUCIONES
La arcilla no debe entrar en contacto con metales que pudieran soltar residuos, ni con plásticos, recipientes barnizados, etc. Lo mejor es utilizar recipientes y utensilios de cristal grueso, madera, porcelana... o en su defecto, de acero inoxidable.

Las personas muy débiles no suelen tolerar bien una cataplasma de arcilla. En ese caso se suelen hacer aplicaciones breves de un paño que se ha humedecido en agua arcillosa o en arcilla líquida, bien escurrido y tapado con otro grueso seco, abrigándose bien.

Si se han de poner cataplasmas sobre varios órganos importantes, se van alternando, nunca se ponen varias cataplasmas a la vez.


UNA REFLEXIÓN: TIEMPOS COMPLICADOS EN CUANTO A TUMORES
Vivimos tiempos complicados en cuanto a los tumores. Su aumento es vertiginoso y las estadísticas dejan claro que en pocos años una gran parte de la población los padecerá o habrá padecido. Sin embargo, algunos especialistas afirman que muchos de estos tumores no darían nunca problemas, o desaparecerían por sí solos, y que que se podría estar sobrediagnosticando y tratando a millones de personas por cánceres que no lo son, algo sobre lo que deberíamos reflexionar y contrastar antes de someternos a tratamientos agresivos, invasivos y tóxicos.

Hemos olvidado lo que es vivir en armonía con las normas de la Naturaleza. Como consecuencia de esto todos los días liberamos al ecosistema externo e interno (nuestro cuerpo) miles de sustancias sintéticas y radiaciones potencialmente cancerígenas. No se respeta el principio de precaución, ya que pocas son evaluadas por su impacto sobre la salud a medio-largo plazo antes de ser comercializadas. Prima el "crecimiento" y "desarrollo" antes que el sentido común y la salud.

Metales pesados, pesticidas, herbicidas, radiaciones ionizantes y no ionizantes, organismos modificados genéticamente, disruptores endocrinos en cosméticos, alimentos, productos de limpieza, utensilios de cocina y hasta en la ropa, aire contaminado y agua de poca calidad... una lista interminable de elementos cotidianos con potencial cancerígeno, neurotóxico, o que puede afectar a la fertilidad. Pequeñas cantidades "dentro de la legalidad" de tóxicos, procedentes de muchas fuentes, cuyo efecto cóctel se desconoce porque nunca se ha estudiado.

Los "inteligentes" seres humanos nos empeñamos en seguir buscando "la cura del cáncer", pero el interés por ir a la raíz, a las verdaderas causas, es nulo. Apenas se financian estudios epidemiológicos, porque demostrar que un tóxico ambiental mata y destroza la salud no está bien visto, "quita puestos de trabajo", hace "perder mucho dinero", o "crea alarma social"... Se invierte en investigaciones carísimas para descubrir medicamentos más caros aún, y poco importa si las causas del mal siguen ahí, porque no interesa verlas. Se da la paradoja de que hasta las campañas para recaudar fondos como las del lazo rosa, están respaldadas por la misma industria que contamina con sustancias cancerígenas.

Y de esto formamos parte todos. Cuando sabemos, por ejemplo, que un herbicida o un pesticida es sospechoso de ser cancerígeno o neurotóxico, que acaba con la biodiversidad y provoca malformaciones infantiles, pero seguimos fumigando con él aunque existan alternativas para hacerlo con una sustancia inocua. O apoyamos a quienes fumigan comprando sus productos.

La responsabilidad para conseguir cambios a gran escala comienza desde el individuo. Y esta responsabilidad va éticamente y por justicia más allá de nuestro tiempo, ya que buena parte de estos tóxicos causan daño heredado transgeneracional. Es decir, muchos de los cánceres y enfermedades hereditarios, en realidad podrían ser daños por tóxicos transmitidos de padres a hijos. Si de verdad nos preocupa que la gente enferme de cáncer, dejemos de contribuir al envenenamiento de este bello Planeta y de las células de quienes lo habitamos.


Fátima Solé
Blogger, youtuber, naturópata.


MÁS SOBRE LA ARCILLA DE USO EXTERNO EN EL BLOG
En esta entrada del blog tenéis más información: Arcilla Medicinal de Uso Externo: Cómo Utilizarla

BIBLIOGRAFÍA
- La Salud de la Botica del Señor, Maria Treben, editorial Ennsthaler, 2012.
- Natural History, Pliny, (volume IX, libri XXXV, LVII), english translation by H. Rackhan, Harvard University Press, London, MCMLXI.
- The Codicil to My Will for the Healthy and the Sick, Sebastian Kneipp, H. Grevel & Co., London,1897. 
- El Poder Curativo de la Arcilla, Raymond Dextreit, editorial Océano Ibis, 1998.
- El Poder Curativo de la Arcilla, Jorge Sintes Pros, editorial Sintes, 1977.
- Curarse y Rejuvenecer por la Tierra, el Sol, las Plantas, el Aire y el Agua, Raymond Dextreit, editorial Acuario, 1983.
- Nuevo Tratado de Medicina Natural, Raymond Dextreit y Michel Abehsera, EDAF, 2001.
- Cura natural por la Arcilla, Raymond Dextreit, Arín, 1984.
- Cómo Cura la Arcilla, Marie-France Muller, RBA Ediciones de Librerías, 1998.
- La Reforma Pro-Salud, J. Amigó, tomo 1, autoedición del autor, 1988.

ENLACES RECOMENDADOS
Prácticas naturales
Artículos de interés
Vídeos



domingo, 11 de septiembre de 2016

CÓMO HACER AGUA DE ROSAS E HIDROLATOS DE PLANTAS EN CASA

Hoy comparto con vosotros un método muy sencillo y fácil de realizar en casa con el que podremos preparar cualquier hidrolato o agua de flores y plantas aromáticas, entre ellos, la valorada agua de rosas.

Los hidrolatos son muy apreciados en cosmética natural. Se extraen por destilación de vapor de agua, y no tienen nada que ver con una infusión o una decocción, ni con agua mezclada con aceites esenciales. Son un producto muy diferente, que mantiene de forma delicada y sutil los principios activos de las plantas gracias a la destilación. Suelen ser transparentes, o adquirir una ligera coloración con el paso del tiempo, y pueden guardarse hasta 2 años.

Uno de los hidrolatos más conocidos y apreciados es el agua de rosas, que es la receta que hoy explico en el vídeo. El método expuesto para prepararla sirve para obtener cualquier agua de plantas aromáticas que queramos: romero, jazmín, geranio, hipérico, tomillo, azahar, salvia, manzanilla, ciprés, lavanda, melisa, menta, jara, eucalipto, laurel... Al hacer un hidrolato podemos utilizar planta tanto seca* como fresca, y, dependiendo de la planta que sea, se usa desde la raíz, hojas, corteza, pétalos, semillas o frutos.

Si bien existen verdaderos artesanos del arte de destilar hidrolatos que ofrecen productos excepcionales, una parte importante de las aguas de plantas aromáticas y flores que encontramos en el mercado en realidad no son hidrolatos verdaderos, y los que lo son a menudo llevan conservantes y otros ingredientes que alteran su pureza. Por eso, y aunque sea con un método casero, puede resultar muy útil aprender a hacerlos por nuestra cuenta. 

PREPARACIÓN
En este caso, y excepcionalmente, os remito al vídeo que aparece debajo para evitar dudas, sobre todo en cuanto a los utensilios que vamos a necesitar y cómo colocarlos. Podéis verlo directamente a partir del minuto dos.
*(BREVE EXPLICACIÓN DE APOYO PARA PERSONAS CON DISCAPACIDAD AUDITIVA: utilizar olla de acero inoxidable, también un utensilio a modo de base que pese para colocar en el centro de la olla, un recipiente más pequeño que la olla resistente al calor que irá sobre la base, una tapa que podamos colocar invertida, hielo, agua sin cloro y plantas de cultivo orgánico. Cubrir la planta con agua, suficiente para cubrirla, pero no excesiva. Cuando hierva dejar el fuego suave, la tapa invertida en la que iremos poniendo hielo, mantener así 20 ó 30 minutos. Dejar enfriar y en el recipiente que hemos colocado dentro de la olla ya tenemos el hidrolato. El agua que queda en la olla también se puede aprovechar unos días guardada en la nevera).

CONSERVACIÓN
Podemos guardarlos hasta 2 años en la nevera, envasados en cristal oscuro.

USOS
Tradicionalmente los hidrolatos han sido utilizados con finalidades muy diversas, incluyendo el uso alimentario o medicinal. En cuanto a su aplicación en cosmética natural, si bien las propiedades concretas dependerán de la planta escogida, podemos utilizarlos como:
  • Tónico para la piel del rostro y cuerpo.
  • Limpieza de piel.
  • Loción dermatológica como antiarrugas, astringente, calmante, antiséptico, regulación pieles grasas, secas....
  • Cuidado del cabello.
  • Mezclado con otros ingredientes como arcilla, para mascarillas cutáneas.
  • Como ingrediente de aguas de colonia, perfumes, o desodorantes naturales.
  • Como ingrediente de la fase acuosa en recetas de cremas naturales.

Como veis, los hidrolatos son un producto muy valioso y versátil, excepcionales aliados para una cosmética 100% natural y libre de tóxicos.  

*La planta seca es mejor rehidratarla un poco antes.

Fátima Solé
Naturópata

BIBLIOGRAFÍA
Aceites Esenciales, D. Baudoux, Editor Inspir Development, S.A.


viernes, 2 de septiembre de 2016

SIEMPREVIVA, POTENTE ANTIHEMATOMAS NATURAL

Aunque poco conocido, el preciado aceite esencial de siempreviva amarilla (helichrysum italicum ssp serotinum) es uno de los remedios naturales más potentes contra los hematomas. Es un aceite esencial raro y con poca producción, pero dadas sus valiosas propiedades, si tenemos acceso a él, debería ser un básico en nuestro botiquín natural de emergencias. No obstante, por su elevado precio y escasez, hay que reservarlo para ocasiones en las que realmente necesitemos un producto que no tiene rival.

Subespecie helichrysum italicum ssp serotinum.
Además de como siempreviva, siempreviva amarilla o siempreviva olorosa, también se conoce esta planta bajo otros nombres como inmortal, perpetua, pata de gato, o helicriso. Sin embargo, a la hora de adquirir el aceite esencial, es fundamental asegurarnos de que procede de la subespecie helichrysum italicum ssp serotinum, ya que existen otras especies parecidas cuyas propiedades pueden variar sustancialmente. También será elemental asegurarse de que es un aceite 100% puro y natural, obtenido por destilación al vapor de agua, aún mejor si es ecológico. 

Propiedades
Uno de los motivos por los que este aceite esencial es tan valioso y único, es porque su acción es amplísima, actuando tanto sobre piel, tejido nervioso, circulación, músculos, articulaciones etc. Algunas de las muchas propiedades que se le atribuyen son :
antihematoma, antitraumático, analgésico, antiinflamatorio, astringente, antiespasmódico, cicatrizante, descongestivo, antiflebítico, mucolítico, anticatarral, estimulante hepato-pancreático y hepatocelular, anticoagulante, hipocolesterolemiante...

SU USO CONTRA HEMATOMAS
Su eficacia a la hora de eliminar o prevenir hematomas tanto internos como externos es asombrosa, sobre todo si se utiliza nada más producirse la contusión. Si bien puede utilizarse en traumas antiguos o recientes, la clave para constatar su poderosa acción, está en el uso rápido del aceite esencial después de un golpe.

Aplicación
Aplicar inmediatamente después del traumatismo. Se extienden dos o varias gotas del aceite esencial directamente, efectuando un masaje muy suave hasta que se absorba. Repetir la aplicación según necesidad. Puede utilizarse incluso si hay una herida. 
A TENER EN CUENTA: esta información se refiere a contusiones accidentales puntuales del día a día que no requieran supervisión médica. En caso de golpes de gravedad o que necesiten asesoramiento médico, hay que buscar la atención profesional necesaria enseguida, y ante la duda, consultar siempre con un profesional cualificado.


OTROS USOS IMPORTANTES
Aunque la perpetua destaca por su actividad contra los hematomas, gracias a las excepcionales propiedades que posee, es muy amplio el abanico de usos que se le pueden dar. Algunos de estos son:
  • Para la piel: eccema, psoriasis, celulitis, cuperosis, arrugas, rosácea, cicatrices...
  • Músculos, tendones, articulaciones, huesos: artritis, tendinitis, reumatismo, túnel carpiano, enfermedad de Dupuytrens, traumatismo óseo...
  • Circulación: flebitis, varices, mala circulación, edema...
  • Sistema respiratorio: bronquitis, tos espasmódica, catarros, rinitis...
En muchos de estos casos la aplicación se suele realizar diluyendo el aceite esencial con un aceite vegetal vehicular (oliva, almendras...), por ejemplo a razón de 4 gotas de aceite esencial por cada 10 ml. de aceite vegetal, o ajustar la medida según se requiera.

PRECAUCIONES
Aunque este es un aceite esencial considerado bastante seguro para uso externo, se suele recomendar su uso a corto plazo y no prolongarlo en el tiempo.  También se desaconseja para mujeres embarazadas. Las personas sensibles a las cetonas deben saber que, si bien en poca concentración, este aceite esencial las contiene. Es neurotóxico por vía interna. 

Las flores de la inmortal son un valioso regalo que la Madre Tierra nos ofrece de forma gratuita entre sus humildes y poco valorados matorrales. Deberíamos ser conscientes de que cada área natural que destruimos y contaminamos es irreemplazable. Con ella perdemos la medicina de la Tierra y todos los conocimientos milenarios que nos hacen libres y autosuficientes. Defendamos como el bien más preciado de la Humanidad cada espacio de la naturaleza sagrada que pisamos.

IMPORTANTE
ESTA INFORMACIÓN NO ES, NI SUSTITUYE, LA CONSULTA, TRATAMIENTO, O DIAGNÓSTICO DEL PROFESIONAL DE LA SALUD COMPETENTE.


Fátima Solé
Naturópata


BIBLIOGRAFÍA
Por Una Cosmética Inteligente, Dominique Baudoux, Amyris ediciones, 2010.
Guía Práctica de Aromaterapia Familiar y Científica, Dominique Baudoux, Edición Inspir, 2011.
Aromaterapia, Dominique Baudoux Ediciones Amyris, 2008.
Aceites Esenciales, D. Baudoux, Editor Inspir.
Cúrese con la Aromaterapia, Enrique Sanz Bascuñana, Editorial Vital, 2000.
Aromaterapia, Enrique Sanz Bascuñana, Editorial Hispano Europea, 2011.

Imagen "Helichrysum italicum" extraída de Wikipedia, autor Júlio Reis, fuente, Own Work.

viernes, 26 de agosto de 2016

COMENTANDO LIBROS: "Así Cura el Ajo" y " La Belleza Entra por la Boca"



En esta sección comento brevemente libros de salud natural (cuerpo y mente) y va dirigida a quienes tienen interés por este tipo de publicaciones, por si les pudiera servir de orientación en un momento dado. Encontraréis desde libros recientes hasta libros descatalogados. Todos son comprados por mí y no tienen ningún tipo de afiliación, por lo que la opinión es totalmente independiente. Los libros descatalogados se pueden encontrar, con suerte, en el mercado de segunda mano, en bibliotecas, o también se puede explorar la opción de impresión bajo demanda que ofrecen cada vez más editoriales. 

ASÍ CURA EL AJO
Marc Ams, autoedición del autor, 1994.

Valioso manual, que con casi 900 páginas es una insuperable recopilación de todo lo que hay que saber y más acerca de este alimento medicinal por excelencia. En él, Marc Ams nos descubre muchas recetas y usos tradicionales prácticamente perdidos en la actualidad.

En la primera parte se revisan los principios activos del ajo. La segunda parte recoge 12 métodos distintos para realizar curas de ajo, así como una gran variedad de recetas medicinales tradicionales, tanto para uso interno como externo, que incluyen desde los más conocidos macerados en aceite o vinagre, hasta cómo hacer un exlixir o un ungüento. 

La tercera parte está estructurada a modo de pequeño vademécum en la que se ofrecen consejos de medicina biológica para más de 100 enfermedades, con recomendaciones de distintas prácticas naturales, así como de los usos del ajo para cada caso.

La sección última acaba de redondear este manual tan completo, respondiendo a casi 100 preguntas que pueden haber surgido con la lectura, desde dudas acerca del correcto uso, conservación, manipulación, presentaciones de ajo, o curas, hasta indicaciones para distintas situaciones, entre otras muchas.

El manual viene ilustrado con varias fotografías, dibujos, y algún gráfico, aunque la mayor parte del contenido es texto. Y a pesar de la densidad del libro, es fácil de usar gracias al práctico índice detallado que el libro ofrece al principio, en el que podemos encontrar fácilmente todas las recetas, enfermedades, y hasta las preguntas de la sección de dudas, una por una.

Quizás lo menos atractivo del libro sea su precio, elevado incluso en el mercado de segunda mano.

Los libros de Marc Ams suelen ser pequeñas grandes joyas para los que deberíamos reservar un lugar destacado en nuestra biblioteca natural.



LA BELLEZA ENTRA POR LA BOCA
Txumari Alfaro, Ediciones B, 2012.

Si os gusta preparar vuestros propios productos de cosmética natural, este libro os va a encantar. Y aún más, si sois, como yo, de las que prefieren recetas de cosmética con productos 100% comestibles y naturales. Ya sabéis, aquello de "no pongas en tu piel nada que no puedas poner en tu boca".

En el libro encontramos una gran variedad de recetas de cosmética natural organizadas por secciones: cutis y cuerpo, cabello, manos, uñas, senos. Además incluye un capítulo dedicado a recetas antiguas, que está organizado por plantas. Buscando el nombre de una planta encontramos las fórmulas antiguas en las que esta se usaba. También nos ofrece consejos para una alimentación equilibrada y pautas favorables para los problemas de piel, cabello etc. más habituales.

Son más de 500 páginas de fórmulas y consejos de un gran valor. Desde cómo hacer cremas antiarrugas, hasta aguas de colonia, macerados en vinagre, aceites, jabones, mascarillas, lociones... Un formulario para disfrutar, aprender mucho, y despertar la creatividad.

El punto negativo que le pondría al libro, es que es muy difícil localizar las recetas, ya que el índice es muy general, y no está por recetas. Así que, si buscas una fórmula en concreto que te haya gustado, o quieres inspirarte, por ejemplo, viendo mascarillas, puedes volverte un poco loca pasando las 500 páginas.

Es un libro sin ilustraciones, fácil de manejar por su tapa blanda. Y viniendo de alguien como Txumari Alfaro, que tanto sabe y que tanto ha hecho por recuperar las fórmulas tradicionales medicinales de todo el mundo, este libro lo tiene todo para convertirse en uno de los básicos de nuestra biblioteca de cosmética natural casera.



Fátima Solé
Naturópata




sábado, 20 de agosto de 2016

CÓMO PROTEGERSE DE LA RADIACIÓN INALÁMBRICA

Si habéis visto la entrevista que realicé para el blog al neurocientífico Olle Johansson, recordaréis que insistió en la importancia de evitar la exposición a campos electromagnéticos artificiales, como las radiaciones inalámbricas que nos rodean. Por eso, a continuación vamos a ver algunas pautas y soluciones caseras que pueden ser útiles a la hora de reducir esta exposición.

Los campos electromagnéticos con potencial para alterar la salud son muy variados. Por ejemplo, vivir cerca de un transformador o de líneas de alta tensión, se ha relacionado con mayor riesgo de padecer enfermedades graves como leucemia infantil. O hasta tener unos cuantos aparatos eléctricos en el dormitorio podría causarnos alteraciones del sueño, entre otros problemas. Sin embargo, en esta entrada nos centraremos en la radiación de alta frecuencia, microondas de antenas, móviles, wi-fi, y tecnología inalámbrica similar, por ser un problema creciente, que además no podemos escoger evitar en muchos casos, ya que nos viene impuesto, estemos donde estemos.

DAÑOS EN LA SALUD
Además de haber sido clasificadas como posiblemente cancerígenas por la misma OMS, hay miles de estudios que relacionan las microondas inalámbricas con daños en la salud, y son muchos los científicos independientes que las señalan directamente como cancerígenas y que solicitan que se las clasifique como tal. 
Otros de los problemas con los que se las ha relacionado son: desfragmentación del ADN, problemas de fertilidad, problemas neurológicos, o supresión de la fase de sueño profundo. 

Y cada día surgen nuevas investigaciones en la misma línea, a pesar de que medios de comunicación y científicos con conflictos de interés se empeñen en tranquilizarnos asegurando que no hay riesgo, ni estudios que lo demuestren. Los informes de fuentes científicas independientes están ahí para el que quiera encontrarlos (os dejo algunas referencias y enlaces útiles al final).

En cuanto a las posibles medidas de protección, es importante tener bien presente lo que aprendimos del Dr. Johansson:
La única medida de protección realmente eficaz y sensata es evitar exponerse a este tipo de radiaciones artificiales y ajenas a la radiación natural ambiental, y utilizar tecnologías biocompatibles y sin riesgos para la salud, algo que las tecnologías inalámbricas actuales no garantizan.

MEDIDAS DE PROTECCIÓN ACTIVA
Antes de avanzar en el tema, quiero recalcar que no soy experta en radiaciones, por lo tanto, sólo expongo algunas medidas prácticas basadas en mi propia experiencia y aprendizaje, pero ante la duda en temas de protección contra radiaciones, consultad con un profesional.

Hay radiación sobre la que sí tenemos control y podemos evitar o reducir de forma activa cambiando hábitos. Podríamos resumir estas medidas en una frase: siempre que puedas, conéctate por cable.
  • Conéctate a internet por cable (ethernet) y exige que cualquier lugar frecuentado por niños lo esté. Desconecta el wi-fi de tus dispositivos, del router, y de todos los puntos en los que esté activo, utiliza un cable para la conexión. Hay que evitar conexión de internet por vía eléctrica también. Muchos modelos de router tienen un botón con el que puedes desactivar el wi-fi directamente, aunque en otros casos puede que sea necesario contactar con tu compañía para que desactive la función, o hacerlo online siguiendo las instrucciones del fabricante.
  • Cambia el teléfono fijo inalámbrico por un teléfono fijo con cable. Los teléfonos fijos inalámbricos son potentes emisores de radiación, tanto o más que los móviles.
  • Sustituye cualquier aparato inalámbrico por su opción conectada por cable. Desde auriculares, juegos, ratón, teclados, impresoras, sistemas de vigilancia... especialmente importante cuando se trata de aparatos que van a estar cerca de bebés como los vigilabebés.
  • Los dormitorios deberían estar en la zona de la casa que reciba menos radiación.
  • Habla con tus vecinos, colegio de tus hijos, empresa... infórmales y solicita que sustituyan las conexiones inalámbricas por las de cable sin radiación dañina. Igualmente podemos escribir a comercios, hoteles, transportes públicos, ayuntamientos y demás exigiendo espacios libres de radiación. Cuantos más seamos dejando testimonio de nuestro descontento, más percepción habrá del verdadero problema y más concienciación. 
MÓVILES, SMARTPHONES...
Prescinde de ellos siempre que te sea posible, utilizarlos fomenta la expansión de una red de antenas cada vez más potentes que no han demostrado su inocuidad. Si no puedes evitar usarlos, al menos puedes tomar algunas medidas para reducir su radiación.
  1. Mantén la conexión de datos y el wi-fi desactivados. Limita el uso de internet y otras aplicaciones que requieran conexión de datos, bluetooth, tecnología NFC, wi-fi, etc... Mejor si no se usan nunca, ya que causan exposición periódica a radiación, y no son necesarios ni para llamar ni para enviar mensajes de texto.
  2. Utiliza  y lleva el móvil lo más separado del cuerpo que te sea posible. Las llamadas, en el caso de realizarse, deberían ser cortas y usando el altavoz o un auricular con cable que permita mantener el aparato lo más alejado del cuerpo posible.
  3. Deja el móvil en modo avión cuando no vayas a necesitarlo, especialmente por la noche. 
  4. Los niños y el móvil: Son muchos los expertos que recomiendan que jamás se exponga el organismo infantil a este tipo de aparatos ya que su organismo es mucho más vulnerable a los efectos. Si vas a dejarle jugar con el móvil ¿no sería sensato activar el modo avión sin radiación?
  5. Existen algunos utensilios como fundas de tela fabricadas con hilos metálicos que evitan que irradie si lo llevas cerca ya que bloquean la radiación. Pero cuidado con todo el arsenal de productos inservibles saca-dinero que abundan por doquier.
  6. Evita el uso de móvil o wi-fi en el interior de medios de transporte con carrocería metálica como coches, trenes o aviones. El metal atrapa las ondas y no las deja salir, lo que intensifica mucho el efecto de la radiación.

MEDIDAS DE PROTECCIÓN  PASIVA
Hay radiaciones inalámbricas que nos es imposible evitar ya que llegan de antenas, el wi-fi del vecino o de la calle, u otros aparatos externos sobre los que no tenemos control ni responsabilidad.
Lo primero que habría que preguntarse es con qué derecho traspasa las paredes de nuestro hogar, invadiéndolo, una radiación clasificada por la OMS como posiblemente cancerígena, con miles de estudios que la señalan como dañina para la salud, y que jamás ha demostrado su inocuidad. Radiación de uso comercial que nunca hemos autorizado legalmente para traspasar las paredes de algo tan sagrado como nuestro hogar. ¿No podría considerarse esto una vulneración del derecho a la inviolabilidad de nuestro domicilio?

Contratar a un profesional
Este asunto de las radiaciones es un poco complejo, por lo tanto,  si se puede, lo mejor es contratar los servicios de un profesional con conocimientos y aparatos de medición adecuados, que pueda asesorarnos sobre lo adecuado en nuestro caso concreto. 
Sin embargo, hay que saber que estos servicios suelen tener un precio elevado, y las medidas de protección que después te recomiendan también. En el mercado existen pinturas, protectores para cristales, mallas para alrededor de la cama, cortinas, protectores para el interior de las paredes, entre otras muchísimas cosas. Todo ello además requiere de medidas adicionales como tener una buena toma de tierra en casa, algo imprescindible ya que cortinas y hasta pinturas van conectadas a esta.
Por otro lado, es difícil saber (como en otros servicios) si te van  a recomendar más medidas de las estrictamente necesarias.

Aunque, es indignante que tengamos que estar costeando estas medidas, que además mucha gente no se puede permitir. Son las empresas de Telecomunicaciones y los gobiernos que imponen la irradiación por ley quienes deberían pagar las medidas de protección y el asesoramiento profesional, ya que nos exponen obligatoriamente a una radiación muy cuestionada científicamente, y a la que cada vez hay más personas sensibles ninguneadas (electrohipersensibles). 
Sería más sensato utilizar tecnologías biocompatibles, en lugar de blindarnos en búnkeres anti-radiaciones. La protección sólo es un parche de supervivencia, pero no es vida. Todos nuestros derechos y los del resto de seres vivos están siendo vulnerados por la imposición de estas microondas en el medio ambiente.

Nada de jaulas Faraday
Además, es importante tener en cuenta que aislarse en una casa que parezca una "caja Faraday" (libre de toda radiación) no parece nada recomendable. Una cosa son las radiaciones artificiales dañinas, y otra que nuestro organismo necesita la conexión a las radiaciones ambientales naturales como fuente de bienestar y de equilibrio, ya que se ha adaptado a estas a lo largo de milenios. 


PROTEGERTE POR TU CUENTA
La radiación inalámbrica puede traspasar ventanas, puertas, paredes (dependiendo del grosor y materiales) y todo tipo de superficies, sin embargo, elementos como los metálicos actúan de pantalla que bloquea su paso. Por lo tanto, si tenemos claro de dónde procede la radiación, podemos colocar un elemento metálico a modo de biombo entre esta y nosotros.

¿Qué elementos metálicos funcionarían?
Hay algunos elementos que se consiguen fácilmente en ferreterías o comercios similares, que se pueden usar a modo de pantalla para bloquear el paso a la radiación. En el vídeo que he subido a youtube os enseño algunos de estos, como mallas metálicas, láminas de aluminio o hasta el acolchado de aluminio que venden como aislante térmico y acústico.

No obstante, habrá que tener en cuenta que al ser metálicos pueden ser conductores de electricidad y también cargarse de electricidad estática, así que, ante la duda, consultad siempre con un experto.

Ojalá fuera tan fácil.
Podríamos pensar que es tan sencillo como poner un elemento apantallante entre la radiación y nosotros, y se acabó el problema. Esto puede ser así en algunos casos donde sólo haya un foco de radiación, por ejemplo, una antena frente a tu casa.
Sin embargo, actualmente es complicado encontrar un sólo foco de radiación, ya que además de que podemos encontrar una o varias antenas alrededor de nuestro domicilio, que no sabemos exactamente en qué dirección emiten, también nos encontramos con los wi-fis que nos rodean que suelen tener cientos de metros de alcance, entre otras fuentes de radiación.

Colocar la pantalla estratégicamente, básico para que funcione
Las pantallas protectoras de metal funcionan a modo de espejo donde rebota la radiación por ambas caras. Por lo tanto, la radiación a evitar debe incidir sólo en la cara externa de la pantalla, donde rebotará hacia afuera. Si hubiese algún foco de radiación incidiendo en la cara interior de la pantalla metálica, por ejemplo, desde el wi-fi de un vecino, no sería útil ya que la radiación del wi-fi en lugar de fluir hacia afuera por la pared, quedaría atrapada rebotando dentro de nuestro domicilio, empeorando la situación.
Para que el blindaje funcionara tendríamos que poner también otra pantalla que bloqueara el foco de entrada de radiación de ese wi-fi.

Lo importante aquí es ser capaces de colocar las pantallas estratégicamente, para bloquear los focos de entrada de radiación, ya que si queda uno sin tapar, en muchos casos será como si no hubiésemos hecho nada.

Al menos apantallar la zona de descanso
Si nuestro caso es complicado de solucionar, una opción básica puede ser por lo menos apantallar la zona de descanso, donde dormimos, ya que es importantísimo para la salud tener garantías de un sueño reparador libre de niveles nocivos de radiación electromagnética. Una solución rápida son las mallas que venden para alrededor de la cama, y alfombras para debajo de la misma, o fabricarla nosotros con las telas que venden para tal fin, pero su precio suele ser elevado y requieren de una buena toma de tierra profesional.

Por lo tanto, como vemos, no es tarea fácil buscar soluciones a este problema por nuestra cuenta. Aunque no es imposible, sobre todo si nos hacemos con un utensilio que nos puede facilitar las cosas: un medidor.

PARA OBTENER MEJORES RESULTADOS: UN MEDIDOR
Para tener mejores garantías de que lo que estamos apantallando por nuestra cuenta funciona, sería muy recomendable hacerse con un medidor de alta frecuencia. Con el medidor podremos comprobar los niveles de radiación de nuestro domicilio y compararlos con algunas tablas de referencia (ver enlaces al final). También resulta muy útil para aseguraremos de que las pantallas puestas realmente funcionan.

Son aparatos no demasiado complejos de usar, y que actualmente podemos alquilar por unas horas o días en tiendas especializadas. 
También podemos comprar uno de los aparatos más sencillos, pero los que nos sirven para obtener unos resultados medianamente adecuados están entre 180 y 200 euros. Deben ser medidores de alta frecuencia, los modelos con antena triaxial (bola), y antena logarítmica periódica suelen  ser los más habituales. Los encontraremos en empresas que se dedican a hacer mediciones y medidas de protección contra radiaciones de alta y baja frecuencia, muchas disponen de tienda online.

De todos modos, tengamos en cuenta que estas mediciones con medidor de baja gama y pocos conocimientos no son profesionales, sólo nos sirven a modo de orientación, ya que hay muchos factores que vamos a desconocer. Pero sí pueden ser útiles, por lo menos, para comprobar que reducimos la exposición en casa y detectar si quedan focos de entrada. 

Importante tener en cuenta:
  • Una vez "protegidos", cualquier radiación inalámbrica que utilizáramos dentro del hogar se intensificaría ya que rebotaría en la protección metálica. Por lo tanto, si en algún momento puntual hay que usar un aparato emisor de alta frecuencia será mejor buscar una parte de la casa abierta donde la radiación pueda fluir hacia afuera. 
  • Si queremos poner la protección en una pared que dé con la casa de un vecino, le vamos a mandar de vuelta la radiación, intensificando el efecto en su domicilio. Por lo tanto, sería ético negociar una solución, aún más si hay niños en esa casa, ya que mucha gente no es consciente de los posibles daños de estas radiaciones.

EL VERDADERO CULPABLE: LA EXPOSICIÓN A MICROONDAS
Cada vez son más las denuncias a antenas y movimientos asociativos que están combatiendo esta lacra. Sin embargo, a la hora de denunciar, limitarse a la antena que queda cerca de casa o del colegio no va a la raíz del problema, es un simple y mero parche. Y encima, por ejemplo, ocurre a menudo que después de años de lucha para quitar la antena cercana a un colegio, la quitan, pero la recolocan inmediatamente unos metros más allá, a veces incluso más cerca. 

Es por eso que os dejo con la sabia recomendación que nos dió el Profesor Johansson, "no os preocupéis por las antenas, luchad contra la exposición a las microondas, ese es el verdadero culpable".


Fátima Solé
Naturópata
Resúmenes en inglés de la investigación del grupo de científicos del Bioinitiative Report, que han recogido los hallazgos de miles de estudios independientes de todo el mundo sobre los daños a la salud de estas radiaciones. Son de los años 2012 y 2014 solamente, y como bien nos dijo el Profesor Johansson, esto es sólo una muestra recogida por científicos voluntarios en su ratos libres, pero cada día salen nuevas evidencias.

Resumen Informe Bioiniciativa 2012: Resumen en español del Informe Bioiniciativa del año 2012 que recoge las conclusiones sobre los daños a la salud de miles de estudios científicos independientes consultados.

Conclusiones del informe Bioiniciativa 2012 en inglés.

Mapa localizador de antenas (España).

Tabla Bioinitiative Report 2012 (inglés) Efectos de la exposición a los distintos niveles de radiación en la salud.

Tabla Gigahertz.es del Instituto Alemán de la Bioconstrucción

Canal de youtube de Juan Carlos López Sancho. En él encontraréis bastante información práctica sobre el tema.




Imagen "Mobile Phone Stock Photo" de fantasista, por cortesía de freedigitalphotos.net

sábado, 6 de agosto de 2016

DIY GEL REFRESCANTE PARA PIERNAS CANSADAS

A veces necesitamos un alivio rápido para esa sensación de cansancio y pesadez en nuestras piernas, sobre todo en épocas de calor, si estamos muchas horas de pie, o cuando hay problemas de circulación, varices, etc. Las lociones refrescantes pueden ser un buen apoyo en esos casos, y son muy fáciles de preparar en casa con pocos ingredientes.

A continuación os explico mi propuesta, en ella utilizaremos algunos de los ingredientes más habituales para este tipo de recetas. Pero además, también os dejo ideas para que podáis adaptar la receta a los ingredientes que tengáis en casa o que encontréis más fácilmente.


INGREDIENTES
Dado que emplearemos aloe vera fresco (también podéis usar comercial), haremos la cantidad justa para unos pocos días, ya que se estropea con facilidad. Es importante la calidad de los ingredientes que utilicéis, mejor de producción ecológica, y los aceites esenciales deberían ser obtenidos por destilación de vapor de agua. 
  1. Gel de aloe vera: 60 ml. (cuatro cucharadas). 
  2. Aceite esencial de *ciprés (cupressus sempervirens): 8 gotas
  3. Aceite esencial de mirto (myrtus communis): 8 gotas
  4. Aceite esencial de menta del campo (mentha arvensis): 8 gotas
Gel de aloe vera

Del aloe vera vamos a aprovechar sus propiedades antiinflamatorias, calmantes y refrescantes. Además el gel de aloe es absorbido rápidamente por la piel, esto facilitará la acción del producto y que podamos notar su efecto en poco tiempo. Si bien en la receta vamos a usar gel de aloe fresco, si no tenéis, podéis utilizar un aloe comercial, aunque el efecto será más suave y algunas marcas comerciales llevan aditivos que no siempre son recomendables.

Aceite esencial de *ciprés (cupressus sempervirens)
Es uno de los aceites esenciales más utilizados en preparados para la circulación venosa y linfática por su importante acción descongestiva, astringente, tónica y vasoconstrictora.

Aceite esencial de mirto rojo (myrtus communis)
El aceite esencial de mirto rojo complementa nuestra fórmula pues sirve también de apoyo para la descongestión venosa. Este mirto, cuyo origen suele ser marroquí, tiene un precio más asequible y es el que posee la acción descongestiva venosa que aquí nos interesa.

Aceite esencial de menta del campo (mentha arvensis)
Este es el aceite esencial que le aportará esa sensación refrescante a nuestro gel, además tiene acción vasoconstrictora que facilita la descongestión.. La menta del campo o japonesa posee una concentración de mentol muy elevada que puede llegar al 90%, y que es el responsable del efecto refrigerante y anestésicoSe puede utilizar menta piperita en lugar de menta del campo, aunque el efecto refrescante será un poco menor. La menta añadida a nuestras fórmulas de aceites esenciales ayuda a potenciar su acción y a hacer las mezclas más activas. 



PREPARACIÓN
  1. Extraer el gel de una hoja de aloe vera en el momento, batir con la batidora. Si usáis gel comercial podéis saltaros este paso.
  2. Añadir los aceites esenciales, mezclar bien.
  3. Guardar en la nevera. Se mantendrá en buen estado un máximo de 5 días. Si es aloe comercial puede durar mucho más tiempo.


CÓMO UTILIZARLO
Se puede utilizar de inmediato, entre una y tres veces al día, pero siempre hay que removerlo bien antes del uso. Se aplica dando un suave masaje en dirección ascendente a lo largo de toda la pierna, hasta que se absorba. Este tipo de preparados son para uso puntual, durante unos pocos días, no se aconseja su uso para largos períodos.


IDEAS DE INGREDIENTES ALTERNATIVOS
La receta anterior es sólo una propuesta, ya que son unos cuantos los aceites esenciales utilizados habitualmente para este tipo de fórmulas de piernas cansadas. Por lo tanto podéis ser creativos y adecuar el gel a vuestros gustos, a lo que tengáis en casa, a vuestro presupuesto, o a los aceites esenciales que encontréis en vuestra localidad. Estos son algunos de los más utilizados:

  • lentisco (pistacia lentiscus)
  • *enebro de Virginia (juniperus virginiana)
  • helicriso (helichrysum italicum)
  • *cedro del Atlas (cedrus altlantica)
  • niaulí (melaleuca quinquenervia)
  • geranio (pelargonium asperum)

El lentisco y el helicriso son especialmente valiosos por su potente acción, pero menos usados debido a su elevado precio. También se puede acabar de redondear la fórmula con aceite esencial de lavandín (lavandula burnatii), lavanda (lavandula angustifolia), o naranjo amargo (citrus aurantium), entre otros. El efecto refrescante, no obstante, será difícil de obtener sin añadir menta.

PRECAUCIONES
No apto para mujeres embarazadas, amamantando, o niños.
*Aceites esenciales a evitar cuando hay tumores hormonodependientes: ciprés, cedro del Atlas, enebro de Virginia. Por prudencia, no por evidencia sólida.


Como veis, es bastante fácil realizar este tipo de preparados en casa, cuyos efectos no tienen nada que envidiar a los de los productos comerciales. Y no necesitáis ceñiros a la receta que os propongo, ya que con un poco de información y algo de creatividad, podéis adaptar el gel a lo que tengáis más a mano.


Fátima Solé
Naturópata


IMPORTANTE: ESTA INFORMACIÓN NO ES NI SUSTITUYE LA CONSULTA, TRATAMIENTO O DIAGNÓSTICO DEL PROFESIONAL DE LA SALUD COMPETENTE.


BIBLIOGRAFÍA
Aromaterapia, Dominique baudoux, Editions Amyris, 2008.
Por Una Cosmética Inteligente, Dominique Baudoux, Amyris Ediciones, 2010.
Aromaterapia, Enrique Sanz Bascuñana, Hispano Europea, 2011.
Aloe Vera, Silvia Canevaro, Susaeta Ediciones, 2004.

miércoles, 3 de agosto de 2016

CÓMO HACER PERFUME DE JAZMÍN EN ACEITE

Ya hemos visto en el blog cómo preparar nuestro perfume de rosas en aceite. Hoy comparto con vosotros mi perfume favorito, tanto por el aroma, como por la rapidez de preparación: perfume de jazmín en aceite.

El método es exactamente el mismo que para hacer el de rosas, la diferencia está en el tiempo de preparación, ya que el jazmín libera mucho antes que las rosas su esencia en el aceite, por lo que tendremos nuestro perfume en mucho menos tiempo.


PERFUMES EN ACEITE: OTRO CONCEPTO DE PERFUME

A la hora de hacer perfumes en aceite, hay que entender que este es un concepto de perfume totalmente distinto al que estamos acostumbrados en la actualidad. No son perfumes que se huelan a 20 metros de distancia, agresivos, compitiendo unos con otros en una estancia cuando hay varias personas acicaladas. 
Los perfumes en aceite son uno de los tipos de perfume más antiguos que existen. Son suaves y agradables para la piel, ya que en lugar de resecarla lo que hacen es cuidarla y nutrirla. El aroma se va liberando con el calor corporal, y sólo se percibe en las distancias cortas. Son muy delicados, no tienen nada que ver con la agresividad de las fragancias actuales que suelen estar cargadas de sustancias sintéticas poco recomendables, como químicos  con acción disruptora hormonal.

Adecuado para personas con sensibilidades y alergias
Tanto aroma y fragancia artificial trae como consecuencia que cada vez haya más personas sensibles a los químicos, o alérgicos, que no soportan exponerse a los fuertes perfumes químicos que nos rodean por doquier. 
Por eso, este concepto de perfume en aceite, al ser 100% natural, realizado con materia prima de máxima calidad, orgánica y con flores naturales, puede ser una opción a tener en cuenta para personas con Sensibilidad Química Múltiple o alérgicos que, por supuesto, toleren el aroma natural de las flores.

AROMATERAPIA: PROPIEDADES DEL ACEITE ESENCIAL DE JAZMÍN

El aceite esencial de jazmín ha sido muy valorado desde la antigüedad, y además de su aroma exquisito, posee valiosas propiedades para la piel y se ha utilizado tradicionalmente en aromaterapia para influir sobre las emociones y el estado de ánimo. Estas son algunas de las muchas propiedades que posee:

  • Para la piel: es antiséptico, cicatrizante, antiinflamatorio, analgésico, relajante, tonificante y antibacteriano. Actúa contra las arrugas, eccema, y equilibra la piel tanto grasa como seca, o la calma cuando está irritada o sensible. También ayuda a regular la transpiración excesiva.
  • Emociones: tiene acción sedante, relajante, y calmante, por lo que puede servir de apoyo en casos de agotamiento nervioso, o estrés. También potencia la autoconfianza, optimismo y seguridad, siendo adecuado para cuando estamos con el ánimo bajo, apáticos o indiferentes. Además es una esencia conocida por su acción afrodisíaca.

MÉTODO DE PREPARACIÓN

Ingredientes

  1. Aceite vegetal de aroma neutro como aceite de jojoba o de almendras (sirve cualquier aceite vegetal con poco aroma). Mejor si es orgánico.
  2. Flores de jazmín recién recogidas (por lo tanto, una planta de jazmín a mano que esté en flor). Mejor flores de cultivo orgánico recogidas al atardecer que es cuando la concentración de aceite esencial es mayor.
Preparación
  • Echar el aceite vegetal en un envase de cristal. La cantidad de aceite dependerá de vuestra preferencia o de lo que tengáis. Lo recomendable es adaptar la cantidad de aceite a la cantidad de flores de las que podáis disponer. A partir de 50 o 100 ml. de aceite podemos obtener ya un buen macerado.
  • Echar las flores de jazmín recién recogidas en el aceite, que debe cubrirlas completamente, y cerrar el envase. No importa si tenéis pocas flores, sirve desde una flor hasta las que quepan en el envase. La única diferencia es que cuantas más flores tengáis, antes se hará el perfume. 
  • Hay que dejar el envase en un lugar cálido en el que no le dé la luz del sol directa. Se debe macerar durante un día, después filtrar, y volver a repetir el proceso echando flores frescas de jazmín recién recogidas. Y así hasta que el aceite adquiera el aroma deseado.
Si no tenéis suficientes flores
El jazmín suele ser una planta prolífica, pero puede suceder que tengamos una planta que dé poquitas flores cada vez, o que estemos unos días sin acceso a las flores. No pasa nada. Este método se adapta a lo que tengamos. Podemos estar unos días sin renovar las flores, con el aceite filtrado en "modo de espera", hasta que aparezcan nuevas flores y podamos continuar el proceso, no hay un plazo mínimo ni máximo para realizar nuestro preparado, este es un método flexible.

Lo que sí es importante es no dejar las flores más de un par de días macerando, ya que queremos que estén el tiempo justo para liberar su perfume, pero no tanto como para que comiencen a soltar otras sustancias que podrían estropearlo.

Conservación
El aceite filtrado con el aroma final se conservará mejor en un envase de cristal oscuro a temperatura ambiente, pero si queréis que aguante más tiempo lo podéis guardar en la nevera. La duración de estos perfumes depende de las condiciones de conservación y del aceite base, pero en general, podríamos decir que aguantará en perfecto estado entre unos 6 meses y varios años. Si utilizáis aceite de jojoba como base aguantará más tiempo, ya que este aceite difícilmente se enrancia.

USOS DE ESTE PERFUME DE JAZMÍN
Este perfume lo podéis utilizar de muchas maneras:
  1. Como perfume, esparciendo algunas gotas del mismo en distintas áreas de la piel como muñecas, cuello... etc.
  2. Como aceite de masaje, o aceite corporal. Dejará un excelente aroma en todo el cuerpo y además nos aportará las propiedades de las flores para el cuidado cutáneo, o para el cuidado corporal, por su efecto relajante, antiinflamatorio y analgésico. También es un magnífico aceite hidratante corporal para después de la ducha. Si queréis un acabado más ligero lo podéis aplicar sobre la piel húmeda y luego secar.
  3. A modo de desodorante. Si os agrada la textura en aceite, este perfume puede usarse como desodorante, aplicado en poquísima cantidad en el área de las axilas. Tiene la virtud añadida de que el aceite esencial del jazmín ayuda a regular el exceso de transpiración.
Precauciones
Hay que tener en cuenta que la base de este perfume es un aceite vegetal, por lo tanto, puede manchar la ropa. Así pues, deberemos tener la misma precaución que tendríamos con cualquier aceite que aplicáramos en la superficie cutánea. Será mejor echar poca cantidad, esparcirlo bien, y asegurarnos de que se ha absorbido perfectamente.


PERSONALIZAR EL PERFUME
Aceites esenciales con los que combina
La esencia de jazmín es capaz de redondear casi cualquier perfume y combina bien con la mayoría de notas aromáticas. Algunos de los aceites esenciales más utilizados junto al jazmín son: absoluto de rosa, sándalo, salvia sclarea, cítricos, manzanilla o ylang ylang.

Más ideas: notas de vainilla o de coco
Vainilla 
Una vez terminado nuestro perfume en aceite de jazmín, podríamos jugar con otros aromas naturales para añadirle notas distintas. Por ejemplo, si nos gusta la vainilla, podríamos dejar un poco de vainilla natural en polvo, o un trozo de vaina partida, macerando en el perfume de jazmín durante entre 3 ó 4 semanas. El macerado se agita periódicamente, y después se filtra y se guarda. Así tendremos un perfume de jazmín con notas de vainilla. 
Coco 
Por otro lado, si nos gusta el aroma de coco, podríamos macerar nuestras flores de jazmín en aceite de coco virgen, así el perfume final tendría siempre el delicado aroma del aceite de coco como fondo. 
Como veis este es un perfume exquisito, muy fácil de hacer, y con propiedades tanto para la piel como para ayudar a equilibrar nuestras emociones.

Y es todo un lujo "vestir" tu piel con el aroma de las flores que tú misma has cultivado, sabiendo que así no dañas ni tu salud ni la del medio ambiente. 


Fátima Solé
Naturópata



BIBLIOGRAFÍA
Aromaterapia, Danièle Ryman, editorial Kairós, 2010.
Essential Oils, Julia Lawless, Element Books Limited, 2001.
Aromaterapia, Monika Werner, editorial Hispano Europea, 2004.
El Poder de la Aromaterapia, Lautaro Alex Toledo, Ojos de Papel Ediciones, 2003.